Martes, 22 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

Caldono resurge de la mano del café

El jueves 16 mayo, 2019 a las 10:35 am

El esfuerzo interinstitucional permite que el café continúe siendo un dinamizador del desarrollo social y económico en Caldono. Conozca la apuesta en la que trabajan la Agencia de Renovación del Territorio, Naciones Unidas – FAO, Comité de Cafeteros del Cauca y la Administración Municipal.

Alexandra Tróchez es una mujer de 28 años. Hija de caficultores y con una tradición campesina que por años se mezcló con la angustia que generó el conflicto armado en el corregimiento de Siberia, Caldono, en donde siempre ha vivido.

En 2010, gracias a una experiencia académica que la llevó a conocer el Laboratorio de Calidades del Comité de Cafeteros del Cauca, nació en ella el gusto por la catación, la forma, el aroma y las sensaciones que despiertan el café la cautivaron.

8 años después, con la ejecución del proyecto “Desarrollo Económico, Ambiental y Productivo en Zonas Rurales Afectadas por el Conflicto y Priorizadas por el Gobierno Nacional” se encontró con la posibilidad de materializar el deseo de conocer más del café y convertirse en toda una catadora.

La Agencia de Renovación del Territorio, ART, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO; del Comité de Cafeteros del Cauca y la Administración Municipal, han invertido en Caldono más de 1800 millones de pesos en obras que benefician al gremio cafetero, entre ellas: la construcción de un laboratorio de calidades de café en el corregimiento de Siberia, dos centros de acopio, en la cabecera municipal y en El Pital, respectivamente; y la construcción de 452 módulos de beneficio de húmedo y seco.

Avance en la construcción del Centro de Agronegocios y calidad de café en Caldono

Lo anterior, como parte de la implementación del punto uno de los Acuerdos de Paz: hacia un Nuevo Campo Colombiano – Reforma Rural Integral; por ser Caldono uno de los seis municipios del país donde se pone en marcha esta apuesta, y donde el café, por elección de los pobladores, se asume como dinamizador económico y como posibilidad real para tejer la reconciliación del territorio.

Los frutos ya se cosechan

Luego de 2 años de trabajo impactando la cadena de producción del café para hacer uso de la infraestructura construida y los procesos sociales avivados, ahora se propone la puesta en marcha del convenio entre las organizaciones de caficultores de Caldono, que se denomina “Cafés Especiales Caldono, un grano para la Paz”, que espera convertir el Laboratorio de Calidades instalado en Siberia, en un Centro de Agronegocios y Calidad del Café. En este convenio se integra el trabajo de organizaciones campesinas e indígenas del territorio comoAcec, Asobrisas, Asprole, Fondo Páez, Agropec, Anuc y Asocal, entre otras.

Según explicó Víctor Bohórquez, líder de Componente Técnico de FAO, esta iniciativa busca la consolidación de un escenario de capacitación y comercialización de café que permita mejorar la calidad de vida de las cerca de 5.000 familias cafeteras de Caldono, a través de la producción de cafés de alta calidad.

Así mismo, este centro propone fomentar la investigación, fortalecer la producción de cafés de alta calidad y crear un puente comercial directo, que en su primer momento cuente con el acompañamiento institucional, tal como lo ha soñado la misma comunidad.

Con lo anterior, se evidencia la importancia de este tipo de proyectos y de su continuidad en los territorios. “Ya se están terminando las obras de infraestructura; se ha implementado un proceso de fortalecimiento de capacidades y se ha trabajado en el mejoramiento de la calidad del café de Caldono, lo que representa el gran potencial para el comercio de cafés de alta calidad, para ello es necesario que las personas sigan organizadas y conseguir  buenos clientes para estos cafés especiales” señaló Bohórquez.

Alexandra, quien gracias al proyecto y junto a 19 jóvenes más se formó como catadora, reconoce que tiene en sus manos un gran reto, “aportar para que este proyecto no solo quede iniciado, sino que siga en marcha y vaya mejorando con el paso del tiempo; además de guiar a los caficultores para que puedan determinar qué tipo de café producen y de esta forma comercializarlo en un modelo que reconozca el esfuerzo que implica cada labor” dijo.

También pensó sobre la importancia de la participación de los jóvenes en el campo, así como la relevancia de que estos proyectos se difundan a otros territorios: “Los jóvenes pensaban solo en irse, esto les da la oportunidad de que trabajen y aprovechen las condiciones y garantías que ofrece el café. Que tengan una idea de producción y de proyección” expresó.

Por su parte, Gerardo Montenegro Paz, director Ejecutivo del Comité de Cafeteros del Cauca, expresó su complacencia con el desarrollo de este proyecto que superó las expectativas de los caficultores y organizaciones y que ha permitido que Caldono se transforme de la mano del café y se convierta en ejemplo nacional de inversión efectiva de los recursos acordados tras la firma del Acuerdo de Paz.

De esta forma y gracias al trabajo comunitario y a la unión interinstitucional el mundo disfrutará del café que produce Caldono, caracterizado por su acidez alta, notas dulces, florales y cítricas, de fragancias y aromas muy pronunciados. Toda una delicia. 

Centro de acopio de AGROPEC que también se construye en Caldono en la alianza realizada entre la FAO, ART y el Comité de Cafeteros del Cauca
Deja Una Respuesta