ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 12 de junio de 2021. Última actualización: Hoy

Álvaro Miguel Mina, el periodista afro del año

El jueves 7 diciembre, 2017 a las 9:07 am
  • Por su estilo particular, se ha posicionado como uno de los reporteros más destacados del Valle del Cauca.
  • El carismático periodista de Caracol Radio, Álvaro Miguel Mina o ‘El Negro’ Mina, como lo identifican los millones de oyentes del país, desde hace más de 25 de años, fue elegido como ‘Periodista Afro del Año’.
  • “Este año su naturaleza de reportero nato se vio en los cubrimientos de Tumaco y Corinto, con sus relatos y crónica del drama de la gente del común afectada por la violencia y los fenómenos naturales”, explicaron los organizadores del reconocimiento.
  • Agregaron que este galardón busca mostrar a la sociedad que el color de la piel no limita el potencial de las personas y realzar el aporte de la población negra al desarrollo de Colombia.

Álvaro Miguel Mina, el periodista afro del año

Anoche en Bogotá se celebró la ceremonia de Afrocolombianos del Año 2017, distinción que otorgan El Espectador y la Fundación Color de Colombia, y que ya va en su octava edición.

Álvaro Miguel Mina, Premio Simón Bolívar en 1999, 5 premios Alfonso Bonilla Aragón y múltiples reconocimientos. Nacido en Puerto Tejada, es todo lo que implica la esencia del reportero, por ello este nuevo galardón en su carrera periodística es, sin lugar a dudas, un reconocimiento a su brillante trayectoria profesional.

Los ganadores fueron escogidos por un jurado integrado por Fidel Cano, director de El Espectador; Fernando Carrillo, Procurador General de la Nación; Cecilia María Vélez, exministra de Educación; Paula Moreno, exministra de Cultura; Pedro Medellín, columnista de El País y Semana; Élber Gutiérrez, jefe de redacción de El Espectador; y Daniel Mera, director ejecutivo de Fundación Color de Colombia y columnista de El Espectador.

Sobre la ceremonia de Afrocolombianos del Año 2017, se explicó en El Espectador, otorgante de la distinción:

Afrocolombianos del Año fue concebido como un premio de inclusión simbólica para visibilizar de forma temporal los aportes de los afros al país durante una década, comprendida entre 2010 y 2019. Ya nos vamos acercando al fin del premio y su propia existencia no está exenta de paradojas, sobre lo que ha logrado y sobre el camino que falta por recorrer.

El jurado reconoce la participación de los afros en hechos que hayan marcado al país, el trabajo en un sector que pocos se atreven a hacer, el impacto positivo dentro de un grupo de personas, entre otras acciones que muestran los aportes a Colombia de los ganadores en 13 categorías: Medios y Periodismo, Educación, Música y Artes, Justicia y Derecho, Sector Privado, Fuerza Pública, Sector Público, Sector Salud, Academia, Ciencia y Tecnología, Deportes, Joven y Sector Social. En últimas, se trata de crear referentes de orgullo para toda la población.

Igual que en ediciones anteriores, este año hemos confirmado que los ganadores siguen contribuyendo al país desde las instituciones políticas y sociales, a donde han llegado por sus propios méritos, y que sus logros benefician a toda la sociedad y no exclusivamente a la población negra. ¿Por qué, entonces, es necesario e importante un premio como este?

Porque es pertinente preguntarnos si la acción afirmativa sigue siendo relevante en una sociedad en la que la integración y la inclusión están lejos de ser completas. Si puede servirnos como un instrumento para superar una exclusión y una desigualdad históricas, en este caso por medio del reconocimiento. A pesar de que, por su concepción original, Afrocolombianos del Año se encuentra ya en su recta final, y de que quisiéramos que no fuera necesaria su existencia, su razón de ser persiste, pese a los avances alcanzados.

La esperanza, una vez llegue 2019, cuando se entregue por última vez el premio con participación de El Espectador, es que al menos tengamos un país más consciente del valiente y decidido trabajo que los afrocolombianos están realizando y que de paso rompe con todos los prejuicios y obstáculos.

Más aún, creemos que, como acción afirmativa, Afrocolombianos del Año ha servido para contextualizar y reconocer los aportes de la población negra, históricamente invisibilizados, además de contribuir a un proyecto de diversidad, representación e integración al que todos deberíamos apostarle como nación. Constituye un espacio no exento de dilemas y preguntas difíciles en el que, sin embargo, convergen distintos rostros para reflejar la diversidad de Colombia, que es una realidad al fin y al cabo.

Y más que un proyecto inacabado, es una necesidad vital para la democracia. Como bien dijo Daniel Mera, miembro del jurado y directivo de la Fundación Color de Colombia, en su columna de El Espectador, el premio “representa la narrativa más inspiradora que enfatiza la igualdad y no la diferencia”.

Álvaro Miguel Mina

Periodista, con una inmensa capacidad para sentir el dolor ajeno en especial de su gente negra, Cali y el Pacífico colombiano lo reconocen como uno de sus hijos ilustres en el campo periodístico. Nació en Puerto Tejada (Cauca, Colombia) el 10 de abril de 1.956. Estudió Bachillerato en el Colegio José Hilario López y ha realizado estudios de periodismo en la Universidad Santiago de Cali y en la Universidad Javeriana. Con gran orgullo reconoce tener dos madres (Ana Delia de nacimiento e Ismenia de crianza), está casado con la administradora de empresas María Elena Lucumí y es padre de tres hijos: Álvaro Miguel y Alain, abogados y Jahaira, licenciada en música y artes.

Después de cubrir eventos violentos en donde infortunadamente debía registrar fallecimientos de personas buenas, un triste día la violencia lo tocó de frente. Su hijo, el abogado Alaín Mina falleció después de un ataque esperado de unos violentos que por robarlo lo asesinaron.

El negro Mina recibió todo el apoyo, el respeto y la compañía de amigos y desconocidos. Esos que lo leen y lo oyen y que sufrieron a su lado esa terrible pérdida. Los mandatarios, artistas y personas visibles de la sociedad caleña lo rodearon también y lo acompañaron en ese duro tránsito.

Ha recibido entre otros los siguientes premios:

  • Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar por el cubrimiento del terremoto en Armenia en 1.999
  • Cinco Premios Alfonso Bonilla Aragón en 1.991, 1.996, 2002 y 2.006
  • Botón Dagoberto Ospina
  • Escudo de la Policía Honor Al Mérito
  • Micrófono de Oro en el año 2.006
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?