ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Titulares de hoy:    

La vida es un gran supermercado     ~    

Nuevo Centro de Acondicionamiento Físico para personas con discapacidad en Caloto     ~    

Firmado convenio de transformación del Hospital San José en universitario     ~    

“Nadie debe morir cuando estamos a punto de ganar la batalla”: Ospina     ~    

Anuncian recursos para la reactivación económica del Cauca     ~    

Más de 400 pasaportes fueron expedidos en jornada especial en el norte del Cauca     ~    

La Vuelta a Colombia la ganó un hijo de Tuta     ~    

En tan solo 11 meses, cumplimos la meta de 4 años para apoyar el emprendiendo en Popayán     ~    

Muertos por coronavirus subieron a 35.677     ~    

ELECCIONES PRESIDENCIALES DEL 2022     ~    

¿Qué sabes sobre la Diabetes Mellitus Tipo 2?     ~    

Elías Larrahondo Carabalí, nominado como Afrocolombiano del Año Sector Público     ~    

Granja solar en Santander de Quilichao será referente nacional     ~    

Componente Especial para el Pacífico Caucano se consolida     ~    

CRC continúa entrega de estufas ecoeficientes a familias vulnerables     ~    

Notable asistencia a jornada de vacunación y barniz de flúor en Popayán     ~    

Francisco Paz Zapata, una historia de lucha y trasformación     ~    

Conozca sobre trading, una alternativa para aumentar sus ingresos económicos     ~    

Homenaje a las 209 víctimas de feminicidios en Colombia     ~    

Restricciones en Quilichao por visita del presidente Duque     ~    

Miércoles, 25 de noviembre de 2020. Última actualización: Hoy

Ahora sí

El jueves 5 marzo, 2020 a las 4:17 pm
Ahora sí

Ahora sí

Ahora sí

Te esperé desde siempre cuando el viento mecía tu nombre entre los árboles; cuando todas las cosas recién amanecían guardándoles un sitio a la rosa y al trigo, al vuelo y la paloma, al rumor de los bosques cuando el amor cantaba. Te esperé desde siempre. Matilde Espinosa (El mundo es una calle larga, 1976).

Hoy, debe interesarnos como caucanos hablar del concepto y la palabra CULTURA. En especial en su acepción tradicional de conjunto de los pensares, sentires y manifestaciones artísticas, con el cual, los individuos por milenios han interpretado y simbolizado la realidad, encontrando en ella significado y hermosura para superar toda clase de adversidades, desde la guerra hasta la esclavitud. En nuestro pluriétnico departamento, ella debe ser ese PLUS que va más allá de lo meramente transmitido de generación en generación y convertirse en una política pública amparada por una Secretaría.

Pero, a través del tiempo ha existido un grupo de sujetos que han ignorado el impacto de los procesos culturales en las comunidades y han intentado de manera descarada arrojarla al mercado como un artículo más. Hoy, se reclama que el poder político haga un tal ordenamiento e intervención de la cultura, que logre dos cosas. Primero, proyectos y procesos culturales que permitan la visibilización de las comunidades y mostrar así la cara alegre y mágica de nuestro territorio. Segundo, la viabilidad económica para permitir la implementación y ejecución de proyectos y procesos culturales.

Hasta en este momento, las intenciones del señor gobernador Larrahondo ha sido la de considerar la cultura como una opción de trascendencia para sus seguidores y detractores. Nuestro nuevo gobernante es sabedor que, desde la retórica macondiana de nuestros gamonales políticos, el desarrollo de una comunidad NO llega a la trascendencia por el legado de sus procesos culturales, sino por las obras de cemento y por el mayor número de elefantes blancos. También, es consciente que estos ávidos señores feudales del siglo XXI, han desconocido que la Cultura es el engranaje primario y fundante de las cosas. Por estas razones y otras más, él no ignora que la transformación de realidad económica, social y política del departamento del Cauca se ampara en la construcción de verdaderos escenarios para la cultura.

En este orden de ideas, la historia muestra constantemente que un pueblo desaparece como tal cuando olvida o reniega de lo que ha hecho; muere cuando no sabe reconocer lo que se debe a sí mismo y a los demás. Una administración se condena a sí misma si no gestiona, construye o preserva los legados inmateriales. Y desde luego, podrá pervivir y llegar al Senado, a un Ministerio o Embajada, pero, quedará con una deuda pendiente con la historia. Hasta hoy, NINGÚN gobernante había tenido tanta voluntad para la creación de la Secretaria de Cultura para el Cauca.

Entonces, urge recordar que la relación entre la cultura y el poder ha sido siempre objeto de disputas y controversias a través de la historia humana. Hoy, de la mano de unos pocos individuos liderados por el maestro Marco Antonio Valencia Calle buscamos dar sentido, transversalidad, importancia, posición, impacto, desarrollo a los procesos culturales que se gestan en nuestros municipios. Lo hacemos a pesar que, existan disputas sobre su pertinencia y viabilidad económica y/o legal.

Sin embargo, estas disputas han alcanzado una intensidad extraordinaria, obligando a evaluar con detenimiento, precisión y perspectiva histórica, los efectos que el poder puede causar sobre la producción cultural de los pueblos, que están lejos de ser siempre benéficos para una tierra rica en creatividad, arte, cultura, gastronomía, pintura, literatura, poesía, escultura, cine y turismo. Expresiones que ocasionalmente algunos promotores, gestores y animadores culturales intentan evidenciar con talleres, seminarios, simposios, bienales, congresos, concursos, encuentros y ferias.

Por lo anterior y más, invocó a la Santa Prudencia y a la Magna Gestión de nuestros líderes políticos para construir un legado inmortal a través de la creación de la Secretaría de la Cultura. Solo así, puede pervivir en el corazón de las comunidades del departamento del Cauca su historia.

***************************************

Para leer otras publicaciones del autor aquí:

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta