Jueves, 13 de junio de 2024. Última actualización: Hoy

Acabar con las polarizaciones dañinas

El miércoles 15 mayo, 2024 a las 2:40 pm
Acabar con las polarizaciones dañinas
Acabar con las polarizaciones dañinas
Foto: EL TIEMPO
Fernando Alexis Jiménez

No podemos seguir alimentando odios, que nos llevan al estancamiento y desencadenan consecuencias.

Colombia atraviesa uno de los peores momentos de su historia por cuenta de la polarización. No solamente política, sino de todo orden. Compartir las líneas de gobierno de un mandatario o no, es parte de la democracia. Lo grave es que terminemos enfrentados.

Aquí los vecinos, las familias y los compañeros de trabajo, pareciera que procuran posicionar sus razones a la fuerza, y si no encuentran terreno abonado para que los escuchen, terminan en enojos que se prolongan en el tiempo.

Una polarización así llevó al país a vivir su noche más larga de violencia, después de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán, el 9 de abril de 1948. Pueblos enteros se dividieron entre liberales y conservadores, y los múltiples velorios los llevaron a olvidar la miseria y el atraso que cada día tocaba a sus puertas. 

En un horizonte cercano, recordamos la masacre de Puerto Hurraco, en el municipio de Benquerencia de la Serena, provincia de Badajoz, en España. Allí los hermanos, Emilio y Antonio Izquierdo, vengaron una sucesión de diferencias con la familia Cabanillas. Al caer la tarde del domingo 26 de agosto de 1990, acabaron con la vida de nueve personas, incluyendo adolescentes. Doce más terminaron gravemente heridas.

Liberaron el odio alimentado por las dos familias, como consecuencia de la tenencia de unas tierras: “Algún día acabaremos con ellos”, decían los padres a sus hijos, y ese día nefasto llegó.

El asesinato de líderes sociales, que no se detiene, así como el bombardeo de noticias viscerales que pretenden deslegitimar al gobierno, se suma a las voces de otro amplio sector que lo defiende y amenaza con llevarnos a un estancamiento sin precedentes.

Todavía tenemos frescas las imágenes de las dos movilizaciones, en las que no faltaron quienes se hicieran a un lado de las calles a gritar improperios a los marchantes. ¿Acaso no se evidencia que hay una polarización dañina?

Poniendo tropiezos al gobierno actual, vamos camino al abismo y preocupa llegar a los odios que florecieron en la década de los cincuenta. 

*************************************
Lee otros artículos del autor aquí:

Fernando Alexis Jiménez
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?