Sábado, 19 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

Automodelismo, velocidad a control remoto se toma a Popayán

El lunes 3 junio, 2019 a las 10:10 am
Automodelismo, velocidad a control remoto se toma a Popayán
Automodelismo, velocidad a control remoto se toma a Popayán

El hobby de los carros de motor operados a control remoto ha venido ganando espacios en Colombia. Aun sin pistas ni espacios donde correrlos, dos arquitectos payaneses gustan de estos vehículos y de las sensaciones que disfrutan al verlos correr.

Leidy Cruz – Redacción Popayán

Carlos Villegas y José Luis Puerta son dos arquitectos payaneses que además de compartir el gusto por la proyección, el diseño y la construcción de edificios, comparten también la pasión por los carros de motor operados a control remoto.

Este hobby que los entretiene desde hace más de 6 años, determina un gusto que desean mantener pese a las dificultades en torno a él.

Y es que cierto es que en el mundo de los carros de motor operados a control remoto los hay, como se dice popularmente, de todos los colores, tamaños y formas y con una amplia oferta en cuanto a precios se refiere.

El hobby, que no resulta muy popular en Popayán, pero si en otras ciudades de Colombia como Pereira, Medellín, Bogotá y Cali, no requiere de tener un conocimiento profundo en cuanto a conducción se trata, lo que lo hace accesible a grandes y chicos.

“En Colombia no es un hobby muy conocido, acá no lo tenemos profesionalizado, pero internacionalmente sí, tienen sus marcas, sus patrocinadores y corredores profesionales” le indicó a Proclama del Cauca Felipe Navarrete, fundador del club de automodelismo Nitro Engine Club Pereira, quienes corren autos de nitro escala 1/8 categoría buggy, único Club en Colombia con reconocimiento deportivo.

Manifestó además que Medellín ha sido históricamente desde hace unos 20 años líder en el tema de los carros a control remoto en Colombia; pero que poco a poco se han ido abriendo nuevos campos, como es el caso por ejemplo de la ciudad de Pasto en donde se está construyendo una pista.

Ahora bien, hablar de los carros de motor a control remoto es entrar en un tema con muchos aspectos a conocer: tipos de autos, escalas de tamaño, tipos de combustible, precios, rendimiento de los vehículos, características de diseño, funciones remotas, competencias, entre otros, así que hay bastante “tela por cortar”.

Se hará entonces un paneo general de lo que el hobby de los carros de control remoto tiene para ofrecer.

Carlos y José Luis han disfrutado de tardes juntos corriendo sus automóviles. Carlos, con autos cuyo consumo de combustible es el nitrometano; y José Luis con carros eléctricos.

“Los vehículos de nitro tienden a llamar un poco más la atención por el ruido que hacen. Tienen un motor muy similar a un motor de un vehículo real” indicó Villegas, quien además explicó que el mantenimiento de los vehículos de nitro debe ser poco más exhaustivo, dado que cuentan con filtros de aire y alineación en sus ruedas, entre otros aspectos, que los hace de mayor cuidado.

Por su parte los vehículos propulsados con motor eléctrico, según lo manifiesta Puerta, no requieren de un mantenimiento exhaustivo, sino de la limpieza y atención a posibles daños luego de ponerlos a correr y de un correcto uso y almacenamiento de las baterías.

En este sentido se tiene que los vehículos de nitro gozan de un motor de alta, cuyo sonido parece un rugir, suelen desprender gases mientras se ejecutan y son factibles a ser recargados de inmediato una vez se termine el combustible.

Los vehículos eléctricos por su parte, se caracterizan por un menor mantenimiento, como se indicó anteriormente. Son autos más limpios y más fáciles de ejecutar incluso en interiores y/o espacios reducidos. Así mismo, cuestan menos dinero para funcionar a largo plazo y en la mayoría de casos su precio de compra es menor a los vehículos de nitro.

En otro aspecto, se tiene el tamaño. Éste está dado en escalas. Se tiene entonces la escala 1/10 que ofrece un tamaño que proporciona imágenes casi calcadas sobre la pista, como las de un autódromo.

De ahí que cabe señalar que estos autos no son juguetes, son modelos a escala que tienen unas características específicas, con un carácter profesional y detalles más cercanos a la realidad.

“Muchas personas nos preguntan si son juguetes y realmente no lo son. Son vehículos que se asemejan en mucho a un carro profesional” manifestó Villegas. Por su parte, Felipe Navarrete indicó “estos carros son profesionales, trabajan con las mismas condiciones de un carro de verdad, tienen un motor, un carburador, un tanque de gasolina, un diferencial, suspensiones, todo el contexto de un carro de carrera”.

Por otra parte, se corren básicamente en dos estilos: el Todoterreno y el Pista (asfalto) y un punto en referencia es que hay autos de tracción a 2 ruedas y los llamados Buggy, que tienen tracción en la 4 ruedas y son perfectos para correr en arena y están los vehículos de drift que son para derrapar. “En Colombia las categorías más populares son los buggy y otra categoría que son los truggy que son una mezcla entre buggies y camioneta” señaló Navarrete, quien explicó además que en el estilo todoterreno se tienen pistas que son de tierra, con grandes saltos, con sistema cuenta vueltas, torres y están demarcadas, similar a una pista de motrocros, pero para estos vehículos a escala.

