Miércoles, 1 de febrero de 2023. Última actualización: Hoy

Carta al maestro Antanas Mockus

El jueves 12 febrero, 2015 a las 11:29 am
Germán Pabón Gómez

Germán Pabón Gómez – http://abretehuecoyandelcarrusel.blogspot.com/2015/02/carta-al-maestro-antanas-mockus.html

Apreciado y admirado Maestro de Maestros Antanas Mockus:

Desde el claustro de Santo Domingo de la Facultad de Derecho de la Universidad del Cauca, reciba nuestro saludo afectuoso de solidaridad, y de repudio contra los embates mediáticos de la extrema derecha quienes de manera monstruosa han pretendido atentar contra su dignidad.

Claustro de Santo Domingo - Facultad de Derecho Unicauca

Claustro de Santo Domingo – Facultad de Derecho Unicauca

Profesor Mockus, la comunidad de estudiantes y profesores de la Universidad Nacional, universidades públicas y privadas de Colombia y el exterior, conocemos con suficiencia y como hechos notorios su pulcritud y transparencia, puesta a pruebas de valoración en todos los escenarios en los que usted se ha desempeñado como ‘Maestro de Maestros’ construyendo academia.

Los caníbales de la extrema derecha y amantes de la propaganda malandrina, quienes se deleitan descuartizando la dignidad humana de todos aquellos que no hacen parte de su horda de bárbaros, no poseen la capacidad de aprehender lo que significa multiplicar la carroña y el hambre del asedio infamante, contra hombres y mujeres que eligen para saciar la crueldad desenfrenada en el combate rastrero, la cual constituye su único alimento de bazofias para regurgitar el odio.

ANTANAS MOCKUSProfesor Antanas Mockus, sea la oportunidad para recordar a Michel de Montaigne, cuando en su ensayo acerca de los caníbales nos decía:

«Creo que hay más barbarie en comerse a un hombre vivo que en comerlo muerto; en desgarrar con tormentos y torturas a un cuerpo lleno aún de sensibilidad, hacerlo asar cuidadosamente, hacer que lo muerdan y maten perros y cerdos – como lo hemos leído», y plagiando a Montaigne, lo que es peor, no «bajo el pretexto de la piedad y religión» sino bajo el pretexto de la seguridad democrática.

Profesor Antanas Mockus, los campaneros de la guerra, aquellos quienes se aliaron con el paramilitarismo con el propósito de convertir a Colombia en el cementerio más grande de América, no entienden que entre contratar para el constructor de la Paz, y concertarse para poner en marcha el proyecto de holocausto paramilitar, existen diferencias. En efecto:

Las evidencias históricas que ahora traducen hechos notorios, nos revelan de manera incontrastable que el alcance y poderío de las alianzas macabras del paramilitarismo en Colombia se propusieron apoderarse del Estado en su conjunto, mediante la imposición de candidatos a diversos cargos públicos de la más alta jerarquía, valga decir, con el objetivo de apoyar, financiar, controlar elecciones en los municipios, departamentos, a nivel nacional, proyecto que se puso a cabalgar con crines de fuego a través de diferentes pactos (réplicas del de Ralito) que se suscribieron en diferentes regiones a lo largo y ancho del territorio colombiano.

Aquellas macabras alianzas entre caníbales de Refundación de la Patria, destrucción del Estado constitucional, social y democrático de derecho, arquitectura del Estado (Para-Estado Mafioso), constituyeron un proyecto político-criminal en el que consumaron innumerables delitos comunes, delitos atroces y crímenes de lesa humanidad que se ejecutaron a través de coautorías por cadenas de mandos y diferentes modalidades de autoría material, mediata, y participación de los artículos 29 y 30 de la ley 599 de 2000.

En efecto, a través de lo macabro se concertaron paramilitares con alcaldes, concejales, diputados, gobernadores, con mandos medios y algunas jerarquías de las Fuerzas Armadas y de la Policía, y con candidatos al Senado de la República y Cámara de Representantes.

Esa concertación espectral entre servidores públicos, alcaldes, concejales, diputados, gobernadores, algunos senadores de la República, representantes a la Cámara y las Auto Defensas Unidas de Colombia (AUC), no se consolidó a título de ciudadanos comunes, de manera indiferente, desposeída de intereses políticos, sino debido a los cargos que unos desempeñaban, y a los que otros aspiraban los eligieran.

En ese horizonte, ese sí, de alianzas macabras, apostaron a construir un Estado Para-Mafioso con proyecciones hacia lo nacional y las regiones.

La finalidad paramilitar de contratar y concertarse para el canibalismo, de refundar la Patria bajo el imperio de la barbarie, el terrorismo y la devastación, ese sí, fue un proyecto de alianzas macabras.

Profesor Mockus, contratar a favor de la Paz y el derecho a la vida, y marchar a favor de ese propósito ciudadano, jamás constituye indignidad. Todo lo contrario, traduce virtud y magnanimidad.

Con nuestro afecto inmenso, desde nuestra Facultad de Derecho de la Universidad del Cauca, recuerde con Montaigne que:

«El papel propio de la verdadera victoria es la lucha no la salvación, y que el honor de la virtud radica en combatir, no en vencer».

Abrazo enorme, Profesor de Profesores,

germanpabon@hotmail.com

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?