Domingo, 3 de julio de 2022. Última actualización: Hoy

Cambiar o dejar de existir

El martes 14 diciembre, 2021 a las 9:43 am
Imagen cortesía de: www.itu.int

Cambiar o dejar de existir

Por: Mauricio Salgado Castilla@salgadomg

El cielo se llenó de luces brillantes, que, con su estruendo rompieron la noche en mil pedazos, la emoción de unos segundos se disipó dejando solo el humo, que, como un maleante nocturno, se ocultó mezclándose con los otros millones de moléculas contaminantes, son innumerables las especies afectadas, en especial de aves que incrementan los ya graves problemas respiratorios de millones de personas.  

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 98% de las ciudades de países de ingresos bajos y medios no cumple con los niveles seguros de calidad del aire, en los países de ingresos altos, ese porcentaje disminuye al 56%.

Los líderes mundiales de 198 países, agrupados en la ONU, el 25 de septiembre de 2015, acordaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos para el 2030.

A solo nueve años, son pocos los esfuerzos que se están haciendo para lograrlos, cambiar en lo personal, en las comunidades, empresas y gobiernos no es fácil.

Estamos en la época del año, en que las personas, empresas y gobiernos hacen balances, los diagnósticos de la situación son extensos, son sólidos estudios y se proponen cambios, que difícilmente se alcanzan, aquí presentamos una guía de cómo ser exitoso en el proceso:  

1.   Crear el sentido de urgencia. Con frecuencia lo importante no se hace, así la palabra indique lo relevante que es, se termina haciendo lo urgente, luego que se motive al cambio, es necesario que se perciba como inaplazable, el objetivo debe tomar prioridad por encima de todo, por ejemplo, muchas personas saben que aprender inglés, es un requisito indispensable para terminar una carrera, para obtener un mejor puesto, pero año a año lo posponen, hay que catalogarlo cómo algo que es inminente de hacer.  

2.   Liderar el cambio. Las organizaciones saben lo difícil que es realizar cambios, así sean necesarios para que puedan sobrevivir, hace falta que alguien con autoridad, con respeto lo lidere, Richard Branson, es un buen ejemplo, de un líder que ha generado cambios importantes, en la producción musical, en las aerolíneas, en las comunicaciones, en vuelos espaciales, él es un líder del cambio.   

3.   Alinear a los integrantes del equipo en el proceso de cambio. Son muchas las personas que recorren el camino de Santiago de Compostela, pero todos caminan hacia el mismo objetivo así lo hagan por diferentes razones y a diferentes velocidades.

4.   Visión compartida. Las personas se involucran en los cambios, cuando se sientan parte del proceso, se ven dónde van a quedar.  Si a un cajero de un almacén le piden que ayude en el cambio a cajas automatizadas, si no le explican donde quedará una vez se implementen; cómo puede ser de supervisor del proceso, de asesor para las personas puedan efectuar hacer los pagos o después de capacitación, en el proceso central de las cajas, no será parte del cambio, sino por el contrario hará lo posible por detenerlo. En los próximos años, se perderán 80 millones de trabajos que asumirán los computadores, pero se abrirán 130 millones de puestos en mantenimiento, creación de código de software, contact centers, atención a las personas. El cambio es parte de la vida personal y organizacional, lo importante es saber dónde quedarán las personas.    

5.   Beneficios de todo el proceso de cambio. Conocer de antemano en que se benefician las personas, la organización y los clientes, motivan a favorecer el cambio, estos deben ser lo más precisos posibles. Se asume que las personas al terminar estudios profesionales o técnicos sus vidas cambian para mejor automáticamente y son muchas las historias de lo contrario. Es necesario más allá de los estudios realizar cambios para que la vida mejore.   

6.   Un paso a la vez. No hay cambios fáciles, por eso es mejor dividir el proceso en pasos, tan pequeños cómo sean necesarios, estos deben poderse evidenciar para apreciar que se está avanzando, es cómo el contador de pasos en el camino de Compostela. 

Si retomamos los Objetivos de Desarrollo Sostenible: erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad, desde el punto de vista personal, ¿Qué estoy haciendo para alcanzarlos?, estos no son exclusivos de los gobiernos, son de cada una de las personas, no es válido decir ¨Siempre hemos hecho las cosas de esta forma y funciona¨ el cambio climático, es un hecho, los titulares de los periódicos muestran que están sucediendo los mayores desastres naturales de la historia moderna de la humanidad, con cuantiosos costos en vidas y recursos, con familias que ya no serán cómo eran antes.

Nadie se escapa de esto y todos podemos hacer algo desde nuestro mundo personal para CAMBIAR, por nosotros, nuestros hijos y por todas las personas. Por ejemplo, en París es prohibido prender chimeneas con leña o carbón, parece poco, cómo es dejar de quemar pólvora en todas partes, pero si sumamos todos los esfuerzos, las grandes empresas y los gobiernos tomarán acciones urgentes, si no lo hacemos simplemente dejaremos de existir.

 ¿Qué puedes hacer en esta Navidad para mitigar la pobreza, el cambio climático y aumentar la prosperidad de todos?

******************************************************

Lee otros artículos de opinión aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?