Lunes, 15 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

Aurelio Iragorri el mejor ministro del gobierno Santos

El viernes 19 diciembre, 2014 a las 10:45 am
Calificación del gabinete del gobierno Santos1

Imágen: LR

Luego de más de cuatro meses de que se posesionaran los nuevos ministros en el gabinete del gobierno Santos, los empresarios calificaron los mejores y los peores.

Balance del sector agropecuario 2014

La encuesta realizada por el Diario La República a 200 empresarios: gerentes y dirigentes gremiales, arrojó al ministro Aurelio Iragorri Valencia, de Agricultura y Desarrollo Rural como el mejor calificado y la peor es Natalia Abello, de la cartera de Transporte.

Darcy Quinn - Ministro de Agricultura

El ministro mejor calificado y que arrasó con el promedio de los demás fue el de Agricultura, Aurelio Iragorri, con una nota de 3,8.

Aurelio Iragorri Valencia - Mensaje de Navidad

Para el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, su buena puntuación es “una combinación de don de gente con reconocimiento de los problemas del sector y una posible solución que se mezcla con agilidad política”.

Calificación del gabinete del gobierno Santos

Otros analistas como Guillermo Trujillo, exsecretario de la Federación Nacional de Cafeteros, dicen que Iragorri es de esos personajes públicos que es querido por los empresarios por su discurso político. “Él se reúne con los sectores agropecuarios para dar discursos políticos les dice que su sector generará dividendos, y eso le encanta a los empresarios”. Sin embargo, el experto dice que su calificación no se relaciona con el diseño de una política agropecuaria de producción.

La puntuación para Juan Manuel Santos sube una décima, al pasar de 3,2, que tuvo en los primeros 50 días, a 3,3, es decir, su percepción no ha tenido un repunte importante. Para Obdulio Velásquez, rector de la Universidad de La Sabana, aún es tiempo de esperar porque “la estabilidad en la evaluación que hacen los empresarios puede obedecer a que muchas de las expectativas y promesas que se hicieron aún no se han cumplido”. Para el rector será más decisivo lo que pase en 2015 cuando se desarrolle más su trabajo.

En cuanto al vicepresidente Germán Vargas Lleras, que había sido el mejor funcionario calificado en los primeros 50 días, con una nota de 3,5, cae dos décimas y se ubica en 3,3. La razón según José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística, Movilidad y Territorio de la Universidad Nacional, es que los empresarios del sector de la construcción se sienten a gusto con él, pero al resto del empresariado le es indiferente.

“Hay un mundo empresarial más allá de los constructores, que no ven que la acción del vicepresidente los beneficie”, dice el académico.

En cuanto a los ministros de las carteras económicas, la mayoría de los funcionarios mantiene su imagen.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, es un claro ejemplo de que los eventos coyunturales como la reforma tributaria pegan directamente en la percepción que tienen de él. El funcionario se había destacado por buenas calificaciones en los sondeos anteriores como la que se le entregó antes de finalizar el primer mandato de Santos, cuando obtuvo 3,9. Ya para los primeros 50 días cuando empezó a sonar el impuesto a la riqueza y el 4x 1.000, la nota fue de 3,2 y esta vez, después de una reforma tributaria aprobada en Congreso mantiene su imagen con 3,3.

El director del MBA de la Universidad Eafit, Óscar Eduardo Medina, dijo que lo que ha pasado con Cárdenas se debe a “una imagen mal manejada y a inconsistencias y cambios en la propuesta de la reforma tributaria”.

Lilia Sánchez, presidenta de la Sociedad Colombiana de Economistas, aseguró que también han jugado en contra de la imagen del ministro de Hacienda, la incertidumbre que hay en la economía por el precio del petróleo. Y dice que “aunque es un buen economista, preocupa su falta de consciencia social”. Otros empresarios destacaron que el jefe de la cartera de Hacienda hizo una reforma sin piedad.

La cartera de Comercio, Industria y Turismo, también pasa raspando. La ministra Cecilia Álvarez-Correa obtuvo una calificación de 3,2, bajando una décima.

Los empresarios más allá de calificar al turismo, hablan de comercio exterior y de industria. Con el decrecimiento del sector manufacturero dentro del PIB, la ministra no la tendrá fácil para convencer a los empresarios de que sus políticas serán efectivas. Raúl Ávila, profesor de industria de la Universidad Nacional, dijo que la Ministra tiene planes más a mediano y largo plazo que a corto, lo que golpea su percepción.

“Tiene una estrategia muy clara pero a mediano plazo y no inmediato. A los industriales les ha costado asignar metas de corto plazo, y están preocupados porque no han visto los resultados”, afirma.

