ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 23 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

Cambio climático y seguridad alimentaria

El lunes 24 enero, 2022 a las 9:53 am
Cambio climático y seguridad alimentaria
“El Naufragio” / De Carmelo González

Cambio climático y seguridad alimentaria[1]

Alejandro Guzmán Maldonado

Según el último Censo Nacional Agropecuario (2014) en el municipio de Santander de Quilichao todavía se encuentran algunas granjas familiares a pesar de la expansión del cultivo de la caña de azúcar durante la última mitad del siglo XX.

Durante los últimos cuatro años (2018-2021) se ha trabajado en una de estas granjas familiares que todavía resisten al monocultivo de la caña de azúcar.

Este ensayo analiza el trabajo realizado por la Hacienda Tinajas, una granja familiar en el municipio de Santander de Quilichao. Se argumenta que los aportes de esta granja a la seguridad alimentaria son significativos y se explican las estrategias económicas y ambientales de la granja.

La Hacienda Tinajas emerge de la Hacienda de Japio, la hacienda colonial más importante en la región. El tamaño de esta granja familiar es de 250 hectáreas y pertenece a las granjas familiares más grandes ya que el 95% de las unidades en la región es menor de 10 hectáreas, 75% menores de 3 hectáreas y 1% mayor a 200 hectáreas. A pesar del tamaño, esta granja implementa un modo de producción familiar parecido a otras de menor tamaño. La mano de obra familiar y los bienes de autoconsumo son para la granja igual o más importantes que los bienes mercantiles y su combinación actúa como una estrategia de resistencia por parte de los propietarios de la granja y sus trabajadores.

A partir del año 2018 la granja familiar del estudio ha podido incorporar lo tradicional y lo moderno en su modelo de trabajo. Como todas las unidades familiares productivas agropecuarias del municipio, Hacienda Tinajas está totalmente rodeada de caña de azúcar por 3 ingenios azucareros y se distingue porque está innovado en el manejo del medio ambiente, restaurando bosques y humedales, porque inició un proceso de diversificación de la producción con arroz, caña de azúcar, yuca, ganadería doble propósito y pan coger. Por ejemplo, en la granja se trabaja en la restauración de humedales de tipo palustre-permanente-emergente propios de un delta abanico [2] y que amortiguan y filtran las aguas que vienen del sur (ver Jaramillo, U., Cortés-Duque, J. y Flórez, C. (eds.). 2015). Del lado productivo, estos suelos tienen una vocación particular para cultivo de arroz, yuca y cítricos que ahí se están desarrollando.[3]

El trabajo asalariado de la granja pasa de generación en generación entre afros e indígenas y el trabajo de los propietarios mestizos de la granja también. Además, se observa que persisten practicas artesanales como la pesca y la recolección de junco para hacer sudaderos[4]. Estas personas se identifican como campesinos sin tierra vinculados social e históricamente con los propietarios de la granja[5]. La señora Olegaria Caicedo[6] junquera tradicional de la zona es un ejemplo. Ella nos cuenta cómo la recolección de junco le permitió obtener ingresos para levantar a sus hijos.

Hoy en día la granja debe soportar diferentes consecuencias del cambio climático ocasionadas por las formas productivas dominantes de producción antiguas (ganadería) y presentes (caña de azúcar). Un vistazo a las diferentes intervenciones artesanales e industriales nos sirve para entender los efectos del cambio climático. Por ejemplo, para darle agua al ganado, el Humedal Tinajas (de tipo palustre-permanente-emergente) fue y sigue siendo intervenido con pala para retirar la flora y el lodo en áreas de aproximadamente 30 metros cuadrados. Otras técnicas tradicionales para crear espejos de agua son y siguen siendo los jarillones[7] artesanales. Ambas alteraciones antrópicas no han generado un desbalance eco sistémico en el humedal significativo ya que se mantuvo la fauna y la flora para purificar y retener el agua.

Sin embargo, con la incursión de la caña de azúcar las presiones antrópicas sobre el Humedal Tinajas fueron cada vez mayores. Se comenzaron a instalar motobombas para regar la caña de azúcar a partir de los humedales y cuando estos no dieron abasto, ingresaron retroexcavadoras para profundizar el piso alterando el curso de las aguas y el equilibrio ecosistémico.

La ganadería extensiva desde la Colonia ha sido devastadora con los bosques nativos. Hacienda Tinajas está haciendo sembratones para restaurar los bosques, haciendo rondas hídricas alrededor de los diferentes tipos de humedales[8].

Con relación al humedal de la quebrada La Quebrada la intervención antrópica ha sido diferente. Aquí se construye un jarillón con retroexcavadoras para evitar las inundaciones de la quebrada sobre los cultivos de caña de azúcar. Pero la cantidad de palos que baja de la montaña represa el agua y revienta el jarillón.

