ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 20 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

CHAPLIN, EL GRAN DICTADOR (1940)

El miércoles 18 abril, 2018 a las 1:17 pm

CHAPLIN, EL GRAN DICTADOR (1940)

CHAPLIN, EL GRAN DICTADOR

Generalmente, la caricatura burla o hace crítica; muestra el lado oscuro, cínico, débil, feo, ridículo de las cosas.

En el caso que nos ocupa es el ángulo espantoso, incongruente de una realidad histórica.

Y aquí se muestra diestro Charles Chaplin, en este filme de 1940, cuando la fiebre nazi ya era una temible y real amenaza para el mundo, terrible golpe a la humanidad, a la inteligencia y la cordura.

Chaplin hace gala de sobrada calidad en recursos expresivos; era indudable su genio para comediar situaciones; dotado cineasta para proponer parodias de la realidad; hacía comedia crítica con el virtuosismo más expresivo en su actuación.

Inigualable destreza, soltura y versatilidad, loable maestría lo acompañan en cada situación; en cualquier momento, caracteres y matices son sorpresa, gesto de imaginación y repentismo.

Sin ninguna reserva, su remedo más incisivo ridiculiza aquí al régimen nazi-fascista.

Su pantomima de Hitler (Hynkel aquí) tiene la fuerza y comicidad de una advertencia aleccionadora.

Magistral remedo crítico de un hombre-régimen, en «El gran dictador» lo burlesco fue logrado con la maestría que merece aplauso rotundo.

Y el excepcional discurso moralista del final subsana idealísticamente lo que de otra forma habría sido el gran insulto a toda la humanidad de buena voluntad.

**********RVQ**********

Otras publicaciones de este autor: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/rodrigo-valencia-quijano/

También te puede interesar
Deja Una Respuesta