Domingo, 5 de abril de 2020. Última actualización: Hoy

América, llevado del diablo

El sábado 29 noviembre, 2014 a las 11:04 am
Luis Enrique Delgado

Por Luis Enrique Delgado – Periodista Acord-Valle

Para quienes tenemos púlpito y opinamos con sensatez y coherencia, estaba muy claro que las posibilidades del América, al menos en esta liguilla del Torneo Postobón, eran mínimas.

Las razones estaban, por supuesto, suficientemente cimentadas:

Hay que decir, primero, que su campaña a lo largo del año fue bastante deprimente, irregular y absolutamente desalentadora, a tal punto que apenas logró su clasificación en la última fecha y eso gracias a una exigua diferencia de gol.

Se me dirá que en la primera parte de la competencia, la que terminó en junio, el equipo rojo llegó a la final, y es cierto; pero no es menos cierto que en la exigencia definitiva cayó estrepitosamente frente al modesto Jaguares.

Ahora en esta segunda parte de la temporada las cosas fueron peores. Su pobreza futbolística, que acabó hasta con el ardiente entusiasmo de sus aficionados no permitió, nunca, alimentar una ilusión sólida, creíble.

Siempre anduvo nadando entre las indecisiones de su Comité Ejecutivo con su director técnico, las confusiones de éste con su plantel de jugadores, el bajo rendimiento de casi todos los integrantes de la plantilla y los dolores de cabeza generados por su penosa situación económica, además de la imprudencia y patanería de su hinchada que contribuyó al caos financiero alejando al público de las tribunas.

Con lo anterior, pues, era muy fácil presagiar el fracaso y lo que hoy vive y padece la otrora triunfadora escuadra americana.

Un pobre equipo

América 3

América es hoy, con el respeto que se merece, un remedo de equipo que trasegó el año lectivo en medio de toda clase de adversidades y que, como consecuencia lógica, ha quedado eliminado una vez más, siendo superado por escuadras a las que en épocas pretéritas aplastaba sin consideración, con una superioridad que con sobra de solvencia paseó por todo el continente.

América, es la verdad, no tiene jugadores que inspiren respeto en el torneo de la “B”.

Hoy, los “Diablos rojos” despiertan compasión en muchas partes y eso tienen que remediarlo sus directivos, quienes no han querido, o no han podido, entender que para volver a la “A” tienen que jugar como equipo de la “A”, no con una escuadra enclenque, aparentemente desmotivada, sin compromiso y, lo que es peor, sin mayores condiciones futbolísticas.

América está es sepultando su prestigio.

Otra oportunidad

Después de este fracaso, igual o peor al que vivió en junio, al América le queda, sin embargo, otra oportunidad para volver a la máxima categoría del fútbol colombiano, con esa manito, llamada cuadrangulares que ha programado la Dimayor para que dos de los ocho equipos llamados tradicionales que están en la “B”, vuelvan a la “A”.

Pero desde el mismo jueves, día de la eliminación, ronda la pregunta: ¿tiene América con qué disputar ese regreso?

Si presidente ha hablado de varios refuerzos para la alternativa que queda.

Ojalá esta vez sí acierten para saber, también, si fue acertada la vinculación del director técnico Luis Augusto “El Chiqui” García. Porque para eso lo trajeron. ¿O no?

Deja Una Respuesta