ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 9 de febrero de 2023. Última actualización: Hoy

CHICA ARAÑA (1968)

El lunes 3 abril, 2017 a las 10:16 am

Rodrigo Valencia Q

En esa casa de campo todo es aberrante: las dos chicas subnormales, el síndrome degenerativo del hermano, y la tranquilidad pasmosa del señor tutor ante las circunstancias. Todo tiene atmósfera psicótica, como en HitchcocK: tiniebla anímica, terror amenzante donde no cabe el descanso. Sin embargo, todo se desarrolla con calma; pausadamente, los entreactos asoman su extraño llegar a ser lo que se teme. Y uno es testigo mudo, acomodado en la incapacidad de parar la comedia del horror. Porque en ello el cine es espectáculo que el espectador asume con todas sus consecuencias (y lo mismo en todo arte); hay que aceptar los rangos dramáticos, sean los que sean, y uno sólo puede mirar sin poder torcer los argumentos a favor, caprichos que el cineasta decide entregar a una audiencia para solaz o desesperación. No; tal vez el término exagera; nadie desesperará en un espacio ocupado por el cine; nadie aguantará lo que no puede; si lo hace, es a riesgo propio, y ello también es aberrante, cuando hemos entregado la razón en manos de monstruosas situaciones a contemplar.

Hay voyerismo enfermizo que no se justifica con nada; aceptarlo es un riesgo para el síntoma del morbo. Esta película norteamericana de horror, «Chica araña», dirigida por Jack Hill, de 1968, es un ámbito donde la mirada palpita con la inquietud de lo insano. Es como internarse en un lugar donde no hay calor que disuelva la niebla moral que lo envuelve.

RVQ

https://www.youtube.com/watch?v=wLxGOkgpcw4

 

 

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?