Sábado, 24 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

Buenas noticias para el Pacífico caucano

El lunes 5 febrero, 2024 a las 4:17 pm
Buenas noticias para el Pacífico caucano
Buenas noticias para el Pacífico caucano
Créditos: Colombia
Por: Felipe Solarte Nates.

Después de ser ignorado por la sucesión de gobiernos durante los siglos XX y lo que va del XXI, el presidente Petro, en su gira por abandonados territorios del litoral Pacífico nariñense, caucano, vallecaucano y del Chocó, anunció importantes proyectos para mejorar condiciones de vida de poblaciones visitadas, mediante la construcción y optimización de vías, puertos, esteros, aeropuertos, hospitales, centros educativos y el apoyo a proyectos productivos que los alejen de la dependencia de los cultivos y procesamiento de coca, la minería ilegal y la tala de árboles que destruyen la biodiversidad de la selva..

Es un paso adelante el reconocimiento del olvido histórico de una región que, mediante su gran océano nos vincula directamente a los principales mercados de nuestro continente, China, Japón, India, Corea y otros pujantes países asiáticos; pero a la cual, a diferencia de lo que sucede en Ecuador, Perú y Chile, los gobiernos nacionales han destinado ínfimas inversiones, pues los grandes proyectos de Planeación Nacional y el Ministerio de Hacienda, han sido enfocados a desarrollar la región andina del suroccidente colombiano, el centro, los Llanos orientales y especialmente Antioquia y la costa Atlántica, donde desde los gobiernos de Uribe, pasando por los de Santos y Duque se ha concentrado la inversión en autopistas y puertos.

En los últimos 35 años, las selvas del Pacífico han sido progresivamente taladas y ocupadas por bandas de narcotraficantes, guerrilleros y paramilitares que como nuevos conquistadores, a punta de armas y financiados con la cocaína, minería ilegal y secuestro y extorsión, han ocupado sus territorios, dejando, en medio de los enfrentamientos, a pueblos indígenas, asesinando a sus líderes, reclutando menores y finalmente desplazándolos de sus territorios, para que al final, las mujeres con sus hijos mendiguen en las calles de las principales ciudades colombianas.

Las comunidades afrodescendientes también han sido víctimas de esta moderna colonización y además de sufrir la destrucción de la selva con la que se acostumbraron a convivir y aprovechar sus frutos sin destruirla, ven con angustia como sus ríos que también les aseguraban la pesca,  han sido destruidos por las dragas y retroexcavadoras que alteran sus cursos y envenenan sus aguas con toneladas de mercurio; mientras los cultivadores de palma, banano, ganaderos y otros narco-hacendados, van detrás con sus ejércitos de abogados, notarios y registradores de instrumentos públicos para posar como “compradores de buena fe”.   

En el editorial de El Espectador del 2 de febrero, se lee: “El presidente Petro, la vicepresidenta Francia Márquez y el gabinete de ministros recorrieron Tumaco, Barbacoas, El Charco (los tres en Nariño), López de Micay, Timbiquí, Guapi (en Cauca), Quibdó e Istmina (en Chocó). Allí, el mandatario anunció la construcción o intervención de más de 28 acueductos municipales, 10 hospitales, 15 colegios y cinco universidades. Habló de un canal interoceánico, una hidroeléctrica y un puerto de aguas profundas, así como de establecer créditos para fomentar emprendimientos en torno al viche, el coco, el cacao y la caña de azúcar. Durante esos días se entregaron títulos de 28.417 hectáreas al Consejo Comunitario del Afro Renacer del Micay (Cauca) y el Ministerio de Minas y Energía anunció que está avanzando en una reforma a los costos de la electricidad en el país. Lo dicho: se prometió el cielo y la tierra, lo que despierta dudas sobre qué tanto se podrá ejecutar, pero también demuestra claridad sobre lo que se debe hacer para romper con la desigualdad histórica de la región…  …Ahora, lo fundamental es que el presidente Petro tiene una lectura acertada de la crisis que enfrenta la región. “Colombia tiene que saber que su puerta delantera es el litoral Pacífico, que nos junta al mundo más rico del planeta”, dijo en uno de sus discursos y agregó que para lograrlo: “uno, hay que quitar la economía ilícita; esa no nos sirve para nada, esa lo que nos hace es que jóvenes negros maten jóvenes negros. Y dos, construyamos las alternativas que permitan que la gente pueda vivir mejor que en la economía ilícita”. Habló de más de $2 billones en inversión y pidió “volcar los recursos públicos” a la región excluida. Los aplausos que lo acompañaron mostraron a una ciudadanía cansada del olvido y a gusto con el reconocimiento del Gobierno central. Es un gran primer paso. Ahora el reto es comenzar a dar los siguientes”.

Importantes y muchos anuncios de obras urgentes en construcción y adecuación de puertos, muelles, vías, aeropuertos, hidroeléctricas e interconexión eléctrica, hospitales, puestos de salud, escuelas primarias, colegios secundarias, universidades, proyectos productivos a partir del cultivo y procesamiento del coco, la caña panelera para producir viche y sus derivados, fomento a la pesca y minería artesanal, etc, etc;  pero para que se hagan realidad, o por lo menos se emprendan en lo que resta de este gobierno, habrá que incluirlos en Plan Nacional de Desarrollo y en el Presupuesto nacional, coordinando con el ministerio de Hacienda, los departamentos, lo que reciben por regalías, con los municipios y empresas privadas y gobiernos extranjeros y otras entidades que quieran invertir en la región, sumando esfuerzos y recursos en obras y proyectos de gran impacto.

*************************
Otras publicaciones de este autor:

Felipe Solarte Nates
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?