En cuanto a comercio exterior, Andrés Castro, director de negocios internacionales de la Universidad del Rosario, indicó que la calificación que le dan los exportadores obedece a que “el empresario no ha tenido el apoyo para conocer los acuerdos y hay un desconocimiento del mercado internacional”. Además, señaló que no es un problema de ella, sino de sus antecesores que también han delegado la labor a Procolombia.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, sube dos décimas y pasa de 3 a 3,2. Lo que aseguran los empresarios es que Gaviria está muy bien preparado pero que la cartera que dirige es una de las más difíciles de llevar.

El de Vivienda, Luis Felipe Henao, también está por encima de la media, pero su imagen no sube porque a su lado hay un vicepresidente que le está robando protagonismo. Henao se llevó un 3,4.

La ministra de Educación, Gina Parody, bajó una décima, a pesar de sacar adelante una ley de inspección y vigilancia para la educación superior. Le pasaron la factura por su falta de diligencia a la hora de poner en firme las condiciones para ascender a los maestros públicos y los intentos de paro que se presentaron en este semestre.

El ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, sube dos décimas y se ubica en 3,1 con respecto a los primeros 50 días. Jorge Iván Cuervo, analista político de la Universidad Externado, dijo que su nota es gracias a que los proyectos que tenía bajo su cargo salieron adelante. “Su experiencia como parlamentario le sirvió para sacar su agenda legislativa”. El reto para Cristo en 2015 será manejar esta agenda con las elecciones de alcaldes y gobernadores. “Deberá ser más gobernante para que la Unidad Nacional predomine en los nuevos mandatarios y no crezca el uribismo”, agregó Cuervo.

¿Los peores deben ser removidos?

Los ministros que están por debajo del promedio son: el ministro de Minas, Tomás González con 2,8; la Canciller, María Ángela Holguín, 2,7; Luis Eduardo Garzón, ministro de Trabajo, 2,5; Gabriel Vallejo, ministro de Ambiente, 2,5; Mariana Garcés, ministra de Cultura, 2,3; y la peor calificada Natalia Abello, ministra de Transporte con 2.

La mayoría de los ministros que se encuentran en esta lista son mal calificados por su inexperiencia, es el caso de Vallejo y de Abello. Para el ingeniero Jaime Ordóñez de E&A Ingenieros Consultores, todo el gabinete es emisario del Gobierno para generar propósitos. “Estamos en donde el presidente dicta de acuerdo a un criterio y los ministros ejecutan como ceros a la izquierda sin tener un aporte, entre menos sepan mejor”. Con Vallejo aseguró que él más de una vez ha salido a los medios a decir que no conoce de muchos temas y que “se refleja en un desinterés del Gobierno por el medio ambiente”.

A la que ya se le está agotando el tiempo en su cartera es a la canciller María Ángela Holguín. Según los analistas, la mala participación en la negociación con Panamá luego de la declaración de paraíso fiscal fue la copa que rebosó el vaso para su puesto. Medina, quien también es experto en relaciones internacionales, agregó que la nota de 2,7 es resultado de que no hubo un proceso de negociación dentro de lo de Panamá ni se revisaron las consecuencias comerciales. “En mi opinión, ya vamos tarde con cambiar a la Canciller porque su función ha sido deficiente, no olvidemos el tratamiento del problema con San Andrés”.

El académico afirmó que un canciller debe conocer la ley internacional, con carrera diplomática y que tenga posiciones firmes ante los conflictos de Colombia con sus pares.

Los ministros que están por encima del promedio

También están por encima del promedio, los ministros Diego Molano, de las TIC, con 3,3 y Juan Carlos Pinzón de Defensa con la misma calificación. Para el primero, su nota anterior había sido de 3,3 y se mantiene estable. Este es el resultado, según los analistas, de que las obras de telecomunicaciones no tengan avances a pesar de que los empresarios reconocen que se está trabajando en la conectividad del país. Con respecto a Pinzón la percepción no es más favorable porque, según Jorge Cuervo, analista del Externado, ha habido un deterioro de la seguridad y “el responsable políticamente es el Ministro, así como del secuestro del General Alzate.”

¿Y dónde está el ministro de Justicia?

El ministro Yesid Reyes baja en su calificación de 3 a 2,5 por ser el gran ausente en el paro judicial que le costó al país, según el Consejo Superior de la Judicatura, $100.000 millones. El abogado litigante Guillermo Cáez explicó que el paro afectó su imagen “porque hubo poco interés del Gobierno para solucionarlo, Reyes dio declaraciones confusas donde no hubo una posición y no asistía a las reuniones de negociación”. Además agregó que al no tener claro lo que quería, no afectó solo a los abogados y empresarios sino también al país porque la resolución de los conflictos es importante en una economía que replica en la inversión que ya no tiene confianza.

Fuente: LR.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?