ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 15 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

Casco urbano de Corinto amaneció pintado por el EPL

El miércoles 17 mayo, 2017 a las 11:15 pm

Sorprendidos y preocupados amanecieron los habitantes del casco urbano de Corinto al ver que algunas paredes fueron pintadas con letreros alusivos al EPL – Frente de guerra – Arley peñaranda Rodríguez.

Justo cuando se está hablando de la implementación de los acuerdos de paz, de la sustitución de cultivos ilícitos, la legalización de la marihuana con fines médicos, de la reconciliación interétnica, de una reforma agraria integral, de la reparación integral a las víctimas del conflicto que se desenvolvió en esta región por más de 50 años, y con las comunidades y su Administración Municipal preparándose para un proceso de posconflicto con las FARC, aparecen letreros invocando el regreso a la guerra con otros actores armados, hasta ahora desconocidos.

Esta pintada de paredes se suma al desconcierto, desconfianza e inseguridad que sobrelleva el norte del Cauca desde principios de este 2017, por la incursión de nuevos grupos armados que ya son evidentes además en el municipio de Toribio, en El Palo y en la vereda de La Cuchilla, municipio de Caloto, entre ellos el Ejército Popular de Liberación (EPL) del que se afirma en voz muy baja, “muchos son los mismos de siempre, son disidentes de las FARC”.

Es que después de casi dos años de relativa calma, las comunidades de gran parte de las veredas corinteñas han denunciado en los últimos meses presencia de personas enmascaradas y armadas en la noche, reclutamiento de jóvenes, pintadas del EPL, y militarización de fincas privadas. “Nos toca enfrentar las secuelas del post-conflicto o la postguerra y esta es solo la cota inicial”, dijo uno de los dirigentes indígenas entrevistados por Proclama del Cauca, quien además sostuvo que “el EPL es un grupo protector de los narcotraficantes en el norte del país –y se preguntó- ¿será que vienen con la misma lógica aquí? Una de las variables determinantes es efectivamente la abundancia de cultivos ilícitos en el municipio de Corinto.

Por estas circunstancias, a finales del mes de abril, las autoridades tradicionales indígenas convocaron una multitudinaria asamblea de control territorial en la que participaron representantes de las Zonas de Reserva Campesina, reconociendo que el norte del Cauca es un territorio con vasta pluralidad de colectivos y organizaciones que no siempre miran hacia la misma dirección, pero que van a trabajar en unidad, coincidiendo con el inicio de la implementación del Acuerdo Final para una Paz Estable y Duradera.

Como conclusión de aquella asamblea, realizada en la vereda Carrizales, con la participación de las 37 veredas del resguardo indígena de Corinto, y que contó con la presencia de delegaciones de los otros resguardos del norte del Cauca, en una sola voz de unidad y resistencia dijeron ¡No más! a la presencia de organizaciones militares y grupos armados en los territorios indígenas, sean estos de origen legal o ilegal, sean estos de izquierda o derecha, ya que ningún grupo armado puede suplantar el poder de decisión de las comunidades y sus asambleas.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?