OTRA VEZ SANTURBÁN, HERIDA DE MUERTE – Proclama del Cauca
Jueves, 19 de octubre de 2017. Última actualización: Hoy

OTRA VEZ SANTURBÁN, HERIDA DE MUERTE

El martes 10 octubre, 2017 a las 10:02 am
Bulevar de los Días

OTRA VEZ SANTURBÁN, HERIDA DE MUERTE / Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

Parte del multitudinario rechazo en la Capital de Santander*

No lo puede uno creer. Que la “autoridad”, el ANLA lo permita, la valide, no se dé cuenta… Que se autorice atentar contra la imperiosa necesidad humana del agua y se reemplace por la codicia del oro para unos concesionarios, verdaderos lobos y enemigos de todo un conglomerado de dos departamentos. Porque Santurbán abastece no solo a una ciudad como Bucaramanga, sino a otros municipios vecinos.

Cómo puede el oro suplantar la necesidad del agua. Gente de Abu Dabi, con la empresa Minesa con nombre criollo prestado por gobernantes santandereanos se vino a beber con unos cuantos buldózeres el agua de varios municipios. Se piensa llevar el metal de las entrañas donde se recoge la reserva que da de comer y beber a sorprendidos habitantes, mujeres, hombres y niños colombianos.

No es la primera vez que, como un toro de lidia, se le viene encima a la montaña una inversora extranjera a llevarse el mejor tesoro ecológico del país: su agua. No han nombrado la palabra agua: es el oro que dicen vienen a llevarse. No es al toro al que quiere el torero es a la paga y a la gritería que produce sacar de las entrañas que sostiene al agua el metal de su codicia.

Ellos vienen con el Esmad, como ayer en Coconuco, y lloverán los palos y hasta habrá uno que otro muerto. Pero el contrato está hecho y firmado y durará 23 años hasta arrancar la última pepita de oro de la arsenopirita y cobre y el uranio. Y tiene el visto bueno de la alta Agencia de la Minería. Vale más el cheque de un jeque árabe que la salud y la vida de unos cuantos pingos con alpargatas…

“Por la defensa de Santurbán” se veía en varias pancartas enormes. “Nuestro oro es el agua”, decían los santandereanos del Sur y del Norte en Cúcuta.

Sonarán los tiros y caerá el primero y se espera la desbandada para que desocupen el terreno los miedosos pingos. Lo demás ya se sabe. Vendrá el Comandante y regañará al que hizo el disparo y se investigará hasta que caiga el culpable si fue que lo hubo. Porque se dirá que la gente se fue contra los soldados que eran muy pocos, pero iban armados.

La defensa de la vida, del agua que les ha dado el sustento y lo seguirá dando mientras haya pueblos sedientos y ciudades progresistas como Bucaramanga. La comarca no puede ceder. Está en juego su supervivencia. No los van a engañar como ocurrió en Guatapé que los ilusionaron con unas cajitas de cartón muy bien alineadas sobre una loma pelada.

Está en juego no solo la sobrevivencia de unos seres vivos actuales, habitantes usuarios de esta reserva hídrica, sino de futuras generaciones que deberán emigrar a otras partes. ¿En dónde quedó la Constitución en su artículo 1, en dónde el amor patrio, la solidaridad del pueblo moderno que necesita solución para sus necesidades básicas primarias?

09-10-17                                                 6:30 p.m.

http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/marcha-en-bucaramanga-y-cucuta-en-protesta-contra-proyecto-de-minesa-en-el-paramo-de-santurban-138558

*https://www.facebook.com/eltiempo/videos/10154874125597805/