Lunes, 21 de junio de 2021. Última actualización: Hoy

LOOK DOWN, MIRA HACIA ABAJO

El miércoles 20 marzo, 2013 a las 7:16 pm

 Cabezote Bulevar de los Días

Los miserables

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

Loco-mbiano.

En la sala N° 3 solo había 8 espectadores para ver la cinta. Había cuatro adultos y los demás eran bastante jóvenes. La película con tres premios Oscar, que recrea uno de las novelas más célebres de la literatura francesa y universal, tal vez no suscite el fervor que su lírica musical contiene. Le revolución social a la cual invita no despierta simpatías, mucho menos a una sociedad privilegiada que no resiste estar sentada en las sillas donde se presente esta gloriosa cinta.

Víctor Hugo publicó su libro en 1862, parafraseando las consignas de la revolución de junio. En él registra lo que sucedía en el interior del gobierno y sus instituciones, de su policía, de su justicia. Y lo que se sufría y vivía en los bajos fondos, como bares y burdeles, lugares frecuentados por gente notable de la banca, la industria, la guerrilla, la política y el clero.

No es solo la pintura de una época, de una pequeña revolución o revuelta o plantón de indignados o comuneros piamonteses. No. Es la fiel representación de lo que sucede aquí, allá, en Nueva York junto a Wall Street, Madrid junto a la Plaza del Sol, Siria o en el Eje Cafetero o Cajamarca. Es el vaivén de la miseria humana que busca redención, que se cansa de ser humillada y relegada.

Es una versión cantada, lírica, que muestra los sueños, la impotencia, los contrastes entre la ley, la fe religiosa, la injusticia y la crueldad hecha autoridad. Es un poema a la gente que padece la miseria y debe soportar la mirada de personajes sin escrúpulos ni dioses que les frenen sus instintos.

Las actuaciones magistrales de Hugh Jackman, Anne Hathaway, Russell Crowe, de los tres niños, de los dueños del burdel, de los jóvenes revolucionarios que cantan en medio de la confusión social, hacen de la situación descrita una sinfonía épica.

Para la época del autor de Los miserables no había premios Oscar, ni Nobel. Pero mereció la admiración de millones de lectores en el mundo entero. Hoy Víctor Hugo redivivo, otra vez tiene vigencia ya muerto. Su novela ha merecido el Oscar en manos de la Hathaway y quienes mezclaron las voces estremecidas por la violencia y el miedo y de quienes maquillaron a los personajes para que lucieran como unos miserables de verdad.

El libro y la película es un homenaje a quienes sueñan su felicidad en sus covachas, a quienes sufren en la cárcel por una nonada, mientras los que tienen el poder y delinquen se ríen en su cara y lavan su culpa en la persecución del desvalido.

La película puede ser vista como si Colombia fuera ese escenario que describió Hugo. Tantos obreros encarcelados, como Jean Valjean, en su trabajo de paga miserable sin poderse quejar. Sin poder disfrutar del amor, el cuidado de sus hijos, sin posibilidad de un porvenir en una sociedad que habla de prosperidad y sólida economía.

Sí. Nuestros políticos quisieran que todos miraran hacia abajo y se olvidaran de lo que pasa arriba. Que olvidaran lo que significa amor, justicia, bienestar, salud, mejor salario, porvenir seguro.

Solo queda la imagen de Javert, al final, que tira lejos su fusil y deja caer su cuerpo al abismo para sumergirse en las aguas del torbellino en que vivió.

http://www.losmiserables.es/

http://www.losmiserables-pelicula.com/

http://www.youtube.com/watch?v=PTLwzuQuRsw

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?