ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 21 de julio de 2024. Última actualización: Hoy

“Cauca tiene gran potencial para salir adelante”: arzobispo de Popayán

El sábado 15 junio, 2024 a las 12:01 pm
“Cauca tiene gran potencial para salir adelante”: arzobispo de Popayán

Felipe Solarte Nates

Después de estar 9 años en Tibú, el Catatumbo y otros en los Llanos, el arzobispo de Popayán, Omar Sánchez Cubillos, manifestó que a pesar de las malas noticias recientes la situación en el departamento del Cauca no es tan critica como en el Catatumbo. “Cuando yo llegué no dejo de sentir que aquí se puede salir adelante. Vieran el Catatumbo de lo que carece, tiene toda esta guerra, tiene toda la coca, tenía todos los actores del conflicto y también un conflicto entre ellos…   un margen de pobreza mucho más elevado… el paso del paramilitarismo fue una página que lastimó mucho territorio…  la cultura de la guerra…   hasta ahora no me he encontrado una carretera que me asuste como las trochas que abundaban allá.

Sus apreciaciones las hizo en la sede arzobispal, ante un grupo de periodistas de Popayán, a los que invitó a “compartir un algo” y presentar su equipo de comunicaciones, después que a las 2 de la tarde del viernes, ofició una misa en recuerdo del periodista Silvio Sierra Sierra, quien hace un mes murió tras ser arrollado por una moto y permanecer hospitalizado y en coma durante varios días.

“Que el espíritu de Silvio, quien también fue seminarista, nos convoque a cumplir una labor superior como personas al servicio de la gente y cumplir una misión positiva y poderosa, como lo es la del periodismo”, manifestó el arzobispo, después de aclarar que no nos habían convocado a una rueda de prensa y más vale a escuchar nuestras opiniones sobre la situación del departamento y las diversas perspectivas sobre posibles salidas a la crisis actual.

“Cauca tiene gran potencial para salir adelante”: arzobispo de Popayán

“Yendo por varios sitios del país estuve en el Catatumbo nueve años en unas condiciones que no son las del Cauca. No. Cuando yo llegué acá, no dejo de sentir que aquí se puede salir adelante.  Es que si ustedes vieran…  Yo no he encontrado ninguna carretera que yo diga: -no carajo, estoy en el Catatumbo. Yo le he dado vuelta a mucha trocha, todavía no a todas, pero no hay una carretera que me asuste. Es que en el Catatumbo: Ecopetrol produciendo petróleo, pero mirando para afuera, era leído como una bendición para unos y una maldición para otros. Parecía una cosa rarísima, al mismo tiempo generaba una dinámica, pero al mismo tiempo otros se sentían maldecidos por el petróleo y por todo lo que eso significaba, muy difícil en el Catatumbo: la cultura de la guerra, todo ese paso del paramilitarismo es una página que lastimó muchísimo territorio. Bueno, podría seguir describiendo, pero culturalmente el potencial de ustedes es enorme en un departamento de personas en una ciudad culta. Yo en Tibú siempre tenía la guerra aquí en la nuca, pero uno aquí anda tranquilo por muchas partes… Bueno, ahora, por lo que nos está pasando, pero en general hay espacios de este territorio que uno no los puede marcar con ese drama. La manera como ustedes son, yo estoy encantado”.

Más adelante comentó que en el Cauca caemos “en la maluca enfermedad del “buenismo”, que se manifiesta en entender bien la difícil situación por la que pasamos, pero nos quedamos paralizados tal como predicó en la fiesta del Sagrado Corazón.  “Y entonces caemos la resignación en la tolerancia con el mal, porque también para sobrevivir empezamos a hacer suavecito y vamos dándole espacio y de alguna manera al leer la realidad la sabemos leer, pero al mismo tiempo la reacción no es una reacción contundente y sufrimos del buenismo. Yo lo noto. Todos son buenos, pero no pasan a cosas buenas. Y el buenismo es malo, pésimo como enfermedad. porque todos tenemos buena intención, pero sin acciones continuas para superar las dificultades. Eso es como lo de las marchas, yo ya construí una ecuación, me tocó ir allá a lo del Congreso de los Pueblos porque habían tomado la nunciatura en ese mes.  …  La ecuación de todas las marchas se resume en una protesta con un bloque de peticiones, una herramienta que es presionar, un diálogo que siempre va a ser la solución mejor inventada para las crisis. Después del diálogo viene un banco de propuestas, una mesa con unos acuerdos; pero la distancia que hay entre el banco de peticiones, el diálogo que se vuelve la herramienta y los acuerdos escritos es corta. Pero del acuerdo a cumplirlo la distancia es larguísima, entonces nadie cumple y al año dicen no nos cumplieron y vuelven los problemas porque hay un gran acumulado de acuerdos incumplidos”.