Cambio climático y seguridad alimentaria

¿Pero por qué la granja familiar Hacienda Tinajas es una unidad atípica? Esta pregunta está relacionada con la tenencia de la tierra. Para el caso de las propiedades vecinas, fue notorio cómo las mujeres hijas de hacendados fueron vendiendo la tierra (para comprar propiedad raíz en las ciudades) o la fueron arrendando a los ingenios de caña de azúcar para obtener una renta que les permitiera mantener un buen nivel de consumo en la ciudad. Este mismo comportamiento también lo tuvieron los hombres hijos de hacendados que no lograron establecer un estrecho vínculo de trabajo con la tierra. Los propietarios de la tierra se caracterizaron por ausentarse y dedicarse a otras actividades económicas en las ciudades. Algunos oficios de los propietarios de la tierra de la tierra fueron: profesores universitarios, abogados, arquitectos, administradores, artistas o políticos. Y los que no tuvieron oficio fueron simplemente rentistas.

En síntesis, cuando las tierras aledañas a la granja familiar pertenecen algún ingenio es por una de las siguientes razones: porque los herederos de la tierra la vendieron o por que los herederos de la tierra la arrendaron algún ingenio. Los únicos que no son ingenio y que cultivan la caña directamente en la región son los propietarios de la granja familiar Hacienda Tinajas.  

¿Pero por qué la tenencia de la tierra es tan importante para enfrentar el cambio climático y la inseguridad alimentaria?

El sistema industrial del cultivo de la caña de azúcar maneja un tipo de racionalidad capitalista que se caracteriza y se diferencia de la granja familiar cuando analizamos las velocidades con las que se adoptan medidas frente al cambio climático y la diversidad ambiental y productiva. Por ejemplo, se encuentran dobles discursos en los diferentes rangos de la estructura de trabajo de los ingenios vecinos a la granja. La implementación de prácticas ambientales en estas estructuras laborales pasa a un segundo plano ya que la racionalidad del trabajador agrícola, el cabo y el agrónomo está fijada en conseguir un salario para la supervivencia y la del capitalista, fijada en la producción que maximiza las utilidades de su empresa. El corto plazo es más importante que el largo plazo.

En la granja familiar los propietarios son al mismo tiempo trabajadores agrícolas, administradores y empresarios. La familia está muy interesada en conservar los recursos naturales porque sin ellos no puede subsistir. Por lo tanto, hay una mayor eficiencia y conocimiento de los problemas productivos y ambientales. El corto plazo es tan importante como el largo plazo.

En conclusión, el paisaje y la biodiversidad de la antigua hacienda ganadera en Santander de Quilichao se transforma de un solo sistema productivo a otro sistema productivo dejando en el camino una unidad productiva agropecuaria que diversifica la producción y el ecosistema. Esta unidad productiva es representativa de un modelo de desarrollo sostenible por sus aportes al medio ambiente y la seguridad alimentaria. Si bien es importante la economía del azúcar también es importante la economía de grajas familiares. Por esta razón debe haber una política rural mixta que combine ambos modelos de desarrollo para hacer frente a los retos que impone el cambio climático. [9]

Bibliografía

González, Adel (S.F), Características del suelo Villarrica (Cauca, Colombia). Documento encontrado en internet.
file:///C:/Users/Alejandro%20Guzman/Desktop/beneficios%20por%20conservac%C3%ADon/suelos%20villarica.pdf
Instituto  Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) Atlas de la distribución de la propiedad rural en Colombia /  El Instituto. — Bogotá: Imprenta  Nacional  de  Colombia, 2012.
Jaramillo, U., Cortés-Duque, J. y Flórez, C. (eds.). 2015. Colombia Anfibia. Un país de humedales. Volumen 1. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Bogotá D. C., Colombia. 140 pp.
Jaramillo, U., Cortés-Duque, J. y Flórez, C. (eds.). 2016. Colombia Anfibia, un país de humedales. Volumen II. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Bogotá, D. C., Colombia. 116 p.
Paredes, David (2020), Estructura agraria y productividad de la tierra en el norte del Cauca, Trabajo de Grado. Departamento de Economía, Universidad del Valle, Cali.


[1] Ponencia presentada en el comité ambiental de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) seccional norte del Cauca el 27 de mayo de 2021.

[2] Los deltas con forma de abanico siempre se forman cuando el agua cae a una superficie plana.

[3] Suelos arcillosos, ácidos y poco fértiles pero de buen drenaje (González, S.F).

[4] Especie de alfombra que usan los caballos o las mulas para que la montura no incomode al animal.

[5] Sin embargo, algunas practicas que afectan la pesca artesanal son: la cantidad de pescadores, la pesca en épocas de verano y el uso de la red.

[6] Una junquera afro descendiente tradicional de la zona.

[7] Terraplén que sirve para retener el curso del agua.

[8] El humedal esta inventariado por la World Wide Fund for Nature (WWF) y aparece en el inventario de la Corporación Autónoma regional del Cauca (CRC)

[9] El humedal esta inventariado por la World Wide Fund for Nature (WWF) y aparece en el inventario de la Corporación Autónoma regional del Cauca (CRC)

***************************

Otras publicaciones de este autor:

La ganadería a comienzos del siglo XXI
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?