ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 23 de mayo de 2024. Última actualización: Hoy

“ADIOS A LAS ARMAS” … EN EL CAUCA

El miércoles 17 abril, 2024 a las 4:07 pm
“ADIOS A LAS ARMAS” … EN EL CAUCA
Javier Enrique Dorado Medina
CREPITACIONES 2024

Una de las ventajas mayores que tenemos quienes nos gusta leer con pasión y nos ha picado el bicho de la literatura, es que tenemos a nuestra disposición un arsenal de obras y autores, que siempre acuden a nosotros, en los momentos más esperados y necesarios.

En la presente ocasión, para los objetivos de la presente columna de opinión, para mis amables lectores (as), cuando me iba a referir a la actual situación trágica y calamitosa de nuestro querido y gran departamento del Cauca, nuestra patria grande que nos vio nacer, no importando que le endilguen apelativos y estigmas tan de mal gusto como ese de “Caucanistán”, como le oí por allí a una distinguida y sabionda politiquera de un gran apellido y de alta alcurnia, en razón del desastroso orden público y de seguridad, que ahora estamos soportando y padeciendo.

Al instante me acordé entonces, por el motivo comentado al principio, del gran escritor Ernest Hemingway (1899-1961), Premio Nobel de Literatura en 1954 y su excelente novela Adiós a las armas, considerada la obra máxima y al mismo tiempo una excelente crónica sobre la lucha de las fuerzas aliadas durante la Primera Guerra Mundial, siendo al mismo tiempo una trágica historia de amor entre el soldado idealista Frederick Henry con la enfermera Catherine Barkley, en la Italia de la Primera Guerra Mundial, siendo una novela en su mayor parte autobiográfica. En relación con el autor mencionado, tiene otras novelas muy conocidas, como, por ejemplo: “El Viejo y el Mar”, “París era una fiesta”, “Muerte en la tarde” y “Por quién doblan las campanas”. Se suicidó el 2 de julio de 1961. Tenía 62 años.

Ahora bien, a raíz de la actual situación caucana ya comentada, ha sido tema para que nuestro actual señor gobernador Octavio Guzmán, se ponga al frente de la misma, en unión de los inmediatos miembros del gabinete departamental  y alcaldes (as) de los 42 municipios caucanos, enviando de inmediato con carácter urgente un mensaje al señor presidente de Colombia, para realizar una especie de PACIFICACIÓN para reunir a los actores armados, atendiendo al clamor regional y nacional, sabiendo que la PAZ es un derecho fundamental y un deber de obligatorio cumplimiento, según lo estipula el artículo 22 de nuestra Constitución Nacional.

Cuando se firmó el tan anhelado Acuerdo Final de La Habana en el 2016, hace ya 8 años largos, poniendo punto final a 52 años de un eterno conflicto con las antiguas Farc, dentro de mí sentí que ya era el final y que podíamos respirar tranquilos y en paz, al igual que millones de colombianos. Pero los últimos acontecimientos de orden público acaecidos en el Cauca, dan muestra de lo contrario. Como muy bien lo afirma el antropólogo y doctor en Ciencias Políticas Francisco Gutiérrez Sanín: “Si bien la firma del Acuerdo de Paz con las FARC marcó un punto de inflexión en la inercia de la guerra contrainsurgente, su implementación hace agua en todas partes. Los hechos violentos y el registro de fenómenos asociados a ellos son cada más frecuentes y los medios empiezan nombrar esa realidad política, aún confusa y dispersa, como la “nueva violencia”.

PARA LEER Y PENSAR
“El único modo de vencer en una guerra es evitándola”
: George E. Marshall.

**********************
Otros artículos del autor aquí:

Javier Dorado
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?