Miércoles, 24 de abril de 2024. Última actualización: Hoy

Avanza el asesinato de líderes indígenas

El jueves 6 julio, 2023 a las 11:48 pm

Avanza el asesinato de líderes indígenas

Alfonso J Luna Geller

Alarma y pánico se ha registrado en los últimos días en el departamento del Cauca, pues la violencia se incrementa cada día sin que las comunidades puedan asimilar la apatía que se evidencia por parte del Estado, pues es innegable que perdió el control social, económico y territorial en esta región del país.

Evidentemente, el control lo ejercen unas bandas criminales que aparentan motivos políticos para su accionar terrorista, narcotraficantes y delincuentes comunes, que operan, casi libremente, en sectores urbanos y rurales de estos municipios del suroccidente colombiano, imponiendo su ley.

Esta semana comenzó con el atentado a dos miembros de una comunidad religiosa en el municipio de Caldono, donde fueron atacados por sicarios que impactaron con ráfagas de armas de fuego el vehículo en que se movilizaban, resultando, por fortuna, con heridas no mortales.

En las últimas horas, luego de la masacre de tres personas jóvenes en el municipio de Corinto, también registrada por la Red de Medios de Comunicación Proclama del Cauca y Valle, en el corregimiento El Palo, jurisdicción del municipio de Caloto, asesinaron a Albán Mestizo Yosando, reconocido líder y representante legal de la Asociación Indígena Avelino Ul que se ubica en el municipio de Toribío, Cauca. Según información de la zona, había solicitado medidas de protección ante la UNP.

Casi en simultánea, en el municipio de Toribío, acabaron con la vida de José Hernán Tenorio Mestizo, líder juvenil y defensor de DDHH que integraba la Asociación Indígena Avelino Ul, y era militante de la Juventud Rebelde Cauca.

El pasado martes, autoridades tradicionales del resguardo indígena Nasa Kiwe Tekh Ksxaw, expidieron un comunicado informando que, en la madrugada del pasado lunes, en Santander de Quilichao fue asesinado el comunero Miguel Calambás por policías integrantes del cuadrante del barrio Nariño de esta ciudad.

La noche anterior al asesinato de Calambás, según un comunicado del gobernador del Territorio Ancestral Nasa La Gaitana, en la vereda Farallones, municipio de Silvia, fue asesinado Ananias Guetio, de 23 años, oriundo del Resguardo de Canoas – Santander de Quilichao, quien residía con sus abuelos paternos.

Pero los antecedentes a estos recientes hechos son prácticamente interminables. Por ejemplo, las autoridades ancestrales del territorio Sat Tama Kiwe del municipio de Jambaló registraron el pasado 12 de junio los asesinatos de Rosalía Quiguanás Dagua, de 48 años, y de su compañero Marcelino Dagua Baicue, de 51 años, pertenecientes a la vereda del Picacho.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz – Indepaz ha confirmado estos y otros asesinatos. De acuerdo con sus estadísticas, ya suman 85 líderes sociales asesinados en el país en lo corrido del 2023.

Claro está que el exterminio indígena no solo se está presentando en el Cauca, Indepaz también registra asesinatos de líderes de comunidades indígenas en otras regiones del Pacífico colombiano:

Hever Gamboa era un reconocido líder y Guardia Mayor del Cabildo Nonam Dur que hace parte de la Asociación de Comunidades afrodescendientes, indígenas y campesinas unidas por la Construcción de la Paz en Colombia -CONPAZCOL- de Buenaventura, Valle.

Jhonis Orfelio García era un reconocido líder indígena, miembro de la Guardia, ex gobernador y hermano del actual gobernador del resguardo El Palmar en Ricaurte, Nariño.

De acuerdo con las estadísticas de Indepaz, en Colombia se han cometido 51 masacres en 2023, incluyendo la de la semana pasada en el municipio de Corinto, donde fueron asesinadas tres personas en el sector de La Moroquera en la vía que de Corinto conduce al municipio de Caloto. Los hechos se presentaron mientras las víctimas se movilizaban en un vehículo.

Por otra parte, dirigentes cívicos que solicitaron su anonimato, al responder a este reportero que si conocían las alarmas tempranas que esgrime la Defensoría del Pueblo a medida que van cayendo líderes asesinados, dijeron que eso eran solo trámites burocráticos y «lavadas de manos», pues en la realidad ninguna autoridad las acogía en sus responsabilidades cotidianas.

Ante esta situación alarmante y sistemática, dijeron a esta Red de Medios, que, como vocera de las comunidades del Cauca, interviniera para que este departamento se declarara en emergencia social y que el Gobierno Nacional retomara el control directo, partiendo de su traslado a esta región para que los integrantes del mismo pudieran analizar en el terreno la desesperanza que a todos afecta y tomara las medidas necesarias para reactivar la vida en el Cauca.

Remataron su petición recordando a la Comisión de la Verdad cuando sentenció en Caldono: Colombia tiene una deuda histórica con las víctimas del conflicto en Cauca. Respondimos, que ojalá los escuchen.

********************************

Otras publicaciones de este autor:

Alfonso J Luna Geller
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta