ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 17 de julio de 2018. Última actualización: Hoy

Campesinos denuncian abusos de autoridades indígenas

El lunes 11 junio, 2018 a las 6:29 pm
Campesinos denuncian abusos de autoridades indígenas

Imagen de referencia, tomada de: https://bit.ly/2sQ0bDn

Campesinos denuncian abusos de autoridades indígenas

En un comunicado expedido por la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia, ANUC, con sede en el Municipio de Santander de Quilichao, dirigido al Equipo Coordinador CENSO DANE 2018, a la Defensoría del Pueblo y a la Secretaría de Gobierno Municipal, se denuncia que miembros de la guardia indígena de los cabildos afiliados al CRIC, han impedido la libre movilidad y desplazamiento de los funcionarios del DANE que realizan el censo en las veredas de este municipio del norte del Cauca.

En el documento, que conoció directamente Proclama del Cauca, los directivos de la ANUC denuncian que el presunto abuso de autoridad ocurrió en la vereda Agua Blanca el día 24 de mayo pasado, en la vereda San Pedro el día 29 del mismo mes y en la vereda Mondomito al otro día, sitios “donde hubo retención y agresión o insulto a los funcionarios del DANE, lo que consideramos como un intento de secuestro”.

En estas circunstancias, la ANUC propone el acompañamiento de las comunidades campesinas al equipo realizador del CENSO DANE 2018 para garantizar “el libre desplazamiento y movilidad del equipo que realiza el censo en las veredas, con la finalidad de que se efectúe dicho trabajo sin contratiempos. Para tal efecto, requerimos una coordinación precisa para poner a estas comunidades en conocimiento de las fechas, horas y veredas donde se realizará cada jornada”. Así mismo, reitera que “en nuestros territorios campesinos la autoridad legal es el Estado con sus entidades político administrativas, fuerzas del orden e instituciones, incluyendo el DANE…” y que “reconocemos y respetamos a las autoridades propias indígenas y afrocolombianas, pero estas autoridades no nos rigen ni nos representan”.

Por otra parte, la comunidad campesina al rechazar categóricamente “el accionar arbitrario de la Guardia Indígena del CRIC en territorios campesinos” recordó que “para el caso puntual del municipio de Santander de Quilichao, en reiteradas ocasiones hemos venido solicitando a las autoridades competentes, se lleve a cabo el proceso de Ordenamiento Territorial del Municipio, solicitud que hasta el momento no ha tenido respuesta oficial. La última reunión para exponer el tema fue el 21 de octubre de 2017 con las autoridades municipales y líderes comunitarios, sin mayores resultados por parte de las instituciones. Dicho ordenamiento debe reflejar la presencia real y el límite de los resguardos indígenas y consejos comunitarios en los territorios, en aras de establecer claramente hasta dónde pueden ejercer autoridad propia estas comunidades, dentro de lo que el Estado Colombiano les permite”.

En lo que hace referencia con el Censo Poblacional, los directivos de la ANUC sostienen que “para el municipio de Santander de Quilichao se emitió una cartografía donde aparece claramente identificada la presencia de resguardos indígenas y comunidades afrocolombianas donde explícitamente se indican cuáles son esos sitios donde sería aplicable el acuerdo previo para la realización del censo, que en ningún caso abarca veredas completas, pues el resto de la población es de carácter campesino”.

Finalmente, “reiteramos que como organización campesina la ANUC propende por una convivencia pacífica en los territorios, donde debe primar el respeto en todo sentido. Reconocemos el proceso indígena del CRIC, pero las instituciones del Estado, la comunidad internacional y la opinión pública en general, deben saber que en el departamento del Cauca y en especial los municipios de Santander de Quilichao, Caldono y Corinto, existen comunidades campesinas y comunidades indígenas NO CRIC, que vienen siendo atropelladas por el CRIC y sus cabildos quienes utilizan la guardia indígena como mecanismo de control territorial, abusando de la autoridad que el Estado les ha concedido”.

Por último, el comunicado enfatiza: “Nuestro mensaje es claro, los campesinos somos pacíficos pero estamos dispuestos a defender nuestros territorios, nuestro patrimonio, nuestra propiedad y en especial nuestra identidad cultural y el oficio que desempeñamos como productores  de alimentos”.