ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 26 de septiembre de 2022. Última actualización: Hoy

BODAS DE ORO MATRIMONIALES: GUILLERMO Y MARIA CRISTINA BORRERO

El domingo 11 noviembre, 2012 a las 11:41 am


Sábado 10 de noviembre, 2012
De: Mario Pachajoa Burbano
Amigos:
Guillermo y María Cristina Borrero, están celebrando en el día de hoy sus bodas de oro matrimoniales. Con ese motivo Edgar Bustamante Delgado ha escrito la nota que transcribimos.
Hacemos llegar nuestras calurosas felicitaciones a los cumpleañeros con nuestros votos de completa dicha.
Cordialmente,
***
¡Cincuenta años no son nada!
(En las bodas de oro de Guillermo y María Cristina Borrero)
Por: Edgar Bustamante
Barcelona, noviembre de 2012
Foto archivo: Amalita de Salazar, Guillermo Borrero,
Maria Cristina de Borrero, Luz Angela Amortegui, en la grada
Luz Amortegui, Marlem Martínez de Stein.

Creo que mi amistad con Guillermo y María Cristina Borrero no tuvo nunca un comienzo. Siempre hemos sido amigos, con afinidades electivas que nos han acompañado a lo largo de nuestras vidas; con un caminar en paralelo, con pasos distantes pero acompasados, en pos de anhelos parecidos; con el humor compartido como arma punzante para sobrellevar lo agridulce del paso de los días.
Cincuenta años de matrimonio no son nada para estos primos hermanos que un día decidieron unirse y lanzarse a navegar en un mar desconocido. Han atracado en muchos puertos, han conocido aguas mansas y también embravecidas, pero al final siempre han llegado a buen puerto.
La serenidad de la madurez –que no la sensatez– les ha llegado en medio de un intenso trabajo artístico e intelectual: María Cristina creando rostros enigmáticos y fascinantes con sus pinceles; Guillermo dando vida a potentes personajes dramáticos en sus obras de teatro.
Todo se funde en un solo rostro que grita en medio de la noche, mientras afuera llueve y hace frío.
Cincuenta años no son nada, pero son un resumen. Antonio, Pablo, Camilo, sus esposas y todos los nietos darán buena fe de ello en una fiesta que imagino cálida y a media luz, sin estridencias, fiel al estilo de la casa.
Levanto mi copa en honor de los amigos ausentes y desde ahora iré pensando en lo que voy a escribir cuando celebren sus bodas de brillantes…
Edgar Bustamante
Barcelona, noviembre de 2012
Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?