Martes, 23 de julio de 2019. Última actualización: Hoy

AHÍ ESTÁN PINTADOS LOS DE SIEMPRE

El miércoles 30 mayo, 2018 a las 10:05 pm
AHÍ ESTÁN PINTADOS LOS DE SIEMPRE

Imagen de referencia tomada de: www.pulzo.com

AHÍ ESTÁN PINTADOS LOS DE SIEMPRE

Ahí están pintados los de siempre.

Antes de que los medios de comunicación privada nos atiborren, nos distraigan o nos embolaten con el campeonato mundial de futbol, es preciso un humilde llamado de atención a mis paisanos del Cauca y de Colombia en general.

A la hora de escribir estas notas, tanto en las toldas de Petro como en las de Duque, se piensan y se intentan concertar las alianzas para asegurar un posible triunfo en la segunda vuelta electoral para elegir presidente de la República de Colombia.

En una de ellas se acude muy discretamente a la mermelada, así en público haya sido repudiada en todos los tonos posibles, se intentan los favores de esa maquinaria dizque combatida desde esa oposición, se aprovecha al máximo el voltiarepismo endémico de la clase política tradicional de la cual dicen estar exentos.

En la otra, se trata de apelar a una especie de solidaridad de cuerpo, a un sentimiento hecho palpable por los más de diez millones de personas que votaron en contra de la mermelada, el clientelismo y la corrupción de los de siempre, incluidos los dos últimos presidentes. Se busca, no sólo en la dirigencia, como siempre, sino en las bases, en esos millones de víctimas del empobrecimiento y del egoísmo de quienes hasta hoy han dirigido al país, avanzar en una unidad de base que permita caminar hacia otro tipo de gobierno, libre de mentiras, falsedades, posverdades o manipulación dirigida a algunos, que, aunque con mejores recursos, también son víctimas de lo mal que ha estado Colombia hasta hoy.

En este panorama de urgentes y convenientes amancebamientos por un lado, o de llamados a la calma y la esperanza por el otro, el pueblo colombiano no ha podido, y no lo dejarán, digerir el hecho histórico del cual es protagonista y hasta beneficiario.

Por primera vez, desde hace décadas, el abstencionismo cedió un tanto, por fin se cambió el esquema de la tiranía de unas mayorías que hasta hace poco eran unas minorías votantes. Por primera vez, desde hace muchos años, el pueblo pudo acudir a las urnas sin tantas presiones, ni tantos atentados por los alzados en armas; por primera vez desde hace más de doscientos años, los movimientos alternativos se han expresado mayoritariamente en las urnas, algunos, por la fórmula Petro-Robledo, otros por Fajardo-López. Por primera vez, el clientelismo fue golpeado con contundencia, aunque queden por ahí, en la otra campaña, algunos dirigentes que buscan seguir enquistados en el poder local.

Este nuevo escenario electoral debiera llamar a la reflexión, no tanto a la vieja dirigencia tradicional, a lo largo y ancho de la provincia colombiana, sino a los votantes de esos territorios, entre los cuales está el Cauca. Se oyen voces creíbles alertando sobre el trasteo de algunos dirigentes tradicionales de la región hacia las toldas del uribismo.

El asunto, conociéndolos como los conocemos, no es nada novedoso, puesto que ya en los comicios de Congreso, todos, los de la politiquería tradicional, habían enfilado baterías electorales alrededor del hoy senador electo, Don Tito, algunos, como el mismo senador, buscando protección bajo el ala del fiscal vocero del derrotado Vargas LL. Ahí están pintados los de siempre.

El llamado, repito, no es tanto a esa, ya rancia, dirigencia política (azul y roja), sino al pueblo caucano y colombiano en general, es un llamado a observar con detenimiento, estos voltearepismos provinciales, en contravía (para el  caso del Cauca) del muy mayoritario mandato electoral de los caucanos, que en dos ocasiones consecutivas se ha manifestado en pro de las propuestas de quienes representan el cambio al viejo caciquismo político regional, los resultados a favor de Petro y Fajardo así lo demuestran.

*************************

Otras publicaciones de este autor: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/omar-orlando-tovar-troches/

Deja Una Respuesta