LA HORA DE EDER – Proclama del Cauca
Sábado, 23 de septiembre de 2017. Última actualización: Hoy

LA HORA DE EDER

El Jueves 20 Abril, 2017 a las 7:55 am

Gustavo Álvarez Gardeazábal / @eljodario / eljodario@gmail.com

En el Valle del Cauca han encargado al heredero de un histórico apellido de levantar el ánimo de una región que no despierta tan fácilmente. Alejandro Eder, un muchacho que fue consejero presidencial de Santos y ayudó a tejer las redes de la paz que terminaron con el Pacto de La Habana, retornó a la tierra nativa y fue nombrado para dirigir la FDI, una institución que los de la Cámara de Comercio mantuvieron muerta por años.

Hasta ahora Eder no había tenido oportunidad de demostrar su liderazgo. Pero por estos días, cuando el gobierno nacional ha ido implementando las ZOMAC, las zonas de mayor afectación en el conflicto que hemos vivido, se la pintan calva. En el Zomac y la Reforma Tributaria se permite que hasta el 50% de los impuestos de los grandes contribuyentes puedan ser destinados en los próximos dos años a obras que trasformen las zonas escogidas donde se vivió la guerra. Y como en el listado de los municipios seleccionados están Buenaventura y Tuluá, que sufrieron todas las guerras y llenaron de cruces sus cementerios, la ruta está trazada.

En Buenaventura se pide a gritos el acueducto y si Eder es capaz de juntar a diez o veinte grandes contribuyentes del puerto y montar la gerencia y la fiducia que exige la ley para el nuevo acueducto, el problema de esa ciudad estaría rápidamente solucionado. Y en Tuluá, tampoco hay discusión. Debe ampliarse y pavimentarse la vía terciaria que lleva a Barragán y Roncesvalles, en el Tolima, atravesando esa rica zona agropecuaria donde en miles de hectáreas tractorables a 3 mil metros de altura podrían volver a sembrarse de trigo y cebada, curubas y fresas y de nuevo producir y sacar los miles de litros diarios de leche que la guerra mató.

*******************************

Audio de esta columna en la voz de su autor:

Listen to “la hora de Eder” on Spreaker.