Domingo, 25 de septiembre de 2022. Última actualización: Hoy

Al del INPEC sí…

El martes 8 marzo, 2022 a las 2:10 pm
Al del INPEC sí
El de la DIAN y el del INPEC

Al del INPEC sí… pero al de la DIAN no.

Gustavo Álvarez Gardeazabal

La noticia fue sorpresiva, pero muy bien acogida por quienes detestan al antipático señor Mattos. El presidente de la nación, en uso de unas facultades, que muy pocas veces ha usado, destituyó fulminantemente al director del Inpec, el general de la Policía Mariano Botero y al director de La Picota, el coronel Wilmer Valencia Ladrón de Guevara.

La razón fue un informe de Noticias Caracol que demostraba, con imágenes y documentos, cómo el señor Mattos pudo salir de la cárcel donde esperaba a la culminación de su juicio, gracias a un permiso para cita médica y, de paso o por añadidura, arrimar a su oficina donde le esperaba, por lo menos, el prestigioso jurisconsulto que le acompaña en la defensa de su caso.

En ningún momento el señor Mattos pretendió fugarse, ni mucho menos repetir la hazaña de la senadora Merlano cuando se fugó espectacularmente mientras asistía a una cita odontológica. Pero como el presidente Duque había sido picado en su orgullo y había pretendido vana y equivocadamente acusar a la Corte Suprema de permitir la fuga de una reclusa puesta a órdenes del Inpec, la reacción en el caso de Mattos fue inmediata y contundente.

Se desconoce si al general Botero o al coronel Valencia los llamarán a calificar servicios. Pero como lo que en verdad pudo haber pasado para que se generara una laxitud en el manejo del permiso al detenido, no se puede decir, porque no hay como comprobarlo, la furia jupiterina presidencial puede terminar igual que la destitución del coronel Bayona en la Escuela de Policía de Tuluá, desmoronada por una tutela.

Tal situación, empero, sirve para comparar lo que no ha sucedido con el doctor Junco, el director de la DIAN, a quien se le demostró que sí había abierto en el exterior una o más cuentas para capar impuestos y que la empresa familiar de la cual era socio hasta el 3 de enero participó en la licitación milmillonaria del Runt, antes de que él se retirara de la compañía en mención.

En el caso del general Botero pueden achacarle hasta alguna muy discutible prevaricación por omisión, pero en el caso del doctor Junco ante los ojos del país, no del presidente de la nación, es mucho más grave y raya con lo delictuoso o por lo menos con la ética del funcionario público de un gobierno que pregona la honestidad como su brújula.

A Botero lo destituyeron por lo que hizo un subalterno. A Junco lo reforzaron en su puesto por lo que él mismo ha hecho y que en la ciudadanía causa estupor.

Listen to «CRÓNICA DE GARDEAZABAL # 366,al del INPEC si, pero al de la DIAN no,04/03/2022» on Spreaker.

***********************

Otras publicaciones de este autor:

Gustavo Álvarez Gardeazabal
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?