ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 7 de octubre de 2022. Última actualización: Hoy

CESAR GAVIRIA NO ME REPRESENTA

El miércoles 27 abril, 2022 a las 4:38 pm

CESAR GAVIRIA NO ME REPRESENTA COMO LIBERAL

Ideológicamente me encuentro y prefiero las ideas liberales que gobiernan el mundo, no de otra manera pudiese ser ya que provengo de un sector poblacional que hasta hace 200 años estaba esclavizado. Aunque familiar e individualmente he tenido privilegios de clase media, no por ello me impiden estos ver el grueso de la suerte de la mayoría de las gentes parecidas a mí.

En los siglos XVIII y XIX la lucha por la libertad de los esclavos negros en la Nueva Granada, como le llamaban los españoles a un conjunto de países entre los cuales estamos nosotros los colombianos, convertimos nuestro anhelo de libertad en lucha ligada a nuestro ser.

Para obtener la libertad, como se dice ahora, utilizábamos todos los medios de lucha; verbo y gracia, alzándonos en armas como cimarrones o pícaros ladrones como nos llamaban los españoles, trabajando el doble para “comprar” la libertad, incluso hasta la muerte, en las minas de oro, las haciendas, cañaduzales, algodonales, etc., el servicio doméstico u ofreciéndonos voluntariamente, sin importar el fatal desenlace casi siempre de muerte, o soldadesca y carne de cañón, a las tropas republicanas que luchaban contra las tropas españolas, justamente personificadas en el Libertador Simón Bolívar, o por contera, sirviendo en las mismas condiciones a los ejércitos realistas españoles de Morillo o Sámano, sin importar que fuese en pro o en contra de la república, la meta para el esclavo siempre fue en busca de la Libertad.

Por fortuna a pesar del “conejo” o engaño que algunos sectores esclavistas poderosos de la Nueva Granada le pusieron al libertador Simón Bolívar, había otros sectores guerreristas pero liberales como lo fueron José Hilario López, Obando y Mosquera y se logró en año de 1851 decretar la libertad de los esclavos, así habiéndoles pagado previamente a los esclavistas por la pérdida de estos bienes.

Desde aquel entonces hasta ahora, hemos venido luchando, junto a comunidades indígenas, por la igualdad y nos adscribíamos históricamente en el partido que nos había concedido la libertad en el pasado.

Este movimiento ha tenido mucha beligerancia en Colombia a favor de los sectores menos favorecidos hasta la aparición del Frente Nacional, o manguala partidista, donde liberales y conservadores se repartieron el poder burocrático e hicieron a un lado los ideales y promesas de equidad social.

Terminado el Frente Nacional mencionado, han aparecido otras fuerzas conservadoras más regresivas que las de antaño, con rutilantes denominaciones como “Centro Democrático”, “Cambio Radical”, cuya única finalidad es perpetuarse en el poder con todos los privilegios para unos cuantos, sin proponer algún cambio significativo en pos de la igualdad.

La esperanza seguían siendo las ideas liberales, aunque estas en el manejo y dirección del partido fueron cooptadas por un sector hábil y burocrático pero reaccionario en las propuestas liberales, además proclives a la corrupción política.

Soy de ideas liberales obviamente, pero ese partido, el de Cesar Gaviria, no me representa aun así aparezca como director del susodicho partido, no solo, porque no le veo sustento y mucho menos propuestas a su candidato Federico Gutiérrez, sino porque las compañías de este han sido antagonistas de mi ubicación ideológica y son precisamente el objeto controversial.

********************

Otras publicaciones de este autor:

Néstor Raúl Charrupí Jiménez
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?