Posteriormente se refirió al enorme potencial del territorio y los habitantes del Cauca para salir adelante: “Uno mira el campo… yo enamorado de ese cerro de Lerma, y estuve por allá en San Pablo, por allá por arriba, toda esa zona, ¡qué paisajes! Si yo vivo echándole piropos a todo eso. Claro, miro para arriba y digo lástima que eso esté lleno de guerra, pero realmente uno, uno mira el Cauca con lo que yo traigo de experiencia de otras partes del país, también estuve en los llanos. Yo miro el Cauca y ustedes están en unas potencialidades. Solemos en estos diagnósticos mirar solo el carro por debajo de la cosa, y eso nos marca mucho, nos da fuerza, porque claro, hay una cosa que yo he detectado de malo en la cultura de aquí. Es están enredados en unas desconfianzas que han construido históricamente. Están fracturados, pero uno dice: Si llegaran a tener un punto de encuentro, el Cauca lo transforman todos, porque aquí no hay nada que se desperdicia en liderazgo social, en estructuras, todo el movimiento social es la cosa más poderosa que hay. Marcados por ciertas líneas, lo que usted quiera, pero aquí hay gente formada, esta es una ciudad universitaria donde hay más cultura que en otras partes del país”.

“Cauca tiene gran potencial para salir adelante”: arzobispo de Popayán

Recordó que en el Catatumbo no podían poner a competir la yuca con la coca, “pues eso no daba, ahí se fue metiendo la palma de aceite, pero eso se volvió un problema ecológico, etc. El cacao lo arrancaron para sembrar esa coca y el cacao no tiene un mercado importante, pues nadie le pone la escala de valor a eso, y no hay quien lo procese para obtener mayores beneficios…  Pero en el Cauca, yo veo cultivadores de pequeños predios procesando café para exportar. O sea, uno dice un renglón como el café, que me lo estoy tomando y que me encanta. Nosotros allá en la casa de retiro sembramos café y vamos a sacar nuestra marca, el aguacate, todo eso. Entonces yo digo ¿Cómo es que no salimos adelante?”, destacando que “en otra lectura, nosotros somos un tapón, un triste tapón para el país, porque para el país del centro no hay referencia, Cauca no le está aportando nada. Y para el sur, que debería ser una esperanza, después de que la frontera de Venezuela se quebró. A nosotros nos queda el sur, el cono sur del continente, pero nosotros somos el tapón. Eso solo, en el tema de la carretera”.

Más adelante, y para no quedarse en el diagnostico, recordó una experiencia positiva que tuvo antes de venirse del Catatumbo, cuando publicaron un periódico “que no hable sino de lo bueno de Catatumbo y que hable de los buenos”. Se llamaba el Pazificultor, nos lo financió una entidad católica, Sacamos cuatro números hasta cuando yo me vine… recuerdo que contábamos las historias de los buenos, porque siempre en la radio aparecían los malos echando su cuento, los protagonistas de la guerra, todas las cosas dramáticas. Y entonces el periódico no era ni siquiera de iglesia. Nosotros teníamos ahí una franjita al final con un escrito”.

Para finalizar la improvisada reunión, el arzobispo Sánchez Cubillos se mostró dispuesto a colaborar con la publicación de un periódico que destaque a los héroes del bien, que los hay en todas partes” y ofreció hacer gestiones ante universidades ligadas con la iglesia para que programen ciclos de formación académica para los periodistas caucanos “para que aprendan a transmitir una lectura más completa de lo que es el Cauca y ayuden a ser los constructores de paz por todas partes…  No sé si este semestre o el próximo, convocando a algunas universidades que son amigas nuestras, ayudar a formar periodistas para el Cauca que se atrevan un poquito más, que se formen para este conflicto y que aprenda a transmitir una lectura diferente de lo que es el Cauca y que le ayude a cerrar cicatrices entre los diversos los sectores, a hacer cemento y  dejar de fracturar lo que ya está fracturado… el Cauca necesita comunicadores para ayudarle a encontrarse a sí misma y tienen un círculo de influencia que hay que mejorar, cada uno tiene un sector, cada uno tiene una audiencia, cada uno tiene una posición política de lectura, de territorio, pero es la hora de aportarle a la unidad del Cauca…”

Específico que los ciclos de formación para periodistas podrían programarse “en nuestra casa de retiros, o en donde sea, unos, con unos bloques, no llamemos de formación, de construcción y con profesionales que vengan desde otros horizontes, nos oxigenen y nos den cuál sería el deseo, el objetivo, nos den un enfoque para comunicar hacia la dirección de construcción de Paz. Ustedes saben leer las realidades que se ven, pero, pero claro, aquí hay gente que a veces en los medios hace una figura muy tremenda a la hora de polarizar. Pero miren, lo regional tiene valor, mucho valor, si ustedes todos se ponen en una perspectiva, sin faltar a la objetividad, de ayudar a sellar fracturas y heridas y hacerle ver a la gente otras perspectivas desde el periodismo regional diferentes a las de ese periodismo nacional, porque allá nos relatan como quieren y dando primacía a la violencia y tragedias… Yo creo que esta reunión tiene un propósito, yo digo, nada es fortuito. Silvio está haciendo la tarea. Yo creo que sí, pero Silvio nos tiene aquí, este regalo, si me aceptan: Hay un proyecto que ya está caminando, de línea alemana, que se llama Leapaz y nos lo propusieron y somos el piloto para el sur. De ahí puedo sacar una dependencia, porque Leapaz se ocupa de poner para la comunicación interna nuestra la información más correcta, más objetiva, menos envenenada, menos mala. Y ponerla al servicio de los operadores. Pero desde ese proyecto podríamos hacer un piloto para acá, valorando lo regional y con el propósito común de que ayúdenos al Cauca a avanzar en esta cultura al servicio de la paz”.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?