Jueves, 21 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

524 AÑOS DE RESISTENCIA

El viernes 14 octubre, 2016 a las 9:43 pm

CREPITACIONES 2015

Siempre que llega un 12 de octubre de cada año, automáticamente asociamos esa fecha histórica con el mal llamado “Descubrimiento de América”, realizado por el navegante genovés Cristóbal Colón en el año de 1492, hace ya 524 años, cinco siglos y 24 años. Desde que estábamos en la escuela, nuestros queridos maestros de esos años, nos insistían e insistían en esa fecha y en la prodigiosa “aventura” que realizó “el gran descubridor” al atreverse a surcar el gran océano y buscar “el camino más corto para llegar a las Indias Orientales, la gran China”, proeza ya realizada por Marco Polo, el comerciante veneciano, quien la hizo por tierra a través del interior de Asia. El gran objetivo comercial de las potencias de esos años, España, Portugal y Francia, era encontrar esa vía, más corta y directa. Así lo entendieron los llamados Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, quienes ni cortos ni perezosos se apresuraron a ayudar a Colón, “pensando no tanto en ese camino corto, sino en las posibles ganancias que pudiesen obtener en la parte comercial”. La mejor prueba de esta afirmación, consistió en que “les gustó tanto” ese primer viaje, que con toda la alegría del caso, financiaron otros tres viajes, en 1493, en 1498 y en 1502.

La historia anterior la podemos llamar la historia geográfica de Colón, una especie de historia rosa, demasiado suave, porque a través de los años, de nuestras lecturas frecuentes, de investigar aquí y allá, se nos han abierto los ojos y hemos descubierto la verdadera historia, la historia triste, escondida tras esos encuentros de los navegantes españoles, desde el mismo momento en que Colón “pisó tierra del nuevo continente”. Esa historia verdadera, consistió nada más ni nada menos que en el comienzo del genocidio de los primitivos habitantes de estas tierras, unido al arrasamiento de las primitivas e importantes culturas indígenas que florecieron en varios países americanos, sin olvidar el pillaje descarado del oro americano y de otras riquezas autóctonas. Estas historias verdaderas del dolor americano, las podemos encontrar bien documentadas en autores como Eduardo Galeano (“Las venas abiertas de América Latina”) y William Ospina (“América mestiza”, “Ursúa” y “El País de la Canela”).

Dentro del anterior contexto, es muy importante resaltar durante estos días, desde el pasado 6 de octubre del presente año, la participación activa de más de 5000 indígenas provenientes de varias etnias del país, asociadas a la ONIC (Asociación Nacional de Indígenas de Colombia), representando a 55 organizaciones y 102 pueblos indígenas, desde los wayuu en la Guajira, hasta los misak (guambianos) de nuestro departamento del Cauca. Incluso, el pasado martes 11 de octubre/16, en las sesiones ordinarias del Senado, dos representantes de ellos, Liliana Pechené, líder de la comunidad indígena del Cauca y Joaquín Morales, gobernador de Guambía, cada uno en cinco minutos, expusieron en lenguaje sencillo parte de su historia de resistencia y de su apoyo a la paz.

Para concluir, nada mejor que compartir con ustedes una cita importante del escritor Eduardo Galeano, a propósito de lo comentado y que resume muy bien lo escrito antes: “VINIERON. ELLOS TENÍAN LA BIBLIA Y NOSOSTROS TENÍAMOS LA TIERRA. Y NOS DIJERON: “CIERREN LOS OJOS Y RECEN”. Y CUANDO ABRIMOS LOS OJOS, ELLOS TENÍAN LA TIERRA Y NOSOTROS TENÍAMOS LA BIBLIA”.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?