Lunes, 30 de marzo de 2020. Última actualización: Hoy

Aprovechar y proteger el recurso hídrico: su deber

El martes 9 octubre, 2018 a las 5:49 pm

Aprovechar y proteger el recurso hídrico: su deber

Un sitio web para enamorarse del turismo

Leonardo Iván Orozco Vivas es un payanés de nacimiento a quien le gusta leer, escuchar música, trabajar por la comunidad y proteger el medio ambiente. Actualmente es el gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Popayán y su mayor compromiso es con su propia conciencia.

Se ha encontrado en su ejercicio gente agradecida, unos cuantos no tanto, algunos que le han hecho “advertencias”, otros que lo han felicitado por su labor frentes a la Empresa; pero él siempre camina con la convicción de que está haciendo bien las cosas y que cuando termine ese ciclo podrá nuevamente dedicar más tiempo a su familia y estar tranquilo.

Aunque le cuesta hablar de su vida personal quizá porque no está acostumbrado, no le gusta o simplemente porque es muy técnico. Leonardo Orozco Vivas aceptó que Proclama del Cauca presentara quién es la persona que está al frente de la empresa de Acueducto y Alcantarillado de Popayán.

Leonardo Iván Orozco Vivas

Leonardo Iván Orozco Vivas es un hombre casado y padre de dos hijos; le gusta leer, sobre todo libros técnicos que estén relacionados con su profesión y quehacer; disfruta escuchar rock clásico y música salsa; goza de la belleza de las cosas más simples como ver crecer las plantas ornamentales de su oficina y es un apasionado por la labor social.

Proviene de una familia muy católica; religiosa por tradición payanesa y también por convicción. Su oficina es adornada por muy pocas cosas, más bien tiene solo lo necesario; y entre eso dos figuras: una de San Miguel Arcángel y otra del Divino Niño Jesús. A ellos encomienda su ser, familia y trabajo.

Siempre ha admirado y respetado la labor de las Fuerzas Armadas de Colombia, por eso portó orgulloso el uniforme a los 16 años y prestó su servicio militar de donde salió como subteniente de la reserva en Bogotá. Más tarde regresó a Popayán para pensar en lo que quería estudiar, la carrera e institución en la que se quería formar como profesional. “No me había decidido si estudiar biología o ingeniería química, pero finalmente vi el perfil de la ingeniería sanitaria y me fui por esa línea”, explica.

Lo positivo de su gerencia

Orozco Vivas llegó a la gerencia de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Popayán SA ESP en enero del año 2016, un tiempo después de haber culminado su carrera de Ingeniería Sanitaria en la Universidad del Valle.

“Cuando regresé a Popayán dejé mi hoja de vida, pero no tuvo ningún impacto. Igual gracias a Dios y a la voluntad del alcalde Cesar Cristian Gómez Castro tuve la oportunidad de venir a trabajar aquí” expresa recalcando que no ostenta de apellidos ni padrinos políticos y que está allí por su experiencia y conocimientos.

 

Según cuenta, cuando llegó se encontró varias sorpresas: “las plantas de tratamiento tenían un atraso tecnológico significativo, no existe un plan maestro de acueducto y alcantarillado y tampoco había planificación en las acciones de largo plazo” y esos fueron sus principales objetivos a partir del diagnóstico que realizó.

Afirma que desde su gestión se ha adelantado en la ciudad de Popayán un proceso de optimización de las redes de acueducto y alcantarillado; ya se cuenta con medición en línea, con un Fondo del agua como una estrategia financiera que permite patrocinar y promover nuevos proyectos.

También que se han fortalecido las divisiones técnicas, construido interceptores que evitan que las aguas residuales caigan a los ríos, hecho inversiones onerosas respecto al Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos (PSMV) y planificado de mejor manera la inversión de los recursos existentes.

Tenemos la plena conciencia de que debemos mejorar el medio ambiente y estamos trabajando fuerte en ello, porque hay que pensar en el mañana, en nuestros hijos y nietos y en que debemos dejarles un mundo mejor” indica el ingeniero convencido de que tener conciencia de nuestras acciones en relación con el medio ambiente es trascendental para un verdadero cambio.

Detiene la entrevista porque se fija que el vaso de cristal que está sobre su mesa se encuentra vacío, y es que según explica, no le puede faltar en su escritorio un vaso con agua. Agua del grifo por su puesto, porque el agua de Popayán es potable; y él toma al menos unos cinco en el transcurso de su jornada de trabajo.

Lo no tan bueno en su experiencia:

“Por su culpa estamos dejando de ganar dinero” es lo que expresan los urbanizadores informales cuando citan al ingeniero a “reuniones”.

Gerente Acueducto y Alcantarillado de Popayán

A lo que él responde que sólo cumple con su trabajo a favor de la empresa y los ciudadanos. Y es que no puede hacerse el “loco” con conexiones ilegales que están afectando la cartera de la entidad y la calidad del servicio a los usuarios que pagan de manera responsable.

Por ahora esas reuniones se han quedado en “advertencias” y por su fe en Dios y en su trabajo espera que no pase a mayores, explica después de beber un poco de agua.

“La facturación o recaudo también es algo que nos afecta por el no pago de algunos y también porque debemos facturar el servicio de aseo. Ellos tienen una tarifa muy diferente a la nuestra y hay gente inconforme que dice: ‘yo le pago el agua, pero no el aseo’ sin embargo yo por ley debo hacer la facturación de esa manera” explica el ingeniero.

Por otra parte, cuenta que “los humanos no estamos conformes nunca” y cuando llegan con una obra se generan incomodidades y hay quienes no son tolerantes ante ello. “Es necesario que los ciudadanos entiendan que estamos impactando de manera positiva, sabemos que eso se resuelve en beneficios para la sociedad”.

Lo que quiere dejar a los caucanos:

Leonardo Orozco ve su empresa como un todo compuesto por: la materia prima que es el agua y que debe proteger; una factoría que es la infraestructura y equipos que debe actualizar; la comercialización que responde al servicio que presta y debe ser de calidad, además la vigilancia con las conexiones ilegales. Y para cerrar el ciclo es necesaria la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR que conduzcan esas aguas a un lugar adecuado para disminuir la contaminación.

Gerente Acueducto y Alcantarillado de Popayán

“Para mitigar el deterioro del medio ambiente y los problemas de salud es necesaria la construcción de la PTAR. Ha sido un proceso desgastante, pero es una meta que nos hemos propuesto. Esperamos pronto radicar el proyecto para la compra del predio y seguir con el estudio faltante” reveló al respecto.

A la ciudadanía de Popayán este ingeniero sanitario que continúa formándose como especialista en ingeniería de recursos hídricos; espera entregar un Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado, quiere dejar un Fondo del Agua fortalecido, plantas optimizadas, cobertura y calidad, y además “el mensaje de que, trabajando con transparencia, honestidad y a conciencia, se puede hacer un buen trabajo”.

Deja Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *