ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 26 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

Asamblea del Cauca convoca a debate sobre los predios de la Villa Olímpica de Comfacauca en Popayán

El lunes 11 marzo, 2013 a las 8:47 am

Un debate de control político relacionado con los contratos de administración de los predios de la Villa Olímpica realizados por la gobernación del Cauca con la Caja de Compensación Familiar del Cauca desde el año 1.990 hasta la fecha, se realizará en la Asamblea del Cauca el día martes 12 de marzo del 2013.

Al debate han sido invitados el gobernador Temístocles Ortega y otros funcionarios de la entidad, los presidentes de las ligas de fútbol, voleibol, tenis, patinaje, un delegado de la Procuraduría Regional, el contralor departamental, y el director de Comfacauca, Juan Cristóbal Velasco, entre otros.

La Asamblea del Cauca se ha propuesto estudiar supuestas irregularidades detectadas por la Contraloría General del Cauca en la entrega de escenarios deportivos ubicados en la ciudad de Popayán, de propiedad del Departamento, a la Caja de Compensación Familiar del Cauca, Comfacauca.

Antecedentes desde la campaña de Temístocles a la Gobernación

Villa Olímpica

Lo cierto es que el predio de la Villa Olímpica pretende ser usado para expansión comercial o de vivienda, en detrimento del deporte, del bien público y de haberse constituido como un pulmón de la ciudad, para en un ‘negociado’ pasar a ser propiedad privada como lo expuso en la Asamblea Departamental Jorge Sair Naranjo López, gerente de ARINSA S.A., promotor del Centro Comercial Campanario y quien ha participado en el desarrollo de importantes proyectos de vivienda en conjunto cerrado en la ciudad de Popayán.

Es oportuno recordar que el diputado Nelson Eduardo Paz Anaya en un artículo publicado en Proclama del Cauca, el primero de diciembre del año pasado, había denunciado que el negocio se le había presentado a Temístocles Ortega desde la época de su campaña a la Gobernación y en cumplimiento de lo pactado, el pasado seis de noviembre de 2012, la Gobernación del Departamento solicitó a la Asamblea facultades para “enajenar a título de venta o permuta un lote de terreno de propiedad del Departamento, identificado con matricula inmobiliaria numero 120- 0024614, ubicado en la ciudad de Popayán”, con una extensión de 37.950 metros cuadrados, compraventa efectuada por la señora María Josefa de Mosquera, con dedicación exclusiva para deportes, en la Villa Olímpica.

Campanario Centro Comercial

Pues bien, la Asamblea Departamental respondió positivamente al proyecto de ordenanza que solicitó el gobernador del Cauca, Ortega Narváez, con el voto negativo de Paz Anaya, quien consideró que “no se puede en la ciudad de Popayán y en el Departamento del Cauca, continuar asumiendo determinaciones sin las discusiones pertinentes; las tomadas de manera unilateral, conducen a resultados costosos para la sociedad”, argumentando además que “la información presentada a la Asamblea fue exigua, las facultades se aprobaron sin mayor discusión; el diputado de la coalición Cesar Sánchez Daza, diputado ponente, pidió revisar el proyecto para no “incurrir en un posible delito de PECULADO POR APLICACIÓN OFICIAL DIFERENTE”, extrañamente al poco tiempo corrió veloz a retirar su escrito; por lo tanto, se propone establecer escenarios para exponer el proyecto, escuchar los deportistas, los usuarios de la Villa Olímpica, los habitantes de los barrios vecinos y a la ciudadanía en general”.

Lo más reciente y el debate del martes

Dumer Cifuentes PiambaEn estas circunstancias, “coincidencialmente”, el pasado dos de marzo, se pronunció en un boletín de prensa el contralor del Cauca, Dumer Cifuentes Piamba, con el presumible objetivo de coadyuvar en hacer efectivas las facultades otorgadas al gobernador para enajenar el bien público, rescindiendo la contratación que sobre la Villa Olímpica se tiene firmada con la Caja de Compensación Familiar del Cauca – COMFACAUCA. La contratación entonces, será sometida a debate, porque realmente parece que tiene fallas legales que deben ser aprovechadas para el fin inmediato proyectado por el gobernador del Cauca.

