Miércoles, 10 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

¿A trompadas con el poder?

El miércoles 15 junio, 2022 a las 9:57 am
¿A trompadas con el poder?
Crédito de la imagen: https://www.eltiempo.com/

¿A trompadas con el poder?

Manuel Tiberio Bermúdez

Con un discurso machacón de repudio a los políticos corruptos, el ingenioso ingeniero santandereano, Rodolfo Hernández, ha logrado la simpatía de una franja de la población colombiana que solo analiza la política desde lo emocional.

Las arengas desabrochadas, populacheras, frenteras, retadoras, al estilo de los peleoneros de la calle, es recibida con gozo por muchas personas que ven en el autoritarismo de Hernández, una buena forma de organizar esta casa llamada Colombia.

Al ingenioso ingeniero, le ha funcionado eso del madrazo sin adornos en contra de los corruptos, de los políticos en ejercicio y aun en contra del desprestigiado presidente Duque, y le ha funcionado porque a un buen número de nuestros compatriotas les gusta arreglar los problemas así, a madrazo limpio.

Pero lo cierto es que mas allá de esa retahíla, anticorrupción, de andar despotricando contra esos «vergajos ladrones», al santandereano no se le conocen propuestas de fondo para gobernar este país que cada día está más polarizado; en el que cada vez aumentan los embates de la corrupción, el narcotráfico, la corrupción otra vez, los grupos armados, regresados a la insurgencia debido a quienes prometieron hacer trizas la paz y lo cumplieron -aunque estaban conscientes de las posibilidades de bienestar para esta Colombia que no termina de asomar la cabeza por encima del horror de las matanzas y la violencia que no cesa-.

Uno se pregunta si más allá del discurso de repulsión hacia los politiqueros y de su evaluación acerca de que los políticos no ponen votos, que son una jauría de oportunistas; a pesar de estas bofetadas verbales a ellos, los politiqueros, con la cola entre las piernas se arrimaron a la campaña del ingeniero, para, al menos ir «colinchados» como dicen en Bogotá, en el bus de quien desde ya consideran ganador y así recibir migajitas de poder.

Si llegase a ganar el santandereano, no sabemos cómo va a gobernar sin los políticos que son parte del panorama nacional. Están en todas partes, en todas las entidades, visibles o agazapados, esperando el momento oportuno para realizar sus acciones, para exigir su tajada, para enrostrarle al ganador la cantidad de votos, -que gracias a su actividad proselitista-, obtuvieron para el triunfo.

En el Congreso, desde ya deben de estar maquinando «jugaditas» para, usando los métodos de siempre y algunos otros que el momento les haga crear, inventar la necesidad forzosa de su aporte al gobierno para que este pueda sacar adelante sus propuestas.

Son conscientes de que sin ellos no se puede gobernar porque tienen el mandato que la ciudadanía que les ha entregado, dando su representación en ese, mal llamado recinto de la Democracia.

Entonces al ingeniero le tocará compartir su mandato con la jauría que tanto ha vapuleado hasta ahora y nuevamente, esos «vergajos ladrones», que se han sumado a Hernández, tendrán su cuota de poder para continuar protegiendo sus intereses, mediante las prácticas de siempre, como hasta hoy lo han hecho, porque no creemos que el ingenioso ingeniero se vaya dar de trompadas con los HP, es decir, los Honorables Parlamentarios, y el resto de poderes que le minimizaran su poder en caso de ser el nuevo mandatario de los colombianos.

*****************

Lee otros artículos del autor aquí:

Manuel Tiberio Bermúdez
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?