ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 9 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

¿BOLÍVAR FUE GODO?

El martes 26 mayo, 2015 a las 5:04 pm

Bolívar

Siempre se dijo que Bolívar creó el Partido Conservador y Santander el Liberal, cuando estas dos agremiaciones aún no existían porque aparecieron mucho tiempo después.

Armando Orozco Tovar

Armando Orozco Tovar

Esto ha llevado a pensar el por qué existe una “Plaza de Bolívar”, en vez de una “Plaza Santander” como centro del poder ejecutivo, legislativo y judicial de la nación colombiana. Sitio adornado por el mejor bronce hecho al Libertador con pose de emperador romano, fundida a principios de los 80 del diez y nueve por el italiano Pietro Tenerani. Monumento que estuvo en pugna para su ubicación entre los dos bandos enfrentados desde cuando los godos querían emplazarlo en el lugar. En dicha Plaza está la Catedral Primada donde se aprecian los impactos del 9 de Abril, fecha del bogotazo en una de sus torres. A sus costados está el colegio de San Bartolomé donde estudió Derecho Santander, el segundo al mando de Bolívar durante la batalla, que dio la independencia a la Nueva Granada.

Si se pudieran ver en este sitio los espectros de las víctimas de los fusilamientos por los españoles contra los patriotas como fue la ejecución de la Pola y toda su “gallada” libertaria, sumándole los de don Pablo Murillo, durante la toma de Bogotá en el 16, con Camilo Torres y el sabio Caldas a la cabeza. Y en el siglo XX, durante la toma del Palacio de Justicia, la masacre y desapariciones de magistrados, guerrilleros atacantes y pueblo en general, que se hallaban en el recinto.

¿Pero, por qué Bolívar el libertador de cinco repúblicas suramericanas está en aquel pedestal en la plaza que lleva su nombre, en vez del de Santander. Se cree que la “godarria” nacional desde los tiempos aquellos se apropió del Bolívar libertario, haciéndolo pasar como de su bando, porque a don Simón después de Boyacá le tocó asumir su rol de dictador, y cuando regresó de su lucha en Venezuela y largo tiempo desde el sur para parar el caos reinante, donde Santander y su gente se repartía a lo desgualetado, las tierras destinadas para el pueblo. Negándose asimismo darle la libertad a los esclavos.

Bolívar, se ganó en este periodo los más enconados adversarios y al mismo “Hombre de las leyes”, que montó en 1928 un atentado contra él en la conocida noche septembrina, complot que fuera organizado por las “Sociedades secretas, donde estaba como conspirador el poeta Luis Vargas Tejada:

Si de Bolívar la letra con que empieza

y aquélla con la que acaba le quitamos,

«oliva» de la paz símbolo hallamos.

Esto quiere decir que la cabeza

al tirano y los pies cortar debemos

si es que una paz durable apetecemos.

No hay que olvidar que el “liberal” y jurista Francisco de Paula Santander, ejecutó con su jefe Barreiro a la cabeza sin un debido proceso y a treinta o más prisioneros capturados después del triunfo de Boyacá, inaugurando lo que se ha dado en Colombia durante décadas como son: las persecuciones, desapariciones y muertes del adversario, sea cual fuere. Dando origen a la sempiterna violencia nacional contra la que han combatido por años las fuerzas insurgentes revolucionarias del pueblo. En la sesgada historia patria escrita por los godos que conservatizaron a Colombia en más de doscientos años, siempre se dijo que los próceres neogranadinos pensaron en crear las bases para la organización de una nación nueva, mientras que “el godo” Bolívar sólo impuso la fuerza de las armas y puño de hierro para consolidar en sus inicios la Gran Colombia. También se ha dicho que en Venezuela sólo querían la independencia, pero para seguir manteniendo las bases realistas coloniales.

Es obvio que los godos tomaran este momento de rigor político militar de Bolívar, para apropiarse de él haciendo creer que fue el Libertador, el fundador del conservatismo colombiano, que siempre ha tenido sus lindes con la ultraderecha y el fascismo siendo los responsables directos de la violencia del país desde cuando los godos vencieron en el 86 en guerra corta pero intensa a los masones y comerciantes liberales, de programa para la época más moderno imponiéndose en todo el diez y nueve el suyo, agrario y clerical elaborado por el archicatólico gramático Miguel Antonio Caro.

Luego y en el Veinte (1899- 1902) en la llamada Guerra de los Mil Días, vencerían de nuevo los godos de Rafael Núñez a los “liberales santanderistas, de Rafael Uribe Uribe”, imponiéndose en el escudo nacional el lema de “Libertad y Orden” (Concepto del “Orden” fascista, porque la Razón es otra cosa.), matando las esperanzas de modernización del país del “Sangrado” Corazón de Jesús. Lo cierto es que la oligarquía liberal- conservadora (como Gaitán la denominó) nunca hasta hoy construyó un proyecto de país, sino un Estado premoderno, reaccionario y godo.

No faltaba más, que Bolívar fuera godo, ni liberal. En su tiempo El Libertador hizo lo que tenía que hacer como ocurre con todos los grandes de la historia. Dándole la libertad a cinco repúblicas, y con su pensamiento y accionar, la oportuna orientación a estos pueblos, para que en el futuro lograran por encima de sus fronteras artificiales, la unidad frente al enemigo común que no descansa para apropiarse de sus recursos.

Sólo así se explica como el conservatismo, de la región más goda y retardataria del continente se apropiara a Bolívar, para bautizar la Plaza principal del país que lleva su nombre.

Deja Una Respuesta