Miércoles, 16 de enero de 2019. Última actualización: Hoy

¿BAJAR A BELALCÁZAR DE TULCÁN?

El lunes 16 julio, 2018 a las 9:28 am
¿BAJAR A BELALCÁZAR DE TULCÁN?

Imagen de referencia tomada de: http://mapio.net

¿BAJAR A BELALCÁZAR DE TULCÁN?

BAJAR A BELALCÁZAR DE TULCÁN

Invitado por un grupo egregio de ciudadanos a iniciativa del médico Joaquín Olmedo Paz Anaya, como colectivo cívico para promocionar un proyecto de trabajo por Popayán, orienté un conversatorio de Marketing Político. Terminado el evento surgieron propuesta interesantes, entre ellas, retomar la idea de bajar la estatua ecuestre del fundador Sebastián de Belalcázar y remplazarla por el monumento al Cacique Pubén, tal y como se había definido en el marco de la conmemoración del cuarto centenario de la fundación de Popayán en 1936.

En principio la propuesta me pareció disparatada, en mi criterio, además de comprometer el gasto público, agudiza las diferencias y polariza la ciudad, pero al analizar los antecedentes históricos, comprendí que el debate hay que hacerlo, pues se sustenta en el hecho que desde el principio, el Maestro Guillermo Valencia había expresado su interés en conseguir para Popayán dos grandes monumentos conmemorativos de los orígenes: uno el monumento del Cacique Pubén, conceptualizado por Rómulo Rozo y el otro, una estatua ecuestre de Sebastián de Belalcázar, obra de Victorio Macho.

El escultor español Victorio Macho permaneció algún tiempo en Popayán, asesorado por el poeta Valencia se inspiró en la obra ecuestre de Andrea del Verrocchio, moldeada en homenaje al Condottiero Bartolomeo Colleoni en Venecia. La escultora rebaso las expectativas, por su exuberancia fue considerada como monumento, por lo que se dispuso integrarla a la arquitectura colonial en la plazoleta del templo de San Francisco, enlozada con piedra de las minas calcáreas de Pisojé.

Una junta de notables se encargó de los actos conmemorativos; el jolgorio duró cuatro días con suntuosas ceremonias e inauguraciones: el Aeropuerto de Machángara, el Panteón de los Próceres y el Palacio Nacional. A su vez, se descubrió el óleo Apoteosis a Popayán del Maestro Efraím Martínez, en el Paraninfo de la Universidad del Cauca, la escultura de Tomás Cipriano de Mosquera, en el parque de su nombre y el busto de Toribio Maya en el Hospital de la Caridad. Se apertura la Exposición del Centenario y hubo desfiles cívicos, funciones religiosas, actos académicos, banquetes, bailes de gala y fiestas populares.

Contrariando al Maestro Valencia y desconociendo las tradiciones ancestrales, por imposición tarambana del notablato local, después de disponer rebanar parte de la cima de la pirámide truncada, apartaron la escultura del fundador del espacio donde ésta debía hallarse y la enclavaron caprichosamente en el montículo del bravo guerrero indígena, el Morro de Tulcán.

Nadie da razón de la suerte final  de la escultura  del bravo cacique, algunos especulan que hace parte del monumento a la Patria en la ciudad de Mérida en Yucatán, obra también de Rómulo Rozo. Al comparar esta obra con el monumento al Cacique Pubén, se resalta la gran imagen del colosal guerrero indígena en pié de guerra, tallado en piedra de quince metros de altura y protegido por flecheros.

La propuesta pretende devolver su pedestal piramidal al Cacique Pubén, y ubicar la estatua ecuestre de Sebastián de Balcázar en un majestuoso monumento en la  arcada de La Herrería, como homenaje a la hispanización del patrimonio cultural y como punto de reencuentro en un gesto de resignificación de la herencia española.

Las reubicaciones tendrán un valor simbólico en el ideario colectivo de la ciudad, encaminado a forjar un proyecto incluyente y participativo de unidad social para resolver nuestras diferencias, sin mentiras ni resentimientos raciales, sociales o de género. Una unidad regida por principios de igualdad, solidaridad y fraternidad  con base en el servicio público; sin corrupción ni clientelismo, con pactos programáticos y sociales sobre lo fundamental. Un proyecto de  ciudad progresista con un código de identidad ciudadana que respete la diferencia con motivaciones para atraer inversionistas, incentivar el desarrollo social, la equidad, el empleo, el turismo, la empresa privada y el emprendimiento en una Popayán de todos y para todos.

*************************

Otras publicaciones del autor, aquí: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/alvaro-jesus-urbano-rojas/