Miércoles, 21 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

Aunque la mona se vista de seda

El jueves 8 abril, 2021 a las 10:19 am
Imagen cortesía de: https://bit.ly/2PEVCum
Los 50 años del CRIC

Aunque la mona se vista de seda

El mejor ejemplo del desprestigio de la clase dirigente colombiana es el presidente Duque; varias de sus promesas de campaña han sido lo contrario de lo expresado en sendas arengas de politiquero barato en las tarimas, discursos encendidos para arrancar aplauso de incautos electores, sobre el salario mínimo, los impuestos, etc.

La Ley de Financiamiento (el nombre de su primera reforma tributaria) en el 2018, buscaba recoger 14 billones destinados al presupuesto del 2019; la honorable Corte Constitucional la tumbó por vicios de procedimiento en el Congreso.

Ley de Crecimiento Económico en el 2019, con los mismos efectos y votada nuevamente por los partidos de gobierno de Duque.

En esta oportunidad 2021, y como diría mi abuelita Laura Rosa “sin que le corra sangre por la cara”, en el colmo de la desfachatez y el irrespeto a nuestra inteligencia ha dicho que “la esencia del proyecto no es tributaria, tiene el objetivo de extender las ayudas sociales que finalizarían este año, se refiere al ingreso solidario, ayudas a los estudiantes apoyo en créditos a empresas y el programa de apoyo al empleo formal”.

La base filosófica la declaró Duque en entrevista con el espectador, “no quiero que veamos la solidaridad social en términos de golpeados y no golpeados, sino en cuestión de la solidaridad como principio y que se recibe en toda la sociedad”.

Lo anterior traducido al buen castellano, es que no porque haya sectores de la población que comen una o dos veces al día, así como microempresas que no lograron les prestaran dinero de los colombianos (para reponerse de la crisis ocasionada por el covid 19), no exista un sector minoritario privilegiado que fue a despachar desde sus fincas sus negocios, con las garantías y posibilidades de acceso a la salud, en condiciones alimentarias excelentes, con créditos efectivos a sus grandes empresas.

Según Duque no por que las desigualdades y falta de oportunidades sean tan grandes, veamos a los golpeados y los no golpeados; sufran, recen ustedes estratos bajos y clase media en vías de empobrecimiento, vivan con los $ 180 mil y no pidan renta básica digna.

¿Qué no es tributaria? Y grabar con declaración de renta los salarios de la clase media de dos y tres millones, el IVA al chocolate, los huevos, etc.

Cambiarle de nombre no arregla nada y eso lo sabemos, recuerde presidente Duque que, aunque la mona se vista de seda…mona se queda.

*************************************************************

Lee otros artículos del autor aquí:

Clic
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?