ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 26 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

¡A la calle, Presidente!

El martes 26 noviembre, 2019 a las 6:46 pm

Sirirí

¡A la calle, Presidente!

¡A la calle, Presidente!
Mario Fernando Prado

El Presidente de los colombianos tiene una gran oportunidad en estos momentos de efervescencia día y calor y luego de estos primeros quince meses de realizaciones que desmienten la mayoría de las acusaciones de las que ha sido víctima, por culpa de no cacarear y mucho menos de haberle repartido contentillos a los lactantes del Estado y demás mamertos muertos de hambre que le están haciendo la vida imposible.

Duque debe convencerse que sin mermelada no hay paraíso y está pagando con creces el no dejarse chantajear por los políticos y los politicastros aliados con el mismo diablo para alcanzar sus oscuros propósitos.

A pesar de ser mucho lo que tiene para mostrar y contar, de golpe por ingenuidad o por creer en la gente, no se ha comunicado directamente con su pueblo y ha utilizado los canales tradicionales que ya no le copian, ni a él ni a nadie, porque ahora las redes sociales son las que mandan.

Todo esto que está sucediendo -y la noche que llega- es un vulgar conjuro orquestado por los que pretenden generar el caos a punta de tergiversaciones y mentiras puestas en boca de personas inocentes, a las que les venden la idea de salir a la calle a protestar sin saber que están haciéndoles el trabajo sucio a esos personajes para alcanzar sus objetivos, y me explico:

La izquierda, sí la izquierda, que no pudo tomarse el poder por las vías de la legalidad, anunció todo tipo de acciones para desestabilizar al gobierno y lo está consiguiendo con los paros y las marchas. Para el logro de sus objetivos ha identificado una serie de necesidades, injusticias y clamores sociales, capitalizando para sí los justos reclamos de los ciudadanos que no saben qué hay detrás de todo esto.

A su turno, los partidos de la oposición y los políticos que los conforman están guardando un perverso silencio porque, repito, sin mermelada no hay paraíso y exigen ‘negociar’ para ya con el buche lleno, respaldar la gestión presidencial que hoy no cuenta con algunos de los grandes medios porque no han recibido los billones de las pautas oficiales.

Así las cosas, el Presidente no tiene de otra que salir a las calles a explicar y defender su gestión y también -y lo más importante- escuchar en directo, de viva voz y sin intermediarios al elector primario, al hombre de la calle que llaman, para establecer un diálogo abierto y directo.

¿Cree acaso Duque que citando a los gobernadores y alcaldes para que le cuenten en medio de los gobelinos palaciegos cómo está la ‘situa’, ya podrá decidir cómo manejar las hordas vandálicas seguramente aupadas por esos mandatarios locales y/o regionales? ¡Mamola!, como gritaría Gaitán.

No coma cuento, estimado Presidente: salga a la calle. Reúnase con los dirigentes del paro y dialogue con ellos. Cuénteles hasta la saciedad su obra de gobierno y hágalo a la colombiana megáfono en mano si es el caso.

Pero no se deje acuscambar hasta por los mismos de su partido, que en política la traición es el pan nuestro de cada día.

************************************

Otras publicaciones de este autor:

¡A la calle, Presidente!
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta