Miércoles, 23 de septiembre de 2020. Última actualización: Hoy

Claudia no ha caído en la trampa

El domingo 13 septiembre, 2020 a las 5:36 pm

Claudia no ha caído en la trampa: Bien por Claudia!!!

Claudia no ha caído en la trampa

Es gobernante, y no puede desconocer el aparato de Estado que la obliga a defender y aplicar la Ley, pero tal parece que ha visualizado el complot contra lo poco de democracia que queda que se está implementando desde los altos poderes políticos y económicos de Colombia, y seguramente desde los EE.UU.

Hay personas que quieren que se comporte como una activista social, y ello es imposible. Precisamente, por esa razón, por Claudia ocupar un cargo tan importante como es el de alcaldesa de Bogotá, es que se convirtió en un estorbo para los conspiradores uribistas y fascistas, que la quieren sacar del escenario del Poder Estatal.

El cálculo de ellos es: Si Claudia no reprime al pueblo y si no se hace la de la vista gorda frente a las fuerzas para-policiales y delincuenciales incrustadas en la Policía, entonces van a decir que ella es enemiga de la institucionalidad y que es cómplice de los vándalos, agitadores y oportunistas políticos. ¡Ojo pues!

Pero Claudia no ha caído en la trampa.

Si los dirigentes políticos colombianos (demócratas de todas las vertientes) no entienden algo tan evidente, si no hacen el esfuerzo de comprender que el uribismo, en su desespero por aprovechar la oportunidad que les ha ofrecido la pandemia, lo que quieren es CERRAR LA DEMOCRACIA, empezando por las Cortes de la Justicia y arrasar con la oposición política, usando un gobierno supremamente débil como el de Duque, es que no entienden nada.

El desespero ha llevado al uribismo a mostrar todas sus cartas:

Atacar al mismo Estado desde adentro, desde la misma Presidencia y Congreso.

Apoderarse de todos los Órganos de Control para no tener límites en su carrera golpista.

Darle poder a los más criminales cuadros y generales del Ejército y de la Policía para generar desde todos los niveles y escenarios una verdadera carnicería, estimulando violencias de todo tipo en campos y ciudades, y desatando la furia asesina de todas sus fuerzas para-policiales y paramilitares.

Pero no podrán, a pesar de las apariencias, son las fuerzas democráticas las que están creciendo, y por ello, debemos actuar con mucha inteligencia, no dejarnos provocar, no dejarnos desesperar. Hay que tener paciencia, refrenamiento, temperancia y mucho cuidado (estar alerta).

El tiempo corre a favor de la democracia y de la paz en Colombia. Son los mafiosos, criminales y fascistas los que están desesperados. Se necesita mucha serenidad y firmeza.

***************************

Otros artículos de este autor publicados en Proclama del Cauca y Valle:

Fernando Dorado
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta