Domingo, 25 de julio de 2021. Última actualización: Hoy

Acerca de mis MÍNIMAL

El sábado 19 junio, 2021 a las 2:45 pm
Acerca de mis MÍNIMAL

Acerca de mis MÍNIMAL (Rodrigo Valencia Q); del escritor payanés JULIO CÉSAR ESPINOSA

Julio César Espinosa
Julio César Espinosa

Esa serie minimalista suya, Rodrigo, hace contraste con algo que en Gabito parecía ser un defecto. Sobre este último alguien expresó, no recuerdo cuándo ni dónde, que el aracatequeño (?) sufría de “delirio de cazador», algo así como decir que el escritor se obsesionaba por atrapar al lector y no soltarlo hasta concluir el texto, hazaña o abyección (no sabemos) que en tierras cachacas pregona haber alcanzado el satírico y muy maniqueo Julio César Londoño. De cualquier manera, entiendo que en Gabo hay una urgente necesidad de ser amado, incluso por quienes no son sus amigos. Y para satisfacer ese requerimiento apelaba a trucos extraordinarios de cosmética literaria o neobarroquismo. Algunos califican esa actitud como un atentado a la libertad del lector. La serie minimalista en la que me honras citando una opinión mía al respecto, es la estética de la indiferencia: los cuadros no exigen nada al público. Hablan con placidez. No persiguen la mirada del espectador, ni dicen: «Detente, mírame y ten en cuenta lo genial, lo bello que soy».

No sé el porqué la serie me evoca la idea de lo lunar, uno no mira al cuadro, sino que es observado por él, como la luna. Ella, «del oriente en el confín profundo/ aparta su nebuloso velo” (Diego Fallon) y se dedica a su eterno espionaje. La geometría de lo concéntrico y circular, siempre presente en la serie, es una propuesta que nos conduce al silencio. Obregón, el pintor, reiteraba que su arte (su magnífico arte) era una montaña de silencio. Las líneas de los Mínimales son caminos solitarios: alguien ha pasado por ellos y con seguridad, debe haber sido un alma o un espíritu que no deja huellas sino solo sugerencias.

No sé de técnicas y me declaro de «enciclopédica ignorancia» (Cortázar) respecto a escuelas pictóricas, sustratos de cuadros, dimensiones, etc. Mi ojo de consumidor de lo estético se complace en los mínimos colores de la serie, del blanco al gris o a un negro indefinido, colores que no sobresalen, sino que parecen un extracto de ellos mismos. El extracto del blanco es una vacuidad, la esencia del negro es una quietud y el gris lo enlaza todo.

Si el pintor se ha dejado llevar de una fuerte «atracción por la geometría y su purismo», esta declaración no solo lo acerca a los «intaglios» de Rayo; también enlaza su búsqueda estética y ontológica con un abstraccionismo europeo, cuyos secretos desconozco y la única sensación que me deja es que este arte minimalista busca no ser simplemente observado sino meditado, porque sugiere una fórmula para la paz interior.  Un abrazo, Rodrigo.

Julio César Espinosa

*************************

Otras publicaciones de este autor:

Rodrigo Valencia Q
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?