ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 10 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

A propósito del próximo paro nacional

El sábado 9 noviembre, 2019 a las 9:07 am
A propósito del próximo paro nacional
Imagen cortesía de: https://bit.ly/2Q8wbyO
A propósito del próximo paro nacional

A propósito del próximo paro nacional

En la red social apareció un mensaje en el cual se hace un llamado “a tener precaución con los comercios locales, producto de emprendimientos a partir de grandes esfuerzos” refiriéndose a las marchas del paro nacional, remitido por un amigo que precisamente siempre ha estado vinculado a las protestas, confirme su origen y efectivamente era de él, como me pareció extraño por su procedencia, estuve meditando en su contenido.

No es un mensaje cualquiera, incluye todo un marco de reflexión sobre la situación del Cauca, el palo no está para hacer cucharas, pero se pierden las oportunidades, vino el presidente y las pequeñas cosas locales no dan paso a propuestas que tengan un importante significado y de magnitud reveladora, todo se queda en las medidas del sastre local.

El Gobierno Nacional tampoco tiene una visión clara sobre la situación del Cauca, la actitud respecto a la situación presentada por las masacres en la región indígena muestra cómo sus asesores ignoran las circunstancias del departamento no funciona la debida comunicación de un conocimiento fincado en realidades.

El sector privado del centro del Cauca, no alcanza a tener la fuerza suficiente para en conjunto con el público, construir las alianzas necesarias para adelantar procesos de desarrollo y el sector empresarial del norte del Cauca, por su mismo origen económico y por su cercanía,  tiene su vinculación con el vecino departamento del Valle del Cauca.

Así las cosas el mensaje de mi amigo que siempre está en la protesta tiene mucho sentido, porque es el momento de insistir en una salida integral para el departamento, antes de que sea tarde, pero la dimensión debe ser tal que quepamos todos, lo cual, demanda equidad, redistribución de oportunidades y actitudes despojadas de las pequeñas vanidades que siempre se interponen.

No significa que las razones de índole nacional que motivan el paro no sean de bulto, además, ingenuo seria no pensar son también un reflejo del sentimiento de rechazo a las políticas neoliberales, que recorren el mundo y generan todos los días injusticias, pobreza y violencia, que aquí, pegan con más fuerza.

Es de pronto utópico, pero hacer la reflexión pertinente, no sobra; como se dice; a la protesta se unirán sectores que nunca antes habían participado de estos eventos cívicos, la clase media, las mujeres en forma masiva, los niños y los ancianos, todo hace prever no serán las bulliciosas marchas de banderas de los maestros y los sindicalistas, será toda una expresión ciudadana tratando de recuperar un país, por lo tanto, se debe cuidar con atención para evitar desmanes de la policía y de los participantes.

La nueva visión sobre la protesta incluye por lo visto en otros países una especie de recuperación como instrumento ciudadano de todos, las manifestaciones de sectores van a tener que ser sometidas a revisiones de fondo porque también se analiza, como en muchos casos, son utilizadas de manera clientelar por decir lo menos, y como pueden terminar favoreciendo a unos pocos y perjudicando a la gran mayoría es la protesta como instrumento de comunicación social colectivo.

Desde luego el paro nacional parte de una serie de circunstancias que afectan todo el país, pero en el departamento se dan circunstancias que concitan a discusiones, debates y criticas racionales y oportunas, pero de allí a que no tengamos la capacidad para comprender que hay una problemática que acosa a todos, hay una distancia enorme.

Son tan fuertes las tempestades del territorio, que sus vientos iniciaron la tormenta que sacudió al Congreso de la República, son como un rugido fuerte que se escucha en todo el país y que levanta una solidaridad en todas las regiones que estremece al gobierno nacional, propiciando la renuncia del ministro de defensa antes del proceso de moción de censura.

Sin embargo, siempre habrá que tener la expectativa de que se produzca una situación que concite la suma de las voluntades, más allá de las diferencias y de las discusiones necesarias, al fin de cuentas es la razón del ejercicio político pero también los pueblos del mundo han mostrado como en un momento de crisis las amenazas contra la supervivencia hacen de las individualidades el alma colectiva, con la que construyen el futuro.

Para leer otras publicaciones del autor aquí:

Clic
También te puede interesar
Deja Una Respuesta