ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 1 de febrero de 2023. Última actualización: Hoy

Cedelca reconoce compromiso con Santander de Quilichao pero no pagará

El viernes 24 abril, 2015 a las 7:15 pm

Manuel María Mosquera, gerente de Cedelca

Manuel María Mosquera Fernández de Soto, gerente de Centrales Eléctricas del Cauca, CEDELCA S.A. E.S.P., dialogó ayer con Proclama del Cauca sobre la suspensión del servicio de energía eléctrica a las instalaciones de la administración municipal, el polideportivo, la biblioteca, el estadio de atletismo, entre otras edificaciones, que dispuso la Compañía Energética de Occidente –CEO- desde hace ocho días, paralizando los servicios de atención pública, la semaforización, etc.

Viva la tarde 2

Al ser consultado sobre el porqué CEDELCA, entidad con la cual se firmó desde 1962 la obligación del suministro de energía a cambio de la entrega de la infraestructura que tenía el Municipio de Santander de Quilichao, no había asumido su responsabilidad en este problema y no le entregó a la CEO los compromisos adquiridos, el gerente de CEDELCA aseguró que “somos conscientes de la escritura 1572 de 1962, pero mal haría la empresa en este momento pagar, porque está en litigio esa deuda y solo se puede actuar cuando la justicia ordinaria dirima el pleito”… pues “nuestros asesores jurídicos nos lo han dicho: no se puede actuar”.

Al ser cuestionado Mosquera Fernández de Soto, por su actuación presuntamente de mala fe contra los intereses de los quilichagueños, al no poner en conocimiento en agosto de 2010, cuando asumió la comercialización la CEO, sobre los compromisos de CEDELCA con Quilichao, dijo que “entiendo el sentir del pueblo quilichagueño… pero también debe entender que no podemos atentar contra la misma ley que nos rige…”.

En sus justificaciones Mosquera dijo también que “no hemos tenido reuniones con la Compañía Energética de Occidente ni con la Administración Municipal de Santander de Quilichao… aquí cada quién tira para su lado…”.

El gerente aceptó que de los arrendamientos de la infraestructura eléctrica CEDELCA recibe unos mil millones de pesos mensuales que son invertidos únicamente en pagar deudas con entidades, personas jurídicas y naturales que demandan a la empresa y que además no ha arrojado utilidades en sus balances, concluyendo que por eso se incumplió el compromiso con Santander de Quilichao, asunto que debe seguir esperando soluciones inteligentes e inmediatas por parte de la oficina jurídica del municipio de Santander.

El siguiente fue el diálogo sostenido entre Manuel María Mosquera Fernández de Soto y Proclama del Cauca:

Darío Fernando Reyes Ibáñez, opinó al respecto, en su cuenta Facebook:

Darío Fernando Reyes Ibañez

Darío Fernando Reyes Ibáñez

 

“NO ES CON MARCHAS, INSULTOS O SEÑALAMIENTOS; CON LO QUE SE RESTABLECERÁ EL SUMINISTRO DE ENERGÍA EN OFICINAS Y SECTORES PÚBLICOS DE SANTANDER DE QUILICHAO”.

Pese a reconocer que es enorme el daño social que causa la des conexión del servicio eléctrico en calles y oficinas públicas, insisto que tal situación no se hará reversible con insultos o movilizaciones.

La solución es netamente jurídica y más aún cuando existen cinco procesos judiciales en el Tribunal Administrativo y Consejo de Estado, trámites que involucran la misma pretensión, resolver el contrato entre Cedelca y el Municipio de Santander de Quilichao.

Todos sabemos que la Administración Municipal, tiene dinero en sus cuentas, pero no debe cancelar el servicio de energía… si lo hace automáticamente reconocería la existencia de una obligación incierta que necesariamente debe declarar un operador judicial. De igual modo, si el alcalde paga, podría incurrir en delitos penales y administrativos. A su vez la Compañía Energética de Occidente, no puede dejar de cobrar lo que cree… debe ejecutar, porque al omitirlo compromete su argumento de no tener nada que ver en un contrato firmado entre Cedelca y la Alcaldía, esa es la razón por la que corta la energía a las oficinas públicas.

Recomiendo al señor alcalde que a través de su apoderado solicite al Consejo de Estado decretar medidas cautelares que ordenen la reconexión, hecho que permita regresar al estado inicial sin que el alcalde firme compromisos riesgosos, y sin que sobrevengan males irreparables a la población (inseguridad, accidentes, parálisis administrativa, cese de actividades educativas, bajo recaudo de impuestos etc).

El Código Contencioso en lo Administrativo consagra: En cualquier estado del proceso, a petición de parte debidamente sustentada, podrá el juez o magistrado ponente decretar, en providencia motivada, las medidas cautelares que considere necesarias para proteger y garantizar, provisionalmente, el objeto del proceso y la efectividad de la sentencia.

Las medidas cautelares en los procesos que tengan por finalidad la defensa y protección de los derechos e intereses colectivos y en los procesos de tutela del conocimiento de la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo son procedentes.

Finalmente anoto que la comunidad tiene derecho a marchar, a exigir, a respaldar al gobierno municipal y a expresarse porque finalmente los ciudadanos seremos los más afectados, pero el tema no va a resolverse, ni tan siquiera con reuniones en Bogotá como aconteció el año pasado, citas que en su momento critiqué en el Concejo Municipal al considerar que acuerdos por fuera del proceso resultarían inconvenientes.

Para que todos entendamos lo que pasa el cuento es este:

En el año 1962 el Municipio y Cedelca firmaron un contrato en el que Santander le entrega su Hidroeléctrica en Mondomo y a cambio Cedelca le suministra energía a oficinas, escuelas y alumbrado público, con cargo financiero a lo que genere la central eléctrica.

Posteriormente Cedelca demanda ante el Tribunal Administrativo el contrato argumentando que la energía suministrada en ese entonces no es la misma que hoy en una ciudad tan desarrollada se consume. En esta controversia, el Tribunal le da la razón a Cedelca y el Municipio pierde la primera instancia.

Además de lo anterior, en 1999, la Súperintendencia de Servicios Públicos le quitó la operación del servicio a Cedelca; posteriormente, en el año 2010, se le entregó en concesión la comercialización a la Compañía Energética de Occidente, empresa que hoy es la que corta el suministro de energía a escuelas y oficinas, sosteniendo que el negocio de la hidroeléctrica fue entre Cedelca y el Municipio, no teniendo ellos nada que ver en dicho contrato.

Quilichagueños, esa es la historia.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?