Según la Contraloría, el contrato suscrito el 6 de agosto de 1990 bajo el marco normativo del decreto 222 de 1983, no tiene inconvenientes en tanto se utilizó la figura de contrato administrativo vigente en el momento; sin embargo, las presuntas anomalías comienzan cuando se hace una prórroga en 1995 por un término de diez años, obviando los cambios de reglamentación estipulados en la Ley 80 de 1993 según la cual se debió recurrir a la figura de concesión a través de licitación pública y no de prórroga automática. En 1998 se celebró un nuevo contrato para la entrega de otra etapa de ‘La Villa’, que comprende el club de empleados oficiales (gimnasio) y el templete papal, bajo la modalidad de ‘contrato de administración’ basado en el decreto 222 de 1983 (derogado por la Ley 80). Ese contrato que finalizaba en diciembre de 2000 fue prorrogado, en esa misma vigencia, por 10 años más. Lo mismo sucede con el primer contrato pactado hasta 2005 que se extiende por otra década. En el año 2005 la Gobernación entrega otro bien, de aproximadamente 38 mil metros cuadrados, a Comfacauca manejando la misma modalidad jurídica y agregando una prórroga automática.

Según el contralor, el 30 de noviembre de 2007 se hace una modificación a los tres contratos, que tiene como finalidad extender la duración de los mismos por 20 años más a partir de la fecha de su vencimiento.

“A las posibles irregularidades en la modalidad contractual, se suma la preocupación por la no cancelación del impuesto predial que se ha obviado durante todos estos años y cuya cifra sería superior a los mil millones de pesos” sostuvo el Contralor General del Cauca en el citado boletín.

Se pronuncia el director ejecutivo de COMFACAUCA

Juan Cristobal Velasco Cajiao

Al ser consultada la opinión del director ejecutivo de COMFACAUCA, Juan Cristóbal Velasco Cajiao, sobre esta cuestión, dijo el debate no es contra Comfacauca, sino contra la administración departamental, pues los responsables de la contratación pública son los gobernadores y su oficina jurídica, no los particulares ni las entidades que se rigen por el derecho privado.

Recordó que en el año de 1.955, el presidente de la república, general Gustavo Rojas Pinilla, mediante un decreto de estado de sitio, con fuerza de ley, ordenó comprar los terrenos de la Villa Olímpica de Popayán con destinación específica, exclusivamente para actividades deportivas y de recreación. “Mal podrían actuar los diputados que pretendan mediante una ordenanza cambiar una destinación específica decretada por una ley”, sostuvo Velasco Cajiao. “Al ser enterado de lo que pretenden hacer con la propiedad pública de la Villa Olímpica, le pedí al procurador delegado que se pronunciara y les mandó un control de advertencia a la Asamblea Departamental. Sin embargo, la Asamblea le aprobó facultades al gobernador para enajenar a título de venta o permuta los terrenos en mención” argumentó además el director ejecutivo de COMFACAUCA.

Y aclaró también: “Lo que pasa es que al Centro Comercial Campanario le hacen falta parqueaderos y le hace falta tener más tamaño porque ellos tienen un sistema de arrendamiento; es decir, por los locales cobran una comisión por ventas. Entonces si hacen alrededor de 100, 200, 300 apartamentos, estarían reforzando obviamente la actividad comercial de Campanario”.

“A la Villa Olímpica en el día de hoy (domingo), no le cabía un alma más haciendo deportes: aeróbicos, bailes deportivos, pesas, patinaje; es impresionante la asistencia de los ciudadanos. Nosotros hicimos ocho canchas de tenis cuando en Popayán no había ninguna, exceptuando las del Club Campestre, ya hemos hecho dos campeonatos nacionales. Aquí se realizaron los Juegos Deportivos Nacionales 2012 gracias a las canchas de Squash que construyó Comfacauca, igual se han hecho varios campeonatos nacionales de patinaje” dijo Velasco Cajiao, para demostrar que esta ha sido una exitosa alianza público – privada y que “Comfacauca está haciendo bien su labor y todo el mundo lo reconoce. Si la gobernación quiere retomar esos terrenos va a tener que invertir un nuevo presupuesto para pagar las inversiones que se han hecho. En el solo funcionamiento son aproximadamente $1.400 millones anuales y en infraestructura, sin datos precisos en este instante calculo que ascienden a más de $2.000 millones, pero el asunto no se trata de eso” afirmó el director ejecutivo.

Y remató su exposición Velasco Cajiao: “Lo grave es que cambien una destinación específica para beneficio de toda la comunidad y lo público lo vuelvan privado; además lo que está funcionando bien para qué lo dañan. Si quieren hacer un desarrollo económico para la ciudad, hay lotes mucho mejores en Popayán”.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?