Miércoles, 8 de diciembre de 2021. Última actualización: Hoy

DOS CONFLICTOS Y UN ACUERDO

El jueves 22 abril, 2021 a las 10:04 am
DOS CONFLICTOS Y UN ACUERDO

DOS CONFLICTOS Y UN ACUERDO

DOS CONFLICTOS Y UN ACUERDO

Hace algunos días, el pasado miércoles 14 de abril /21, en la red social twitter, los colombianos tuvimos la oportunidad de leer uno de ellos muy importante, de parte del magistrado caucano Eduardo Cifuentes Muñoz, actual presidente de la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz), que textualmente decía: “SI EL ESTADO IMPLEMENTA EL ACUERDO DE PAZ CESARÁ LA GUERRA EN BUENAVENTURA Y EN TODO EL PAÍS”. En tan corto texto, tenemos varias reflexiones fundamentales que vale la pena rescatar y comentar por su trascendencia innegable para los actuales tiempos que estamos viviendo en Colombia y que ahora comparto en forma personal, para los objetivos de la presente columna de opinión.

Comencemos por aclarar en primer lugar el concepto de ESTADO, en términos sencillos y encontramos que “es una comunidad social con una organización política común y un territorio y órganos de gobierno propios, soberano e independiente, políticamente diferente a otras comunidades”. Para entrar en materia, acudamos a nuestra Constitución Nacional del 91, próxima a cumplir sus primeros 30 años y en su artículo 1º., nos dice que “Colombia es un ESTADO SOCIAL DE DERECHO organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general”. Precisamente con base en estas consideraciones, el Estado Colombiano en el año de 2016, hace ya 5 años, a la sazón dirigido en ese año por el entonces presidente Juan Manuel Santos, dio luz verde al Acuerdo Final de Paz de La Habana, con el cual finalizaban 54 años de conflicto armado con las FARC, el más largo de América y que se convirtió para esos años, en noticia mundial, siendo avalado por más de 40 jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, así como 12 Premios Nobel de Paz y el Sistema de Naciones Unidas en pleno.

Desde el 2016 al 2018, el Acuerdo histórico “tejido con filigrana”, como dijo alguien por allí, dada su larga y paciente confección que concluyó en primera instancia en 297 páginas, que han sido resumidas en 6 puntos temáticos para su fácil comprensión pública y estatal, tuvo un período de espera y fermentación si así lo podemos afirmar, para que el próximo sucesor de Santos lo pusiera en práctica a ojos cerrados, implementándolo de una vez, ejecutarlo y ponerlo en marcha sin dilaciones, por ser un documento excepcional para Colombia, para cambiar su imagen en forma definitiva y convertirlo en un país más civilizado. Pero llegó el 2018, el llamado presidente dirigido por “el intocable” y sus acólitos junto al gobierno del NO, reacio a todo lo que sea a la paz, a tratar de hacerla trizas a como dé lugar y como dice Francisco Gutiérrez Sanín, doctor en ciencias políticas: “la implementación del acuerdo hace agua por todas partes”. Resultado: estamos en un nuevo conflicto, una nueva violencia.

En conclusión: así como el acuerdo final de paz sirvió para hacer un respiro en ese largo camino de 54 años de conflicto armado, es hora de implementarlo de nuevo en las actuales circunstancias, debiendo el Estado cumplir con esa tarea, ya consagrada en el artículo 2º. de la Constitución Nacional, cuando afirma que “debe asegurar la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo”. Sea como sea, LA ÚNICA SALVACIÓN PARA COLOMBIA ES EL ACUERDO FINAL DE PAZ.

********

Otras publicaciones de este autor: Aquí

       

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?