“Está la escala 1/10 que es la más estándar, como los nuestros. Está también la escala 1/8 que es de cierta manera la más profesional, autos mucho más grandes” indicó Puerta.

Ahora bien, en cuanto a precio se refiere, en el mercado se pueden encontrar carros a control remoto desde los $600 mil en promedio, hasta los $10 millones de pesos aproximadamente. Esta variación depende del tipo de carro y si es eléctrico o a combustible y de si se compra el automóvil premontado (listo para usar) o en kit, que requieren la construcción del coche.

Navarrete explicó que están los autos “RTR listo para correr”, que vienen casi listos, armados y que son usados por los fabricantes para introducir a las personas en el hobby. Estos pueden costar alrededor de $1 millón 500mil cada uno. El otro sistema es el kit de competencia, que radica en comprar únicamente el chasis y se arma el carro comprando todas las partes. Estos pueden costar alrededor de $7 millones 500 mil.

Falta de escenarios

Estos dos arquitectos manifestaron también que mantener el hobby en Popayán resulta difícil más allá de precios o mantenimientos, porque en la ciudad no existen lugares en donde puedan correr estos autos: no hay pistas dedicadas para ellos y tampoco hay terrenos de gran tamaño donde puedan hacerlo.

“No tenemos un espacio concreto donde practicar nuestro hobby, debemos ir a buscar la pista, en ocasiones nos dan permiso, en otros casos nos sacan y no nos dejan correrlos” señaló Villegas. José Luis agregó “no hay un espacio para compartir y reunirnos a competir y disfrutar”

El hobby de los carros de motor operados a control remoto ha venido ganando espacios en Colombia.
El hobby de los carros de motor operados a control remoto ha venido ganando espacios en Popayán.

Cierto es que la ciudad no cuenta con escenarios para disfrutar de este hobby, a diferencia de otras ciudades que han ido abriendo campo para esta modalidad y comienzan a verlo como un deporte.

“Nosotros lo manejamos a nivel profesional. Hay gente de aquí de Pereira que se va a correr mundiales en Florida, Brasil, Chile. Nosotros una vez al mes corremos los regionales y los nacionales se hacen 3 veces al año: en febrero corrimos en Bucaramanga, en Julio correremos en Cali y a finales del año en Barranquilla” manifestó Felipe Navarrete, quien, recordemos, es el Fundador del club de automodelismo Nitro Engine Club Pereira, “Somos el único Club en Colombia constituido legalmente con reconocimiento deportivo”, afirmó.

En este Club se corren buggy escala 1/8 con motor punto 21 (3,5 cms3) con tanque de gasolina de 125 cm3. Vehículos que funcionan con una mezcla de nitrometano y aceite. Es de señalar que el nitrometano tiene varios octanajes, se usa al 20% y al 33%, entendiendo que el nitrometano al 20% es una gasolina mucho más dósil, menos agresiva y uno al 33% hará que el motor rinda más. 

Con todo esto, cierto es que el despliegue de emociones al ver correr los autos es alto y valdría la pena abrir nuevos escenarios para el disfrute de éste y para conocer todo lo demás que hay por saber de ellos.

Cabe señalar que este es un hobby para toda la familia. No tiene edad, género o condición. Cualquier miembro de la familia puede pasar un buen rato con un modelo de estos, pues el hobby permite que tanto conductores como espectadores vibren al rugir y andar de estos vehículos.

El automodelismo no requiere de tener un conocimiento profundo en cuanto a conducción se trata, lo que lo hace accesible a grandes y chicos.
El automodelismo no requiere de tener un conocimiento profundo en cuanto a conducción se trata, lo que lo hace accesible a grandes y chicos.

“Mi hijo que tiene 9 años corre conmigo desde el año pasado, le ha ido bien y va aprendiendo no solo a conducirlos, sino a manejar la adrenalina y la competencia” expresó Navarrete. Caso similar el hijo del payanés Carlos Villegas, quien corre con él desde hace alrededor de 4 años y ha ganado competencias aficionadas locales aun siendo menor de edad.

“Este hobby integra a muchas personas. Es familiar. Es importante tener un espacio en donde correrlos y divertirse. No es lo mismo verlos correr en casa o lotes, que verlos saltando 10 metros en el aire sobre una pista, se ve y se disfruta diferente” agregó Navarrete. 

Entretanto, Carlos Villegas y José Luis Puerta continuarán disfrutando de la arquitectura en semana y de los carros de control remoto en fines de semana. Seguirán buscando espacios donde correrlos sin ser desplazados y continuarán dejándose contagiar de la adrenalina, el entretenimiento y el gusto de estos autos, Villegas de los de Nitro y Puerta de los eléctricos.

Así que, enhorabuena ¡Que gane el más veloz!

También te puede interesar
Deja Una Respuesta