ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 4 de junio de 2020. Última actualización: Hoy

2020: DIJE SORPRÉNDEME, !NO MÁTAME!

El sábado 28 marzo, 2020 a las 9:58 am
2020: DIJE SORPRÉNDEME, !NO MÁTAME!
Otros artículos de este autor aquí

2020: DIJE SORPRÉNDEME, !NO MÁTAME!

No hay máquina para analizar las pruebas de COVID-19, pero ya tampoco hay pruebas para diagnosticar el virus; y los recursos para atender la emergencia el Gobierno se los dará a los bancos. Según la procuraduría el 80% de las muertes con los síntomas del COVID-19 son falsos negativos, lo cual nos habla de un gran subdiagnóstico de casos letales a la fecha por el virus. Aparte de esto, Trump pone precio a la cabeza de Maduro, primer campanazo de una próxima guerra con Venezuela… Empiezan los saqueos por el país que vive de la informalidad… Y mientras Alemania tiene 8 camas por cada mil habitantes, los colombianos tenemos solo una ¡y ya está ocupada! La situación de Colombia no puede ser peor. Como dijo Gardeazabal: “¡Nos llevó el putas!”.

Hoy, la máquina que analiza las pruebas, anunció el Instituto Nacional de Salud, no puede ser reparada. Tampoco traerán otra de Alemania, so excusa de que en ese país (único fabricante), las exportaciones están bloqueadas por la pandemia.

La pregunta es obvia, ¿acaso Señor Presidente de Gorsobia, no hay otra forma de solucionar este impase? ¿No hay un avión presidencial, ni otros Gobiernos dispuestos a ayudar?

En esta finca de Luis Carlos Sarmiento Angulo llamada Colombia, cuyos capataces son Álvaro Uribe e Iván Duque, los pensionados la van a palmar de Covid-19 sin que el Gobierno haga nada, para así aliviar el hueco fiscal. El paso de las pensiones públicas al sector bancario, será suave y solo traerá réditos al dueño de la finca y del grupo Aval. Nada raro sería que todo esto fuera un montaje, un cuento CHINO (no el Coronavirus, sino el daño irreparable de la máquina de las pruebas), para que los millares de compatriotas víctimas que tendremos en un par de meses por COVID-19, no entren dentro de las estadísticas mundiales y puedan morir los viejos (la crisis del capitalismo nacional según ellos, y no la corrupción) mientras el Gobierno hace lo único que repite como loro: lavarse las manos al salir airoso con bajas estadísticas de la crisis.

Hablemos ahora de ficción. Ya lo dijo Camus en «La Peste»: «Lo peor de la Peste no es que mata los cuerpos, sino que desnuda las almas, lo cual resulta aún más horroroso». Si Jesús escuchara las súplicas del Papa Francisco en este día 27 de marzo del año del Apocalípsis, nuestro champán de paja y excrecencias llamado Colombia, se hundiría en el fondo de la mar de la ignomina, pero habría un milagro: antes de que empiece la guerra fronteriza y pasen las pensiones a la banca privada, morirán Sarmiento Angulo, Uribe, Duque, Gerlein, Vargas Lleras y los Char de Coronavirus (la única corona que se merecen ciertos «viejos Cacorros» como reza el meme); también Maduro, los rastrojos, todos los congresistas que votaron a favor de la reforma fiscal y también los que votaron en contra de ella pero no minaron el quórum, como los del partido Liberal. Morirán los bandidos, morirán los corruptos. Todos los abusadores de niños, los psicópatas, los politiqueros sociópatas y los banqueros con trastorno disocial…

Ya lo dijo Churchil: «When you are going to hell…keep going. ¡Que viva la Pandemia, salvadora del mundo actual, más real y milagrosa que la virgen de Chiquinquirá!

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta