ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 12 de junio de 2021. Última actualización: Hoy

Alumbrado público y privatización

El jueves 27 noviembre, 2014 a las 10:38 am
felipe-solarte-nates1

Por: L. Felipe Solarte Nates

Loable el intento de varios ciudadanos, concejales y diputados, de rescatar para empresas de Popayán y el Cauca la prestación del servicio de alumbrado público, cuyo contrato con la actual entidad prestadora se vence el  31 de diciembre. Dentro de este propósito, el lunes 24 de noviembre, en la sede de la Asamblea Departamental, fue citado Cabildo Abierto, para convencer a la mayoría de concejales y al alcalde Francisco Fuentes, para que no renueve el contrato a la empresa que en la actualidad presta el servicio de alumbrado público.

Los promotores de que el municipio de Popayán, a través de Emtel y un operador calificado en alumbrado público, que podría ser la Uten, puedan garantizar un buen servicio a menores costos y con  capitalización que beneficie a la empresa , buscan fortalecerla y vienen impulsando la idea desde hace varios  meses, programando reuniones con diversas comunidades y difundiendo mensajes.

El ex secretario de Planeación Departamental, Santiago Zambrano Simmonds, uno de los líderes de la campaña, la destaca  enmarcada en el propósito de rescatar empresas públicas, que en años recientes han sido privatizadas, en detrimento de la iniciativa y patrimonio de los caucanos. Tal es el caso de Cedelca, que debido al manejo politiquero e irresponsable de sus administradores, fue intervenida por el primer gobierno de Uribe, para ser desmantelada, desvalorizándose sus acciones, en gran parte pertenecientes al Departamento del Cauca y a los municipios que perdieron parte de su patrimonio.

Popayán - Cauca

En la actualidad, Cedelca, se limita a cobrar dos arriendos. El que le paga la Compañía Energética de Occidente por el uso de las líneas, aproximadamente equivalente a mil millones de pesos mensuales y el que recibe de la Uten, por el uso de las pequeñas plantas generadoras de energía, cercano a los quinientos millones de pesos mensuales. La suma de estos arriendos en su totalidad se destina al pago de la costosa burocracia interventora de Cedelca nombrada por el gobierno nacional y de la nomina de jubilados que tiende a mermar.

Proyectos multipropósito para generación de energía eléctrica, regulación del caudal de las aguas, piscicultura y turismo, como la represa de Julumito, que se construiría, cercana  a Popayán, pocas perspectivas tienen de adelantarse sin una entidad como Cedelca, que los promueva ante el gobierno nacional y el capital extranjero. Igual sucede con la hidroeléctrica, del Micay, que según estudios elaborados hace 30 años, podría generar cerca de 700.000 kilovatios/hora, sin olvidar que en el río Caqueta, en su curso por la Media y Baja Bota Caucana, se podría construir una hidroeléctrica con mayor capacidad.

Positivo que empresas caucanas intenten recuperar la prestación de servicios públicos, aunque eso sí, con garantías de cumplimiento y seriedad, para que no obtengan los contratos y después salgan con el cuento, de que no fueron capaces, pero quedándose con los dineros correspondientes.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?