Martes, 29 de noviembre de 2022. Última actualización: Hoy

53% SON MUJERES: ¡BUENA ESA!

El sábado 7 octubre, 2017 a las 7:42 am

53% SON MUJERES: ¡BUENA ESA!

 

En un país supermachista como el nuestro, el dato matemático que encabeza esta columna de opinión sobre la conformación del Tribunal Especial de Paz y las salas de la JEP (Jurisdicción Especial de la Paz), realizada el pasado martes 26 de septiembre del año en curso, de acuerdo a lo pactado en La Habana, cuando 20 mujeres fueron seleccionadas, junto a 18 hombres como magistrados titulares, es toda una novedad, mejor dicho, como dicen por allí: “lo veo y no lo creo”, pero como estamos de acuerdo con ellas y debemos estarlo, en el plano de lo justo y lo necesario, podemos afirmar con mucha alegría en el plano de la igualdad de género: “LAS VEO Y SÍ LES CREO”. De idéntica manera, el 10% de ese egregio tribunal, encargado de juzgar a los responsables de las atrocidades cometidas durante más de 50 años de guerra, son indígenas (dos hombres y dos mujeres) y 10% son afrodescendientes (1 hombre y tres mujeres).

Ese grupo especial y bien seleccionado de 38 magistrados titulares de la JEP, es “único en el mundo”, pues tienen una misión muy especial y muy delicada, a la manera de expertos sabios de Salomón a la colombiana, pues deben tener la sapiencia necesaria y la experiencia, para sopesar y dar los veredictos ajustados a la verdad, monda y lironda, en los casos especiales acaecidos en contra de las víctimas de parte de sus victimarios, durante más de medio siglo de violencia fratricida. Esa experiencia que ellos deben poseer, está cimentada tanto en su sentido común, en su leal saber y entender, como en su conocimiento del derecho, la justicia penal militar, el litigio internacional y la defensa en todos los aspectos de los derechos humanos, lo mismo que el DIH (Derecho Internacional Humanitario). Debemos sentirnos bien representados los colombianos ante el mundo y bien orgullosos, de poseer ese conjunto de personas, esa nómina valiosa de hombres y mujeres, a quienes les va a corresponder la tarea de “desfacer entuertos” y “luchar por la justicia”.

Pero como estamos en Locombia, apenas se dio a conocer tan magnífica noticia, al instante en menos de lo que canta un gallo, surgieron rayos y centellas en forma de comentarios adversos, en contra del egregio Tribunal Especial de Paz (y en contra de las mujeres del mismo). Y quién lo va a creer, fue una mujer periodista y columnista, María Isabel Rueda, quien en su columna del pasado domingo 1 de octubre/17, titulada: “¡Estaba cantado!, manifiesta: “Sus defensores alegan, por el contrario, que lograron algo sensacional: integrar la JEP con una mayoría de mujeres, COMO SI SER MUJER FUERA AUTOMÁTICAMENTE EQUIVALENTE A SER BUENA MAGISTRADA. LA MAYORÍA FEMENINA NO ES LA QUE DA GARANTÍAS A LA JEP (¿????). Tampoco, que lo hayan integrado con representantes de la población indígena, de los afrodescendientes y de distintas partes del país”.

¡Buena esa por el 53% de las mujeres en el Tribunal de la JEP! Se han ganado su designación por derecho propio y sin preferencias de ninguna índole. Mi venia ante ellas, mis respetos y mis aplausos. Como dijo el cantante y artista Lenny Kravitz: “CREO QUE LAS MUJERES DEBERÍAN CONTROLAR EL MUNDO POR SU SENSATEZ, SU INTUICIÓN Y LA FUERZA DEL PODER FEMENINO”.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?