Jueves, 14 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

Ana Sofía y Juliana, las Williams del Tenis en el Cauca

El miércoles 5 septiembre, 2018 a las 11:27 am

Ana Sofía y Juliana, las Williams del Tenis en el Cauca

Ana Sofía y Juliana, las Williams del Tenis en el Cauca

Niñas afrodescendientes que triunfan con sus raquetas y decisión en el deporte blanco

Ana Sofía nacida el 17 de noviembre del 2005 y Juliana el 26 de septiembre del 2009, son las hermanas Castillo Paz, hijas de Carlos Arturo Castillo y Dialina Paz Zapata, ilustres quilichagüeñas que sueñan un futuro promisorio en el deporte del Tenis, con la fantasía de ser como las hermanas Venus y Serena Wiliams campeonas mundiales en este deporte.

Deportistas innatas, pues Sofía desde sus 4 años de edad empezó a practicar patinaje en el municipio de Santander de Quilichao, su desempeño fue tan bueno, que sus padres vieron la necesidad de comprarle unos patines profesionales para las competencias, en las cuales ocupó siempre los primeros puestos, Juliana constantemente iba a los entrenos de su hermana, al igual que a Sofía le gustó el patinaje y empezó a practicar este deporte con los patines que había dejado su pariente. Después de un tiempo y por estar en una etapa de crecimiento, se le empieza a deformar un hueso del pie derecho a Sofía, el dolor era tan fuerte que la obligó a dejar este deporte a un lado, su futuro era incierto y no sabía que disciplina practicar…

Juliana Castillo Paz

Mientras Juliana continuaba practicando patinaje, Sofía emprende la natación a los 7 años de edad, muestra feliz sus medallas por las competencias que ha ganado y al ver que su hermana menor sigue sus pasos es un motivo más de felicidad para ella y para los papás de estas menores. Su padre, un hombre que dedica con el mayor de los gustos tiempo de calidad, un día las llevó a ver un partido de Tenis al Club Los Andes en Santander de Quilichao, desde ese momento y hasta la fecha, las hermanas Castillo Paz practican este deporte con pasión, a pesar de ser tan pequeñas tienen su futuro claro siguiendo a sus referentes de vida, las hermanas Venus y Serena Williams.

Al entrar a su casa lo primero que se puede apreciar es a las niñas rodeando el televisor sintonizado en el canal ESPN, viendo cada partido de Tenis, comentan como todas unas expertas, se les ve el ímpetu a simple vista, hasta los padres giran en torno al “deporte blanco”, han aprendido las reglas y todo lo que tiene que ver con este, por ello, el alto rendimiento de las dos exigió una práctica más avanzada en el Club Campestre Cañasgordas en Cali, Valle del Cauca.

Ana Sofía Catillo Paz

La rutina de estas niñas parece de personas adultas, en la mañana madrugan a estudiar, llegan a su residencia a adelantar tareas; los días lunes, martes y miércoles, viajan desde Santander de Quilichao a Cali a entrenar de 4:30 a 7:00 pm, regresando a altas horas de la noche a su casa en el barrio Los Guaduales, además estudian inglés, ya que lo ven como un requisito primordial en la vida, con el objetivo de que sea una ayuda a la hora de tener competencias en otros países.

Las recomendaciones, regaños, críticas y consejos de sus padres y entrenadores son fundamentales para la concentración, el fortalecimiento de la técnica para llegar a ser como las deportistas que tanto admiran las hermanas Castillo Paz; su entrenador Diego Alexander Granados resaltó que, “Las niñas poseen buena proyección en el tenis y a la edad que tienen están evolucionando muy bien, entonces lo ideal es que sigan así, entrenando fuerte, el tenis es un deporte de alto rendimiento, por lo tanto hay que ser constante” aconsejó.

Familia Castillo Paz

La madre de las tenistas, Dialina Paz Zapata, durante todo el proceso de sus hijas como deportistas ha sido de gran apoyo, a pesar de tener que cumplir horarios de trabajo, siempre ha estado para sus primogénitas, guiándolas para tener un equilibrio entre el estudio, responsabilidades y el deporte, además de esto señala que conoció el Tenis gracias a sus dos hijas y las describe como “unas niñas muy juiciosas, calmadas, muy aplicadas en el colegio y responsables; las dos son muy comprometidas con el deporte”.

 

Con solo 13 años de edad Sofía tiene un recorrido de 37 medallas y 3 trofeos, Juliana con 9 años, tiene 20 medallas y un trofeo, esto es solo el comienzo de lo que será la vida como deportistas para estas hermanas, el apoyo de toda la familia ha sido fundamental y los valores que han aprendido las hacen unas niñas humildes de llenas de luz y energía, la pasión por este deporte la llevan en las venas para ser con proyección a nivel mundial, las próximas hermanas Williams del Tenis en el Cauca.

Redacción: Stephany Cortes

Imagen: Sophia Hernandez y Stephany cortes 

También te puede interesar
Deja Una Respuesta