ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 17 de enero de 2022. Última actualización: Hoy

3er capítulo: Balzac y una pluma amarilla Lamy

El lunes 29 noviembre, 2021 a las 12:44 pm
3er capítulo: Balzac y una pluma amarilla Lamy

3er capítulo: Balzac y una pluma amarilla Lamy.

(…si quieren leer los dos capítulos anteriores, entren a http://www.lavidaenfinanzas.com)

Jorge A Ruiz M

-Este aroma se me hace conocido- dijo Patrick, haciéndose el que miraba para otro lado, como mirando hacia el cielo. -Podría jurar que es la deliciosa Pleats please de Issey Miyake, aunque uno nunca sabe, ¿será que le atiné?- le dijo Patrick a Emilia, encontrándosela ahí de frente, ella plenamente saliendo del colegio y él plenamente atafagado tratando de llegar a su casa.

-Jajaj, hey, tú eres el que estaba al lado mío en el Transmilenio- le respondió Emilia. Ella tenía muy presente su sonrisa y el libro que él llevaba en su regazo, uno relacionado con Psicología. -Vaya coincidencia, de razón el afán con el que saliste, qué pena, no puedo tratar a la gente de Usted. Venías para este colegio, yo vivo por aquí cerca- le respondió Patrick.

-Sí, claro, venía a la presentación de mi hijita, se tenía que disfrazar, típico- decía Emilia, un poco acalorada por ese picante sol del mediodía, ese sol picante de clima frío que anuncia implícitamente un aguacero posterior. -¿Y tú vives por aquí o trabajas por aquí o qué?- le preguntó Emilia, evidentemente bajo un halo de confianza. Así haya gente desconocida, uno sabe cuándo preguntar algo y cuándo callarlo.

-Sí, sí, vivo por aquí, cerca de la peluquería de Johny, por aquí cerquita. Aprovecharé un par de horas para escribir unas cosas y vuelvo a salir- le respondió Patrick.

-Qué bien. Te deseo mucha suerte en todo- le dijo Emilia.

-Gracias. Oye, mira que ahora que tengo presente, cuando saliste del Transmilenio una señora no sé, no recuerdo bien, pero te gritó porque se te había caído algo, ¿será posible?- le dijo Patrick.

-Ay sí, seguramente, mira que ahora que tuve que firmar la asistencia en la clausura, iba a firmar y no encontraba mi pluma Lamy amarilla, juré que se me había quedado en la oficina pero no, claro, yo la tenía, estaba subrayando un libro en el Transmi y se me cayó, qué rabia- dijo Emilia. -¿Quién sería la señora? esa pluma es fina, en serio qué tristeza- decía Emilia, mitad perorando y mitad comentándole a Patrick.

-Ni idea. Que estés bien. Oye, última pregunta: ¿sí acerté?- preguntó Patrick.

-Jaja, eso queda en tu imaginación, si supuestamente eres tan bueno con las fragancias, con Chanel, Lancome y Carolina Herrera, no deberías preguntar si estás o no en lo correcto- dijo Emilia. En ese momento un camión pitó, unas niñas se reían bastante duro, pasó una moto y empezó a transitar más gente de lo habitual, generando capas y más capas de ruido, de imágenes superpuestas. Todo se empezó a difuminar y no hubo más interacción. Ese famoso sol de mediodía se iba escondiendo, ya casi venía la lluvia.

Patrick llegó a su casa, se quitó sus botas Palladium, se sirvió jugo de naranja, puso acid jazz y empezó sus labores, no sin antes retomar uno de los 5 libros que andaba leyendo: “Las ilusiones perdidas” del gran magnánimo Balzac. Nadie es mejor que él, o bueno, es uno de los mejores escritores. Tenía pendiente ver cómo iba desenvolviéndose la historia de Lucien, un escritor que llegó a París desde la provincia. Este libro transcurre durante la revolución de 1835, imaginen no más el París de esa época, demacrado y fragmentado luego de la gran Revolución, con R mayúscula, de 1789.

Él continuaba leyendo. Para Patrick no había mejor actividad que leer, era mucho mejor que conversar, mil veces más interesante que hablar, pero pues conocer una niña como Emilia bien valía la excepción. El perfume de una niña es su huella, es la credencial de su alma.

Antes de empezar, miró para todos los lados, por la ventana, se aseguró que no hubiera nadie y sacó de su bolsillo la pluma Lamy amarilla. La que se le cayó a Emilia. Dijo para sí mismo: -Vea pues, con que esta pluma es fina, vamos a ver cuándo me la vuelvo a encontrar-

(continuará)…

*******************************

Más música y más frases en mi Instagram @kemistrye.

P.d. Para los que estén en Popayán, el día 17 de diciembre se hará el lanzamiento de mi libro Osías y Laura. Luego verán la invitación, será algo mágico ese día. Se hará en la Casa Mosquera.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?