Titulares de hoy:    

Reconstrucción total del Centro Comercial Anarkos en Popayán     ~    

COVID-19 se volvió a disparar en Colombia     ~    

Se reactivó pavimentación de la Avenida Brasil en Quilichao     ~    

Crean ruta de trabajo para llevar educación superior al sur del Cauca     ~    

“La gente no se alcanza a imaginar todo el dolor que yo pasé”: Daniella Álvarez     ~    

Uribe “preso”, los demócratas colombianos y la asamblea constituyente     ~    

Umbral de Juan Carlos Pino, ganó convocatoria nacional de novela breve     ~    

Escenario. Esto ganan las figuras colombianas     ~    

Caucana gana premio mundial de dibujo     ~    

Personas secuestradas en Suárez fueron liberadas     ~    

Se aprueban protocolos de bioseguridad en el Aeropuerto Alfonso Bonilla     ~    

Se entregaron 5.000 USB con internet para mejorar clases virtuales     ~    

En Santander de Quilichao se lucha para eliminar el Dengue     ~    

Publicidad gratuita para comerciantes – Popayán     ~    

Hoy 10.142 contagios y 312 muertes     ~    

El monólogo del Dr Ochoa     ~    

Compañía Energética de Occidente celebró 10 años de revolución energética     ~    

Las ESE del Valle toman las pruebas de covid a quienes no tienen sisben     ~    

Disminuyen casos de dengue en Cali pero se continúa en alerta amarilla     ~    

‘Rescatemos el Barrio’ se tomó la comuna 12 de Cali     ~    

Miércoles, 12 de agosto de 2020. Última actualización: Hoy

APOCALÍPTICO

El martes 11 junio, 2019 a las 10:57 am
APOCALÍPTICO

APOCALÍPTICO

APOCALÍPTICO
(Pintura de RVQ, 1991)

Andaba buscando el Reino Eterno; giraba entre circunloquios y palabras desconocidas, y hacía mucho se había acostumbrado a esa inmensa soledad.

Un ave negra le mostró el camino; picoteó sus ojos, que sangraron por tres días seguidos, y luego hizo lavarlos con colirio tibio. “Caminante, no hay camino, y tampoco se hace camino al andar”, le dijo ella. “Has pecado contra el Cielo, contra el hombre y contra el mundo, ¡y así aspiras a la ciencia de los santos”, lo humilló. “Sin embargo, ven, asómate muy de madrugada, por la puerta de la ciudadela del poniente, la de los goznes oxidados”, le ordenó. 

Entonces él auscultó a Dios en las entrañas, miró el pasadizo de los siglos, vio la lucha del amor y de la cólera, el rostro que ha perdido el Cielo, el Paraíso sin invitados ni manteles blancos. Vio la desgracia de los mortales atada a una rueda ineluctable, los deseos entristecidos por el tedio, el lamento de los desterrados, la fiebre sin final, los ojos abrumados de estulticia, los brazos aquejados de impotencia. Vio la guerra en las hierbas infinitas, los pasos aterrados de los combatientes, la sangre de las llagas entre el barro. Vio las risas desperdiciadas entre las basuras, los dolores de parto de la tierra, las espaldas mofando de la sabiduría. Vio en las nubes murmurar el miedo, la languidez de la luna ante la furia del sol. Vio infinidad de corceles huyendo de sí mismos, el tiempo inexorable rajando las estrellas, las montañas murmurando el castigo de los dioses. Vio las manos protegiéndose del odio, el lado izquierdo rebelde ante el derecho, los cabellos cayendo entre los precipicios. Vio que todos tenían un espejo entre las manos, y allí asomaba un ángel mustio, una guadaña en la colina más alta, un pendón luctuoso ondeando contra el aire. Vio el camino que desvía al viento, las canciones eternas llorando desde el éter, espantapájaros en las esquinas de los mundos…

*******RVQ*******

*************************************

Otras publicaciones de este autor: CLICK AQUÍ

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta