ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 20 de julio de 2019. Última actualización: Hoy

18 de agosto: dos asesinatos patéticos

El domingo 19 agosto, 2018 a las 2:35 pm

18 de agosto: dos asesinatos patéticos

18 de agosto: dos asesinatos patéticos

El 18 de agosto de 1936, el poeta y dramaturgo Federico García Lorca fue fusilado dizque por homosexual, socialista y masón. Fue uno de los tantos crímenes cometidos por la dictadura de Francisco Franco, en pleno marco de la Guerra Civil Española.

En la misma fecha, pero 53 años después, el 18 de agosto de 1989, en Soacha, Cundinamarca, otra tragedia sacudió la historia política del país y conmovió a todos los colombianos: el candidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento fue asesinado mientras realizaba un acto de campaña. Fue uno de los tantos crímenes cometidos por el narcotráfico en una guerra sin descanso contra el gobierno y su lucha antidroga.

18 de agosto: dos asesinatos patéticos

Federico García Lorca

Hace ya 82 años fue asesinado uno de los más grandes autores de la literatura española, que aún perdura en la memoria de los amantes de las letras y las artes: Federico García Lorca.

El poeta y dramaturgo andaluz de mayor influencia y popularidad de la literatura del siglo XX, nacido el 5 de junio de 1898, fue fusilado por el franquismo cuando contaba con 38 años, tras el golpe de Estado que dio origen a la Guerra Civil Española un mes después de iniciada, cuando en una situación política insostenible se empezó a vivir una época de violencia e intolerancia. Su cuerpo permanece enterrado en una fosa común anónima en algún lugar del camino que va de Víznar a Alfacar.

García Lorca estudió Derecho, Filosofía y Letras en la Universidad de Granada. Conocido por su destreza para la poesía y en muchas otras artes, mantuvo a lo largo de su vida su gusto por la música, tanto que trabajó como pianista en la grabación de discos, igual, sus polifacéticos intereses lo llevaron a dedicarse con pasión al dibujo y al teatro.

Trabó amistad con poetas de su generación como Antonio Machado, y artistas como el pintor catalán Salvador Dalí y el cineasta Luis Buñuel, mientras era ‘odiado’ por detestar la política partidista y por sus declaraciones contra las injusticias sociales, convirtiéndose en un incómodo personaje de la izquierda.

Fruto de intensa amistad fue la «Oda a Salvador Dalí«. Y fue el mismo Dalí quien animó al escritor a iniciarse en la pintura, consiguiendo que en 1927 presentase su primera exposición en las Galeries Dalmaude Barcelona. Por su parte, Lorca alentó a Dalí como escritor.

El primer libro que publicó Lorca fue «Impresiones y paisajes», en 1917, una obra de prosa en la que relata su paso por Castilla, Galicia y Andalucía gracias a los viajes organizados por uno de sus profesores de Universidad, Martín Domínguez Berrueta.

En 1921 publicó su primera obra en verso, Libro de poemas. El reconocimiento y el éxito literario de Federico García Lorca llegó con la publicación, en 1927, del poemario Canciones y, sobre todo, con las aplaudidas y continuadas representaciones en Madrid del drama patriótico Mariana Pineda, basado en un suceso ocurrido casi cien años antes: bajo el exacerbado absolutismo de Fernando VII, Mariana Pineda había sido condenada a muerte por bordar en una bandera una inscripción liberal.

Llegó a su plena madurez con el Romancero gitano (1928). Tras este éxito, Lorca viajó a Nueva York, ciudad en la que residió como becario de la Universidad de Columbia durante el curso 1929-1930. Las impresiones que la ciudad dejó en su ánimo se materializaron en Poeta en Nueva York (publicado póstumamente en 1940).

De nuevo en España, luego de permanecer algún tiempo en Cuba y Argentina, en 1932 Federico García Lorca fue nombrado director de La Barraca, compañía de teatro universitario que se proponía llevar a los pueblos de Castilla el teatro clásico del Siglo de Oro.

La cima de su producción y que sitúan a Lorca entre los grandes dramaturgos europeos del periodo: Bodas de Sangre (1933), Yerma (1934) y La casa de Bernarda Alba (1936), considerada su obra maestra, fue también la última.

Luis Carlos Galán Sarmiento

53 años después de la muerte de García Lorca, el 18 de agosto de 1989, el rumbo de la historia política de Colombia se truncó, pues la noche de ese trágico día el candidato por el Partido Liberal, Luis Carlos Galán Sarmiento, quien a los 46 años de edad se reafirmaba como el más firme aspirante a Presidencia de la República, fue asesinado.

Los hechos ocurrieron poco antes de comenzar su discurso en un evento público electoral en el municipio de Soacha, Cundinamarca, donde fue ultimado por Jaime Eduardo Rueda Rocha y Henry de Jesús Pérez (autores materiales), Carlos Castaño Gil y Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias ‘Popeye’ (determinadores), Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha y Alberto Santofimio Botero, quien ejerció como Ministro de Justicia entre los años 1974 y 1978 (autores intelectuales).

Galán alcanzó a ser llevado con vida y consciente al hospital de Kennedy en Bogotá, a media hora del municipio, donde murió a pesar de los esfuerzos médicos.

Tras declaraciones hechas por el confeso narcotraficante Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias «Popeye«, la Fiscalía vinculó al crimen al también político Alberto Santofimio Botero, quien en sentencia de primera instancia que fue apelada, fue declarado autor intelectual y condenado a 24 años de prisión por el magnicidio.

El 14 de febrero de 2012 el exjefe paramilitar Diego Fernando Murillo Bejarano, alias «Don Berna», declaró ante la Fiscalía que el antiguo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia, Carlos Castaño Gil, fue el determinador del magnicidio, pues Galán representaría un peligro para ellos en esa época si llegaba a ser presidente de Colombia.

En el año 2016, el Consejo de Estado de Colombia declaró este crimen como delito de lesa humanidad. En Noviembre de ese año fue condenado a 30 años de cárcel el general (r) de la Policía, Miguel Maza Márquez, quien ejercía como director del DAS para la época del crimen, debido a que debilitó de manera deliberada el esquema de seguridad del candidato presidencial, aún sabiendo de las amenazas en su contra.

Galán había nacido en Bucaramanga, el 29 de septiembre de 1943. Fue abogado y economista, de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, periodista del periódico El Tiempo y candidato a la presidencia de Colombia en 1982 por el Nuevo Liberalismo y en 1989 por el Partido Liberal Colombiano.

Carlos Lleras Restrepo nombró a Galán en su primer cargo público como miembro de la delegación colombiana a la Conferencia Mundial de Comercio y Desarrollo, en Nueva Delhi en 1969. Al año siguiente, el nuevo presidente, Misael Pastrana, lo designó como ministro de Educación, cargo en el que permaneció hasta 1972, cuando pasó a la embajada de Colombia en Italia durante cuatro años más.

En 1976 regresó al país para codirigir la publicación Nueva Frontera del expresidente Lleras Restrepo. En las elecciones de 1978 obtuvo un escaño para el Senado en representación de Santander. En 1979 fundó el movimiento Nuevo Liberalismo, como una disidencia interna del Partido Liberal.

Luego de recibir varias amenazas a partir del 23 de julio, un día después de la convención liberal en que Galán resultó elegido candidato del Partido Liberal, salió ileso de un atentado que no llegó a consumarse en Medellín el 4 de agosto de 1989 cuando se disponía a dar una conferencia en la Universidad de Antioquia. Dos semanas después sería asesinado en Soacha, Cundinamarca.

Dos valiosas vidas que fueron truncadas por una trágica persecución política un día como hoy, 18 de agosto.

****************************

Otros editoriales de este autor: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/editorial-alfonso-j-luna-geller/

Deja Una Respuesta