Domingo, 25 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

AMIGO DE LOS ANIMALES

El jueves 15 enero, 2015 a las 4:23 pm
Tatiana Ramírez Sandoval

Por: Tatiana Ramírez Sandoval

Adoptar una mascota es una de las decisiones más lindas que podemos asumir los seres humanos y más cuando sentimos un amor tan grande por los animales.

Cuántas veces no hemos dicho: “Oliver murió, así que no volveré a tener otro perro”, pero cuando cruzamos la calle y vemos que un cachorro nos mira con ojitos de ternura, no podemos decir “no” y caemos nuevamente en esa historia de amistad incondicional que sabemos que puede terminar algún día, pero que a la vez la disfrutamos. Quiero dedicar un espacio de esta columna para hablar de las “Mascotas”.

Amigo de los animales - Tatiana Ramírez

Actualmente son muchos los temas relacionados a la adopción pero en este caso quiero priorizar un tema que debería crear más conciencia para muchas personas. Las olas de calor generadas por el cambio climático han logrado que muchas personas en sus casas opten por colocar tarros de agua afuera para aquellos animales que no tienen un hogar y que se están muriendo deshidratados, una opción que fomenta la unión y el respeto por los animales sean o no, nuestros, ya que el calor excesivo al que se pueden exponer muchos de ellos y que muchas personas desconocen, puede llevarlos a la muerte si se exceden los 42 grados de temperatura, además de producir otros síntomas como dolores musculares, color azul en su piel, aumento del ritmo cardiaco, respiraciones rápidas, moco en la nariz, entre otros. Hay que acudir inmediatamente a un veterinario si se presenta esta sintomatología.

Recordemos que hablar de amistad no es solamente traer a nuestra mente recuerdos de la infancia, adolescencia e incluso de nuestra adultez compartiendo con nuestros amigos humanos, sino que tenemos otros amigos incondicionales que han logrado robar nuestros corazones, que nos divierten y sacan una gran sonrisa en nuestro rostro cuando hacen travesuras, esos que nos acompañan en noches de soledad y que nos abrazan cuando lloramos o enfermamos, reconociendo que son tan inteligentes que solo les falta pronunciar “un te quiero, mi amor es incondicional” y son todos ellos, nuestras mascotas, a quienes también les debemos respeto pero sobre todo mucho “amor”, cuidándolos siempre.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta