ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 20 de enero de 2022. Última actualización: Hoy

Administración municipal de Santander de Quilichao, cobra impuestos “de forma mañosa”

El jueves 18 junio, 2015 a las 1:45 pm

Alcaldía Quilichao

El Concejo municipal el día 18 de diciembre de 2014 mediante el Acuerdo 031 compiló y actualizó el Estatuto de Rentas de Santander de Quilichao, el cual fue sancionado por el señor alcalde el día 26 de diciembre de 2014.

Artículo 55: Descuento tributario por la creación de empleo y la conservación del mismo. “Con el fin de estimular la creación y la conservación de empleo dependiente de personas domiciliadas en el Municipio de Santander de Quilichao, dentro del marco de la Ley 1429 de 2010, los contribuyentes del impuesto de Industria y Comercio  podrán descontar un valor equivalente a 22 UVT por cada empleo directo creado a partir de la vigencia del presente acuerdo, según la normatividad laboral vigente, siempre y cuando dicho empleo se mantenga por un término igual o superior a 1 año”.

Artículo 74: Obligación de pagar anticipo. “Los sujetos pasivos del Impuesto de Industria y Comercio que pertenezcan al Régimen Común deberán cancelar, a título de anticipo, un valor equivalente al 20% del impuesto liquidado respecto del año inmediatamente anterior, en las mismas fechas y en la misma declaración del impuesto”.

Como también se clasificaron los sujetos pasivos del Impuesto de Industria y Comercio en Régimen Común, Régimen Simplificado y Régimen Preferencial.

El Concejo municipal puede expedir normas mediante acuerdos y la Administración municipal puede aplicarlas, pero nunca atropellando las normas superiores (llámense leyes, Constitución, sentencias de la Corte Constitucional, sentencias del Consejo de Estado, conceptos de la Procuraduría General de la Nación, etc.), y esto es lo que la Administración municipal de Santander de Quilichao, en su afán de recaudo, ha hecho con los contribuyentes del este impuesto, induciéndolos, de forma mañosa, a pagar un anticipo en esta vigencia fiscal 2015 por el año gravable 2014, cuando constitucionalmente (artículos 338 y 363) el Acuerdo 031 de 2014 en materia tributaria, comenzaría a aplicarse el 01 de enero de 2015, lo cual quiere decir que el primer pago por concepto de anticipo de industria y comercio debería hacerse en la vigencia fiscal 2016.

Esta tesis esta soportada entre otros por las sentencias C878, C185, C686, C430, C1006 de la Corte Constitucional y sentencia 9457 del Consejo de Estado, y varios conceptos emitidos por la Procuraduría General de la Nación.

La sentencia 9457 del Consejo de Estado hace énfasis en la definición de año gravable y vigencia, con el siguiente texto: “Cabe aclarar, que en el impuesto de industria y comercio, se distinguen los conceptos de ‘año gravable’ que es aquel que sirve de base para la cuantificación del impuesto según los ingresos en él percibidos; y otra es, la ‘vigencia fiscal’ que es el período por el cual está tributando la actividad (…)”.

Se induce de forma mañosa cuando la Administración municipal, presionando el cobro extemporáneo, prescribe un formulario de declaración privada de industria y comercio, con su respectivo manual en PDF, “INFORMACIÓN DE INDUSTRIA Y COMERCIO”, en el cual figura quien lo prescribe, quien lo transcribe y quien lo firma, y en este manual se induce enfáticamente a que el contribuyente DEBE declarar y cancelar el anticipo.

Si la Administración municipal pretendía aplicar el Acuerdo 031 en esta vigencia, por qué no socializó, comunicó, avisó, notificó a los contribuyentes sobre su derecho al descuento estipulado en el artículo 55 del citado Acuerdo, que corresponde a 22 UVT ($604.670) por cada empleo generado, lo que se puede descontar del total impuesto a cargo, léase bien, se puede descontar del impuesto a cargo; las normas tributarias son generales, se aplican de manera parcial, SI Y SOLO SI, benefician al contribuyente.

Lo más grave es que este descuento ni siquiera lo tiene contemplado en el formulario que prescribió para recaudar el anticipo.

La pregunta es ¿por qué? ¿No querían que los contribuyentes hicieran uso de este beneficio? ¿O será que la Administración municipal sabe que este acuerdo se aplica en año gravable 2015 y por la vigencia fiscal 2016, como lo estipulan la Constitución y las leyes y quieren hacer un recaudo anticipado?

La Administración municipal por anticipo de industria y comercio ha recaudado casi mil millones de pesos, que no estaban incluidos en el presupuesto 2015, ¿Por qué?

El Concejo, apenas el pasado 16 de junio aprobó esta  adición presupuestal, motivado, entre otros, por el siguiente considerando: “que el acuerdo 031 del 26 de diciembre de 2014 establece el nuevo Código de Rentas para el municipio de Santander de Quilichao, y en él se crea el anticipo del Impuesto de Industria y Comercio”, léase la frase Y EN EL SE CREA.

El anticipo de industria y comercio es un impuesto, dado que con él se afectan los cinco elementos del tributo. La Constitución Política en el artículo 338 permite crear impuestos; el artículo 47 de la Ley 43 permite crear anticipos, pero ojo, el Acuerdo 031 de 2014 en su artículo 74, dice quiénes deben pagar el anticipo, PERO NUNCA CREÓ EL ANTICIPO, por eso se recalcó al comienzo que “el Concejo municipal puede expedir normas mediante acuerdos y la Administración municipal puede aplicarlas, pero nunca atropellando las normas superiores”. En consecuencia, sería bueno que la Administración municipal dijera en qué artículo de dicho Acuerdo está creado el anticipo de industria y comercio que se está cobrando.

Para enfatizar en este tema sería bueno traer a colación reformas tributarias nacionales recientes: en la Ley 1607 de 2012 el legislador en el artículo 20 crea el CREE y después define quien lo paga; en la Ley 1739 de 2014 en los artículos 01 y 21 se crea el Impuesto a la Riqueza y la Sobretasa al CREE respectivamente y después define quienes los pagan.

Obsérvese cómo primero se debe crear el impuesto y después definir quiénes lo van a pagar.

En el presente caso, la Administración municipal está cobrando un anticipo a título de impuesto que no está creado en el Acuerdo 031 y que el Concejo el pasado 16 de junio aprobó una adición presupuestal motivada por un considerando viciado de legalidad.

Esta irregularidad la deben conocer los organismos de control como la Contraloría y la Procuraduría, teniendo cuenta que se ha recaudado un dinero que en la normatividad tributaria se conoce como pago de lo no debido, y que además pertenece a vigencia futura (2016).

No satisfechos con esta irregularidad, la Administración quedó facultada para realizar acuerdos de pago de los impuestos, y está obligando a los contribuyentes a realizar en anticipo de industria y comercio para poder hacerles los acuerdos de pago.

Otro grave capítulo que se analizará en editorial futuro, hace referencia a otra irregularidad, como es, contratar personal particular para realizar funciones de fiscalización tributaria, siendo una contravención a la Ley 1386 de 2010, sentencia C333 de mayo de 2010 de la Corte Constitucional, y a la circular 041 de la Procuraduría General de la Nación: “Se prohíbe la celebración de contratos o convenios en los que las entidades territoriales o sus entidades descentralizadas deleguen la administración de los diferentes tributos a particulares… Se conmina a las entidades territoriales que hayan suscrito algún contrato o convenio en este sentido, revisar detalladamente su suscripción y si se presenta algún vicio que implique nulidad, adelantar las acciones legales que correspondan para darlos por terminados… Si las entidades territoriales observan alguna irregularidad en la suscripción o ejecución de los citados contratos, se solicita que sean puestos en conocimiento de las autoridades competentes y de los organismos de control…”.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?