ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 29 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

Caso Anderson Arboleda queda en manos de la Procuraduría

El miércoles 17 junio, 2020 a las 4:46 pm
Caso Anderson Arboleda queda en manos de la Procuraduría
Imagen: archivo particular – suministrada.

Caso Anderson Arboleda queda en manos de la Procuraduría

El Ministerio Público asumió, por poder preferente, el proceso por la muerte del joven de 20 años.

La Procuraduría General de la Nación asumió por poder preferente el proceso que adelantaba la Policía Nacional por la muerte del joven Anderson Andrés Arboleda, ocurrida el 21 de mayo pasado, luego de que supuestamente fuera golpeado por agentes de la Estación de Policía de Puerto Tejada, Cauca.

La Delegada para los Derechos Humanos asumió la indagación iniciada por la Procuraduría Provincial de Santander de Quilichao, Cauca, con apoyo de la Personería de Puerto Tejada.

Así mismo, se constituyó una agencia especial para que un procurador judicial intervenga en el proceso penal y se garantice el debido proceso, la celeridad de las actuaciones, los derechos de las víctimas y evitar así que el caso caiga en la impunidad.

Inicialmente, el ente de control ordenó la práctica de pruebas para identificar a los miembros de la Policía nacional que presuntamente habrían agredido al joven por desatender las órdenes de cuarentena y distanciamiento social.

Antecedentes

La agresión contra el joven se habría registrado la noche del 19 de mayo cuando se encontraba en la calle.

Según la versión de los familiares de Arboleda, esa noche se habría registrado una riña callejera en la que intervinieron varios uniformados de la Policía, en ese momento el joven recibió un golpe en la cabeza que le causó la muerte en la Clínica Valle de Lili de la ciudad de Cali.

Anderson Arboleda había nacido el 1 de julio del año 2000. Siempre estuvo al cuidado de su abuela, porque su mamá trabaja como ama de casa en Cali. Hace un año decidió prestar el servicio militar, pero faltando dos meses para terminar, desertó.

Su comandante de turno lo fue a buscar hasta la casa y le pidió regresar. “Le preguntó qué había visto, qué le disgustó; le decía que terminara, que él era un buen muchacho. Ese señor quería a Anderson como si fuera un hijo. Quedaron en que regresaría, pero se desató la pandemia”, afirmó Fabio Torres, su padrastro.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta