Domingo, 8 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

Alcalde, el barco hace aguas

El viernes 28 abril, 2017 a las 8:06 pm

Por Fabrit Cruz / [email protected]

Se cumplió en Popayán la Semana de la Seguridad Vial. Durante cinco días, entre el 24 y el 28 de abril, la programación incluyó conferencias en temas de política, planes, infraestructura y seguridad. Una iniciativa de la Alcaldía de Popayán a través de la Secretaría de Tránsito y Transporte. Loable pero no suficiente. Como muchas de las acciones que se dan desde esa cartera. Algo está pasando en la gerencia del tránsito en la ciudad y es necesario pensar en cambios.

El ‘Día sin carro y sin moto’ que se desarrolló en medio de esta Semana de la Seguridad Vial, dejó al descubierto que siguen presentes las irregularidades en algunas empresas de transporte público urbano y no ha existido el control por parte de la dependencia municipal.

Como en años anteriores, hubo quejas de la ciudadanía por el mal estado de vehículos de servicio público urbano; la desproporcionada emisión de gases por parte de los mismos, y la falta de control a algunos de los conductores de servicio público, por exceso de velocidad.

Curioso porque en este Gobierno del Cambio nunca se ha escuchado un reporte desde la Secretaría de Tránsito y Transporte que busque tomar medidas frente a este gremio, que debe aceptar que no está brindando un servicio óptimo. En este tema, como dice Felix de Bedout, también hay ‘mea culpa’ del periodismo caucano. Es necesario indagar.

Ahora, siento que desde esa dependencia se está cumpliendo por cumplir pero no se adelanta una labor con visión de ciudad. Han existido medidas adoptadas que dejan mucho que pensar. Es positivo que se demarquen zonas para el paradero de los buses de transporte público urbano. Positivo que se demarquen las zonas de estacionamiento de taxis. Que se fortalezcan los operativos para despejar las vías con aquellos que en muchos casos, por afán, nos parqueamos mal. Que se decreten horarios para cargue y descargue de camiones en el sector histórico. Loable pero no suficiente. Las medidas no se están cumpliendo. Esas zonas demarcadas se quedaron allí. Están sin vida. No hay quien las haga respetar. Lo mismo pasa con el decreto para cargue y descargue.

Vamos al campo de La Bicicleta. Las críticas son similares. Se demarcaron unas ciclo – bandas. Y así se quedaron, demarcadas. Actualmente utilizadas para parqueo de motocicletas y vehículos particulares. Los policías motorizados muchas veces pasan por el lado y ni se inmutan. Parece que el único afán es el control de motocicletas, que no está mal pero no son los únicos.

No pasamos de una actividad al año cuando las bicicletas se toman la ciudad y el resto qué. ¿Qué pasó con la mesa de la bicicleta? Anda coja y hay desarticulación de las partes. Parece que los líderes de grupos pro bici se cansaron. No encuentran respaldo y partieron cobijas. Algo lamentable porque los resultados se consiguen mejor si se trabaja en equipo. Por separado, lo dudo mucho.

De otro lado, en esta Administración se rescató el servicio de grúas, antes en manos de un privado y ahora a cargo del municipio. Buena medida. En su momento se dijo que los ingresos servirían para fortalecer y afianzar esas acciones en la ciudad pero hasta el momento, los resultados no son evidentes. Es necesario conocer un reporte actualizado de ingresos y el qué se hace con los mismos.

Viene ahora el cobro de ‘zonas azules’. Buena medida. Loable pero no suficiente. No todo debe ser represión. Existen otros mecanismos y aquí es donde se requiere a personas con conocimiento y capacidad de ejecución en esa área.

Secretario no avance solo. Acompáñese. No es malo no saber, lo malo es no rodearse de los que saben. Entiendo que es temprano y se requiere tiempo para ejecutar los planes pero como vamos, el rumbo no es claro. Trabaje en equipo. No puede seguir ejecutando acciones y luego echándolas para atrás, parece que no tuvieran un estudio previo. Y no es necesario nombrarlas.

Alcalde, van 16 meses de mandato. Usted es un hombre gerencial pero me aterra que el barco le haga aguas y no haga nada. ‘Dese la pela’. Cambie lo que tenga que cambiar y gobierne con visión. Aún está a tiempo de tomar correctivos. Esta es la Administración del Cambio.

Deja Una Respuesta