Viernes, 4 de diciembre de 2020. Última actualización: Hoy

Cali Rural, Una Vuelta a la Montaña

El miércoles 10 julio, 2013 a las 2:25 pm
chiva montaña

Por: Doly Enríquez, Poeta y Periodista

Emprende el viaje por una comunidad anfitriona partícipe de los sueños con su cotidianidad

Esta oferta turística comunitaria es uno de los destinos de los Juegos Mundiales 2013

A las 8 de la mañana del sábado 6 de Julio de 2013, saliendo en chiva desde el Centro Cultural de Cali, periodistas dimos inicio a reconocer en esta oportunidad, la Ruta de la Montaña, comprendida por corregimientos como Pance, La Buitrera, Villa Carmelo, que en esta ocasión visitamos.

Atravesamos Cali entre dinámicas coordinadas por Luisa Fernanda Vanegas y María de los Ángeles González; oriundas del corregimiento de Pance, donde está el Ecoparque que tantas veces ha sido destino principal de los paseos de olla, sobre todo los domingos.

farallones

Antes de  dejar la ciudad, una parada para apreciar los hermosos e imponentes Farallones de Cali.

paseo cali rural

Pasamos las Veredas La Vorágine, San Francisco y nos adentramos al Manantial; una casa acogedora entre piedras, maderas y bambú, acompañadas de aves, entre ellas el colibrí; imagen de nuestro Festival Internacional de Poesía de Cali.

El Manantial, con la cordial atención de Marina y Gustavo; personas tan agradables como la Quebrada Los Indios, el pequeño puente de guadua y sus cuadros naturales.

Quebrada Indios

Seguidamente, a orillas de la quebrada, encontramos las Conservas El Topacio; elaboradas por Olga y Melissa; madre e hija ofrecen estas delicias entre mermeladas, dulces y encurtidos.

Allí también está Luis Chávez, artesano que a través de su emprendimiento: Artans-Arte Ancestral; propuestas y conceptos artesanales que alargan la vida útil de las cosas mediante el reciclaje. En este punto recibimos regalos artesanales; aquello que mucha gente bota y destruye, en Arte Ancestral lo recuperan y transforman al servicio. Por ejemplo, yo recibí un bello cofre que antes fue una lata de atún.

Topacio

Llegamos a la Reserva El Topacio; sendero lleno de verdes, un recorrido de regreso para mí que tantas veces transito estos lugares. Para mis colegas fue novedoso, para la mayoría era su primera visita.

Supercheers Pance Vía El Topacio; es un lugar agradable, cabañas, fogatas colectivas, guayabas y patos con río a bordo desde donde se avistan los imponentes picos de los Farallones.

El Mirador El Topacio tiene una magia innata que convoca a volver. Una docena de perros le saludan y despiden con cariño. Además, allá preparan delicioso yogurt con frutas del lugar. Gracias a Julia Emma y Darwin Quiroz.

Por estos caminos de hojas y piedras habita Alirio Muñoz; un contador de historias de Los Farallones de Cali; cuyos picos tienen encantos muy particulares.

Subiendo al Corregimiento de Villa Carmelo el frío se hace sentir aún más.

Allá está Pacha Mama entre rituales, guaduas y emprendimientos comunitarios.

playa Melendez

En esta estación un círculo periodístico reflejó el concepto de conexión y armonización interior. Un regalo para el descanso, acompañado del almuerzo campestre a orillas del río Meléndez; cuyas aguas cristalinas no alcanzan a imaginar se conviertan en desechos contaminantes que vemos en la ciudad.

Manuel y Jaime; anfitriones de Pacha Mama, acompañados por el grupo “Campo Y Sabor” con su Agromúsica divulgan y recuperan tradiciones culinarias, incorporando diversión y picaresca.

La naturaleza viva está aquí, en esta zona maravillosa como lo dejan sentir los aromas de los bosques en el Parque Ecoturístico Los Pinos; un sueño en formación con respeto por la Madre Tierra que con senderos y cascadas deja perpleja la mente de quien visita este lugar.

Y si de comer se trata… en Los Álamos está la cocina de Lucidey; un ambiente que invita a la buena mesa, una vista insuperable de las montañas azules y la atención armoniosa.

Finalizamos nuestra visita en la Fundación Salud Holística un espacio de senderos ecológicos, lenguajes corporales, esencias, pétalos de rosas, hidroterapia, lodoterapia y la agradable atención de Amparo.

Regresamos a la ciudad dejando atrás estos lugares mágicos llenos de verdes y azules, balsos lano, heliconias, aves del paraíso, con música de cascadas, turismo comunitario, emprendimientos, seguridad alimentaria, mejor calidad de vida, buenas prácticas en la preparación de alimentos, todo esto enmarcado en la majestuosidad de los Farallones de Cali.

Más información la obtienen llamando a Zuly: 318 379 70 87 y 300 779 35 33

Gracias a todas las personas acompañantes y anfitrionas de este viaje.

En especial a mi  amiga y colega Zuly Anacona; Comunicadora de la Secretaría de Cultura y Turismo del Municipio de Cali; quien me hizo la invitación a esta Ruta de la Montaña caleña.

Fotografìas: Jahel Figuerora Arenas y Beatríz Carabalí

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta